Frente al expolio a los ciudadanos, sí hay otra política

2

Andrés Gómez *

No son obligaciones, son recomendaciones según Rajoy, pero se han cumplido e incluso excedido las condiciones impuestas por Merkel y la Comisión Europea para el rescate a la banca. Formalmente no hay rescate a España, pero las condiciones son las mismas y sin la ventaja de financiar la deuda soberana con intereses más bajos. España seguirá sometida a los designios de unos mercados que no han acogido con excesivo entusiasmo las durísimas medidas anunciadas por el Presidente en el Congreso, y han respondido con bajadas moderadas de la prima de riesgo, que vaticinan que, en cualquier momento volverán a la carga.

En España, el presidente de la patronal CEOE reacciona diciendo que se "está en el buen camino, pero que se han bajado poco las cotizaciones a los empresarios y se ha subido mucho el IVA". ¿Le preocupa a este señor el déficit. Evidentemente, no.

Publicidad

La reforma laboral masacró el derecho del trabajo en el sector privado y en el personal laboral de las administraciones públicas, impulsando una devaluación competitiva de los salarios, sin que por el  momento haya tenido más impacto en el empleo que un mayor crecimiento del paro.

Ahora los empleados públicos, a los que ya se les habían reducido un 5% sus salarios, y en algunas Comunidades y Ayuntamientos más, perderán una paga extraordinaria y verán incrementada su jornada.

A los desempleados se les recortan unas prestaciones, no precisamente generosas, a partir del sexto mes de cobrarlas, se amenaza con endurecer las condiciones de su cobro y se anuncia la posibilidad de retirar la prolongación extraordinaria del subsidio de 425 euros.

Los pensionistas no se libran. Se guarda la formalidad de llevar los recortes al Pacto de Toledo pero se anuncian modificaciones a lo ya modificado por el Gobierno anterior, para acelerar el retraso de la edad de jubilación a los 67 años, ampliar a toda la vida labora el cálculo de la pensión y endurecer las jubilaciones anticipadas, que ya sólo están previstas prácticamente para los parados de más edad. Pero habrá más, porque condicionan cualquier discusión con el anuncio de una bajada de dos puntos a las cotizaciones empresariales, que reducirán la recaudación y pondrán en peligro el equilibrio de las cuentas de la Seguridad Social.

No queda títere con cabeza. Y por si fuera poco se sube el IVA en más de dos puntos como promedio y se anuncian nuevos impuestos para los hidrocarburos y la electricidad. Todo este aquelarre se añade a los recortes continuados a la educación, la sanidad y los servicios sociales y a las subidas desorbitadas de tasas y precios públicos de los servicios municipales y autonómicos.

Rajoy dice que "no hay otro remedio" y señala que la causa está en el "excesivo endeudamiento de los agentes económicos". No dice que más de unos que de otros, porque más de dos tercios de la deuda privada, que es la inmensa mayoría, corresponde a las promotoras inmobiliarias, las grandes empresas del Ibex 35 y, por tanto, de las entidades financieras que dieron voluntariamente crédito a estas actividades por los "ingentes beneficios" que, equivocadamente, preveían.

Lo que vamos a pagar la inmensa mayoría de los ciudadanos está claro y muchos lo pagarán con inmenso sufrimiento. Los responsables no pagarán nada, al contrario están recibiendo. Han recibido una amnistía fiscal que, encima, se están pasando "por debajo del arco del triunfo", y van a recibir una reducción de cotizaciones sociales con carácter general, tanto si tienen muchos beneficios como si no, tanto si invierten y crean empleo como si no. Y eso en un momento en que se da a conocer que los administradores de las empresas del Ibex incrementaron un 5% sus retribuciones el año pasado y los consejeros ejecutivos el 9%.

¿Que no hay más remedio?. ¡Claro que lo hay!. Dos ejemplos muy simples lo ilustran.

El ministro Montoro fue el primero que anunció en la Escuela de Verano de la FAES la subida del IVA y su peregrino argumento fue que "si todo el mundo pagase este impuesto no habría que subirlo porque se recaudaría más del triple que los que representará la subida". Es decir que se carga sobre los que cumplen lo que se renuncia a perseguir a los que defraudan. Eso no es un mal inevitable, es una decisión política.

Con la subida del IVA se prevé, que es mucho suponer, una recaudación adicional del entorno de siete mil millones de euros. Cada punto de bajada de cotizaciones sociales a los empresarios equivale a tres mil quinientos millones, o lo que es lo mismo, la bajada de dos puntos equivaldrá a la subida del IVA. En su último memorando sobre España, el FMI recomendaba que no se bajasen cotizaciones, en tanto el déficit público no bajase del 3% del PIB. La conclusión es obvia, la subida del IVA no es para reducir el déficit, sino para bajar las cotizaciones a los empresarios. Otra decisión política marcada por la ideología y no por la necesidad.

Son dos ejemplos, pero podría haber más. Un impuesto mejorado sobre el Patrimonio o las grandes fortunas, permitiría gravar a los que se han enriquecido sin freno durante los años de euforia y recaudar varios miles de millones de euros. El pago medio sobre los beneficios de las empresas tiene un tipo real que no llega al 10% (el 8% para las empresas más grandes). Una mejora de este impuesto que hiciese que se cumpliesen simplemente los tipos establecidos, duplicaría su recaudación.

El sufrimiento que se podría evitar con medidas como estas, el crecimiento que se podría impulsar, reduciendo al mismo tiempo el déficit, es cuantificable. Hay otro remedio pero no quieren aplicarlo, porque han decidido que no van a tocar los intereses de los más pudientes y que van a descargar todo el coste de esta crisis en la población modesta y trabajadora. Y eso no es un mal inevitable, es, simplemente, ideología ultraconservadora y defensa de los intereses de los más fuertes, que además son los más responsables de esta situación.

(*) Andrés Gómez es economista. Fue miembro de la Ejecutiva Confederal de CCOO.
2 Comments
  1. elagux says

    Realmente: ¡¡ ¿es tan difícil de ver? !!

Leave A Reply

Your email address will not be published.