Mujeres víctimas de violencia de género: una huelga de hambre silenciada

19
Gloria Vázquez, a la izquierda., Aída Blanco, a la derecha, ambas en huelga de hambre. Abajo, Susana Viqueira, de la red de apoyo de Ve-la Luz a la huelga. / B. Cao
Gloria Vázquez, a la izquierda; Aída Blanco, a la derecha, ambas en huelga de hambre. En el centro, Susana Viqueira, de la red de apoyo de Ve-la luz a la huelga. / B. Cao

La Asociación Ve-la luz convocó a sus socias y dirigentes a una huelga de hambre, y como consecuencia, 10 mujeres gallegas iniciaron, en la noche del 14 al 15 de octubre, una huelga con esta característica, y 12 días después, son las grandes silenciadas en la acción social de nuestro país.

Ve-la luz nació en Galicia en 2009 como organización reivindicativa, asistencial y de apoyo a las víctimas de la violencia de género (V.G.). Su papel ha ido creciendo en estos años, a pesar de los recortes en las subvenciones (este año, el total de euros que reciben de la Xunta de Galicia asciende a 720, para el programa de reinserción integral de víctimas de V.G.) y, entre otros, tiene convenios con las tres universidades gallegas (Santiago, Vigo y A Coruña) para que alumnado de Derecho y Psicología realice sus prácticas en la Asociación. Una importante labor pedagógica.

Publicidad

Pero también han protagonizado acciones de denuncia de las que esta huelga de hambre es un punto de inflexión en sus reivindicaciones contra la situación de las víctimas de V.G., tanto mujeres (víctimas directas) como sus hijos e hijas (víctimas directas, indirectas o colaterales), con una relación de demandas que pasan por:

- Medidas para que cuando haya indicios de violencia de género se suspendan las visitas e impedir el acceso de los (supuestos) maltratadores a cualquier tipo de custodia.

- En casos de falta, no sólo de delito, retirada del acceso de los condenados a la solicitud de custodia.

- Si en los casos de condena se retira la patria potestad, que se suspenda también el régimen de visitas.

- Renovación del personal de los juzgados de violencia de género cada dos años (lo que conllevaría procesos de formación en violencia de género a la mayoría del personal de los juzgados).

- Revisión de las sentencias de los últimos 5 años.  En Galicia se han sobreseído el 57% del total estatal de casos.

Sobre este último punto, el jueves el Partido Popular aceptó crear una comisión de investigación en el Parlamento gallego, donde participen las víctimas (Ve-la luz), y con el compromiso de presentar una proposición de ley en tres meses. Los demás puntos, el Partido Popular los matiza pero no pone barreras insalvables, salvo el primero, la suspensión de las visitas y que se impida el acceso a la custodia. En este punto, el PP considera que se requiere una modificación de la ley, y Ve-la luz insiste en que la ley da capacidad al juez/jueza para determinarlo. Por tanto, su demanda se ciñe a que haya una obligatoriedad, en aras a la protección de los/las menores.

Mientras no se salve este punto, las mujeres de Ve-la luz siguen en su empeño, denunciando el (mal)trato que sufren en los juzgados, por mucho que su salud empiece a resquebrajarse después de tantos días sin comer. Y a ese (mal)trato  habría que sumar el de los servicios sanitarios (Sergas), que hasta el pasado jueves 24, por la tarde, no activó el protocolo en casos de acciones de estas características.

De las 10 mujeres (Eva, Vicenta, Érika, Gemma, Fini, Gloria, Aída, Mariluz, Cris y Sandra), 8 se mantienen en la huelga; las otras dos se han tenido que retirar por cuestiones sanitarias. Todas son madres, todas son víctimas de V.G., todas –salvo una- tienen denuncias de sus maltratadores por no cumplir el régimen de visitas. Y una es la madre de un maltratador, y su compromiso está centrado en conseguir que se retire la custodia de su nieto a su hijo, que también la ha maltratado a ella y al que han impuesto una orden de alejamiento de su propia madre.

Parece claro el motor de la lucha colectiva que están llevando adelante: exigir que en los juzgados de V.G. se cumpla la ley y que se proteja a las mujeres maltratadas y a sus hijos/as.

Sin embargo, pocos apoyos están encontrando en su camino. Ningún grupo parlamentario autonómico ha recogido sus demandas y las ha hecho suyas. Su interlocución con el Partido Popular es en solitario, hasta donde lleguen sus fuerzas, sin presión social, sin presión parlamentaria, sin presión mediática. Y con una soledad incomprensible, porque ninguna asociación de mujeres, que trabaje contra la V.G. o que reúna a mujeres con intereses transformadores se ha volcado en apoyarlas.

Quizás la clave de esta ‘soledad’ esté en una característica que parece recorrer a todas las mujeres de Ve-la luz, tanto las que están en huelga como las que mantienen la red de apoyo que cuida de los hijos e hijas y de las necesidades familiares de las huelguistas: no son víctimas victimizadas. Son víctimas formadas, rompen con el estereotipo, dirigen sus designios directamente. No necesitan tutelas, ni portavoces. Un ejemplo claro de ello es Gloria Vázquez, presidenta y portavoz de Ve-la luz.

Gloria señala con claridad la importancia de que sean las propias víctimas las que se enfrentan a las demandas, las que hacen la huelga “que no encierro, porque las que tienen empleo van a él y vienen aquí a dormir”. Aquí es un local-campamento, con humedades, cerca de la Audiencia Provincial de A Coruña.

Gloria envuelve con la fuerza de su discurso. No es sólo una mujer comprometida y concienciada. Se ha ido formando en todos los temas, sobre todo judiciales, que rodean la violencia de género. No se arredra ni ante el poder judicial ni ante el poder político. Tiene 40 años y me cuenta que enseguida se dio cuenta de la necesidad de estudiar para conocer y entender en qué estaban metidas como mujeres víctimas de V.G. Cuando le pregunto por la huelga, dice sin titubear: “Nos quitaron tanto, que nos quitaron hasta el miedo”. Y parafraseando a Karl Marx: “No tenemos nada que perder y mucho que ganar”.

Para Gloria, la escasa repercusión de la huelga en los medios de comunicación viene dada porque “los grandes medios reciben ayudas (publicidad) de los gobiernos de turno”. Además, ya sabemos que quienes deciden en estos medios no parecen considerar a las mujeres como sujetos de noticia, sino como objetos y víctimas. Ellos, los que deciden, son parte de un modelo que considera a las mujeres víctimas propiciatorias, no cuestionan los motivos de la huelga, simplemente la ignoran.

No duda cuando dice: “nuestra huelga de hambre visibiliza el proceso de huelga de hambre permanente al que se somete a las víctimas, con juicios, procesos, pago de abogados…” por no cumplir el régimen de visitas. Me lo cuenta a la puerta del local-campamento, mientras se prepara para ir a comprar una calabaza para el halloween de su hijo… porque ellas si tienen claro cuál es el bien a proteger.

Para conocer mejor sus historias y sus razones, han realizado el siguiente vídeo.

(*) Berta Cao es consultora de género y Máster en Género y Políticas de Igualdad.
19 Comments
  1. Croquetiforme says

    Estas medidas son una exageración, los indicios no pueden ser suficientes para solicitar estas demandas. Por otra parte la renovación de los juzgados, ¿qué sentido tiene? ¿Eso se lleva a cabo en algún juzgado?

  2. Verbarte says

    La violencia machista es una prueba más de la operación cosmética que se aplica a la ética. http://wp.me/p2v1L3-pG

  3. lobi_mus says

    es una patraña estas comen mas que yo, habia que ver como corrian el otro dia cuando creyeron que iban ver a feijoo.Vergonzoso para las mujeres realmente maltratadas sin animo de fama o conseguir segun que cosas para beneficio de una sola.¿De que vive su presidenta? investigar un poco y vereis la mierda

  4. lilito09 says

    Si investigaran a la presidenta de la asociación, los partidos políticos y asociaciones que están apoyandolas se van a dar contra la pared. Al final la verdad siempre sale y verán la farsa de esta persona. No tiene ningun documento donde demuestre que es o a sido maltratada. 3 hijos con dos padres diferentes y con los dos hizo lo mismo ya le han quitado a dos y a espera de juicio para que le quiten el otro padre el 3. Algo falla para que a una buena madre le quiten los hijos o será que todo son mentiras y afán de vivir del cuento?? No creo que sea tan difícil desenmascarla.

  5. YA ESTA BIEN says

    ESTAS NO TIENEN NI IDEA de QUE VA LA VG. Si lo supieran sabrisn que dicha ley ya protege a la mujer y mas a los menores,pero se ponen a contar historia suya. HISTORIAS TENEMOS TODOS PARA CONTAR Y NO GENERALIZO Y METO A TODO UN GENERO POR QUE ME HALLA EQUIVOCAO DE PERSONA

  6. galáctico says

    Feminazis q no saben hacer la 0 con un canuto. la ideología de género es la nueva dictadura. por cierto, 21 hombres asesinados a manos de sus parejas y 8 infanticidios a manos de las progenitoras para los q no hay subveciones nisiquiera se las reconocen con un minuto d silencio, será porq como los niños no votan . .

  7. TUTI says

    CASCA

  8. Mario says

    Se les nota que mienten en todo lo que dicen. Son falsas denunciantes y esa es a ÚNICA razón por la que las autoridades pasan de sus coños hediondos. Cuando sus hijos están con sus padres sólo puede ser porque las maltratadoras son ellas y deberían pudrirse todas en la cárcel. Hay que detener ya los abusos de esas criminales.

  9. ana says

    Basta ya de confundir a las víctimas!!!! Es necesario descalificarlas para tener argumentos? Las víctimas siempre serán l@s maltratad@as.

  10. Pimpollo says

    Estas lo que tienen es más cuento que Carreto…Lo que verdaderamente existe es el denigrante negocio de las denuncias falsas, una lacra homicida contra el hombre. Muchos han muerto suicidados.

  11. Lola says

    Ni un zumbido oígo cdo a los defensores y defensoras de la demagogia de las denuncias falsas se les presentan los informes del CGPJ en los que se CERTIFICA q las denuncias falsas fueron menos de un 0.01% de los casos registrados, panda de borregos!! que os dan un discursito fácil de esquema sencillo y desarrollo simple y os creeis la ESPASA-CALPE. En España se asesina!! en España se veja a ciudadanas por tener un sexo distinto al del hombre.El dominio económico, social y político, las ostias que se escapan, las amenazas solapadas, los celos mal entendidos, la competencia contaste a la que una mujer esta sometida siempre con el resto de las mujeres del planeta, la publicidad, los discursos excluyentes, la hipersexualización de nuestro cuerpo, la infantilización, la denigración …. España tiene ciudadanxs de primera y de segunda.

  12. Fernando says

    Está muy bien luchar en contra de la violencia, pero de cualquier tipo y contra cualquier persona independientemente de su género, edad, condición sexual, etc…. Estas que luchan por lo suyo (lo cual es perfectamente lícito) pero a costa de no respetar los derechos de los demás, no me merecen el más mínimo respeto. Por eso, quienes defienden la LIVG, pero les importa bien poco que hombres inocentes vayan al calabozo por el simple testimonio de una mujer (independientemente de que sea verdadero o falso), creo que están poco legitimadas para demandar medidas de este tipo.

  13. Fernando says

    A propósito, igual que hay mucho maltrato que no aparece en las estadísticas, hay también muchas denuncias falsas que no aparecen en las estadísticas del CGPJ, de lo cual habría bastante que hablar, pero que no es este el foro adecuado. Al final, eso solo lo saben los que lo sufren, tanto en el caso de maltrato como en el de las denuncias falsas. ¿O es que el CGPJ estaba presente en el lugar de autos cuando ocurrieron los hechos para saber lo que realmente pasó?. Yo también reclamo que por el simple testimonio de un hombre, una mujer pueda ir a la cárcel, y que deje de ver a sus hijos, y que pierda su casa, etc …. Cuando juguemos todos en IGUALDAD de condiciones, quizas podamos acabar con toda esta locura. Por cierto, no quiero que nadie deje de ver a sus hijos, ni que vaya a la cárcel si no existen causas justificadas para ello. Creo que si dos personas no pueden vivir juntas, es tan sencillo como que no vivan juntas y encaminar todos los pasos judiciales en esa dirección, pero respetando las libertades de cada cual y obligando a cumplir las obligaciones que cada cual tenga.

  14. Fernando says

    Me sorprende ver que todavía haya quien piense que una persona mata a otra por su género. Si algo he aprendido en esta vida, es que todo, absolutamente todo, tiene una causa (independientemente de que la conozcamos o no), y por tanto la resolución de los problemas pasa por el reconocimiento y posterior solución de las causas que los producen. El maltrato desgraciadamente existe, pero en todas direcciones, y claro que estoy a favor de leyes, pero que nos protejan a todos por igual, sin distinciones. Pero si seguimos «suvbencionando» a un@s en detrimento de otr@s, solo conseguiremos abrir más la herida.

  15. B.Regal says

    Quisiera visitar a la organización, dado que desde hace cuatro años trabajo en violencia de género en Argentina y es uno de los primeros casos que se consigue Perpetua para un incendiario. Si lo consideran estaré por España en el mes mayo y me gustaría visitarlas, dado que son parte de mis charlas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.