Podemos: el final de la inocencia

38
Íñigo Errejón y Pablo Iglesias, durante una sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados. /Ballesteros (Efe)

El mundo ve mal de cerca, y anda  siempre
despistado ante lo que ocurre delante de
sus narices. 
Robert W. Chambers

Nunca se puede perder de vista la política. No hay que despistarse y dejarse confundir por lo que acontece. Mejor dicho, por la percepción creada de lo que acontece. ¿Cuáles son los datos básicos de la presente coyuntura política? El primero —he insistido mucho sobre esto—, que las últimas elecciones generales invistieron a Mariano Rajoy para garantizar la recomposición del régimen, es decir, conducir una enésima restauración hacia un nuevo régimen más allá del pacto constituyente del 78. De hecho, tanto Rajoy como la vicepresidenta política Soraya Sáenz de Santamaría hablan ya más como representantes del régimen en transición que como dirigentes de partido. La tarea no es fácil; se trata de fortalecer una amplísima alianza política que agrupe a Ciudadanos, PSOE y las minorías nacionalistas en torno a un partido, el PP, muy de derechas y poco habituado al pacto y a la concesión. En el centro, la cuestión catalana y, más allá, los medios e instrumentos para desligar cuestión social, cuestión nacional y reformas constitucionales.

Publicidad

El segundo dato es conocido pero en proceso de olvido planificado: la crisis del PSOE. Hay que insistir en que el PSOE ha sido, en muchos sentidos, el auténtico partido del régimen, el otro lado de un bipartidismo convertido en un modo estable de organización del poder. Lo nuevo es que hemos podido ver en tiempo real la intervención de los poderes fácticos para destituir al secretario general de Partido Socialista con el objetivo explícito de subordinarlo aún más a la estrategia de los que mandan y no se presentan a las elecciones. La intervención ha sido tan brutal y directa que se ha percibido no como un golpe palaciego, sino como el control que ejercen, cada vez con más fuerza, los poderes económicos sobre la clase política. Para la ciudadanía queda claro que la política ha perdido la poca autonomía que tenía y que la lógica del capital se impone sin mediaciones hasta convertirse en un estado de excepción que deviene en regla.

El tercer dato también tiende a olvidarse y podríamos llamarlo el “milagro español” de Podemos. El partido de Pablo Iglesias no solo es la única fuerza democrático-popular y de izquierdas que crece en Europa, sino que ha sido capaz de vertebrar una coalición política que tiene 71 diputados y 21 senadores, Unidos Podemos, que, sin exagerar, ya es una opción de gobierno y de poder. No es poca cosa en los tiempos que corren. De hecho, toda la política española está marcada por Unidos Podemos, que tiene, en cierto sentido, un poder de veto y de bloqueo. Sin Unidos Podemos difícilmente se hará la restauración en marcha y la recomposición del sistema de poder será mucho más compleja y difícil.

Debo detenerme en este punto. Podemos ha sido puesto a prueba por los poderes prácticamente desde su nacimiento. El objetivo era, desde el principio, el mismo: “normalizarlo”, convertirlo en un Ciudadanos más centrado, más abierto a las capas medias, capaz de hablarle a las clases asalariadas. Normalización significa adecuación al sistema y el respeto a las reglas que marcan los grandes poderes en la Unión Europea y en España. En estos meses el establishment ha identificado con toda precisión que el enemigo a batir es Pablo Iglesias y a ello se han dedicado con una ferocidad inaudita. Romper, dividir y derrotar social y electoralmente a Podemos —y por lo tanto, a Unidos Podemos— ha sido una estrategia apenas disimulada. ¿Por qué esta obsesión contra Pablo Iglesias? La respuesta es simple, porque no se deja domesticar por las clases dirigentes y, sobre todo, porque no acepta ser masa de maniobra subalterna de la operación de restauración en curso. Desde hace mucho tiempo los medios llevan buscando una alternativa que oponerle a Pablo Iglesias y le daban un arma, un botón nuclear: apoyarían con toda su fuerza a quien cuestionara al secretario general de Podemos. Como siempre, la señal era en una doble dirección, premiar a quienes se aparten públicamente de él y fortalecer a quienes, con mayor determinación y radicalidad se enfrenten a él. Se trata de construir una oposición para una ruptura, no para un simple cambio de posición política interna. En esta batalla se está.

Ocultar la realidad nunca ha sido un buen método y no ayuda en nada a resolver los problemas de fondo que vive Podemos. Se habla de tres almas, de tres corrientes y de diversas tendencias. Esto no debería extrañarnos y hay que aceptarlo como una realidad en un movimiento político tan heterogéneo y plural como es Podemos. Lo nuevo es que el sector o corriente identificada con Íñigo Errejón tenía un arma y la ha usado: hacer pública la ruptura del equipo dirigente forjado en Vista Alegre I y  buscar el apoyo de unos medios de comunicación y de unos poderes dispuestos, cueste lo que cueste, a levantar una alternativa desde dentro a Pablo Iglesias. No valoro, constato el hecho. Íñigo lo ha hecho conscientemente y no le ha temblado el pulso situando la disputa en el territorio que más le beneficiaba, lo que podríamos llamar el discurso del método, es decir, poner el acento en los procedimientos como mecanismo para eludir la política. Hay que reconocer que ha sido todo un éxito y que hoy Podemos aparece ante la sociedad como un proyecto que tiene tres corrientes básicas articuladas y que da una imagen de crisis y falta de definición.

Lo que viene ahora es previsible; intentar negociar el poder interno y pactar la política. Como toda mayoría que deviene en minoría, busca un sistema electoral proporcional que le permita mantener las cuotas de poder en riesgo de desaparición. La otra cara es pactar la política. Hacerlo aquí y ahora significa definir y decidir el papel de Podemos en esta fase de crisis de régimen. Con más precisión, se trata de saber y decidir si Podemos es una fuerza que está por la ruptura democrática, por crear poder constituyente e iniciar el cambio constitucional del país; es decir, ser una oposición para la alternativa democrático-plebeya o sumarse realistamente a la restauración en proceso, disputándoles los márgenes regeneradores. Todo lo demás es, en gran medida, secundario. Si se quiere ser oposición de verdad se debe partir del conflicto social, construir sólidas alianzas políticas y culturales, desarrollar y democratizar la organización partidaria, creando un imaginario solvente de un nuevo proyecto de país.

De lo que se trata ahora, a mi juicio, es partir de la realidad que se ha ido configurando en Podemos. El discurso del método no puede sustituir a la política y no debe seguir siendo un instrumento para perpetuar ambigüedades programáticas y estratégicas. Las tres posiciones deben tomarse en serio a las bases a las que dicen representar en un sentido muy preciso, darle elementos de juicio para decidir democráticamente el futuro de la organización. Recomendar autocontención ya no parece posible. Los medios serán actores internos en nuestro debate y lo harán a instancia de parte. En este sentido, se puede decir que hemos llegado a una etapa caracterizada como “el final de la inocencia” de Podemos. Hasta no hace mucho tiempo, ante las continuas agresiones del sistema, el equipo dirigente se apiñaba y cerraba filas. Todos se consideraban parte de un proyecto impugnatorio de un régimen político en crisis, portavoz de las clases subalternas, crítico y alternativo al neoliberalismo dominante y, lo que es más importante, con un proyecto autónomo de país. Ya no es así. La historia, la de verdad, pasará por la próxima asamblea de Podemos. Allí, con luz y taquígrafos, se resolverá en gran medida si la ruptura avanza o la restauración en marcha se consolida. Al menos se demostrará algo que en estas tristes semanas ha sido sistemáticamente eludido, que Unidos Podemos es la única fuerza capaz de disputarle el gobierno y la hegemonía a las clases dirigentes. Que somos protagonistas de la Historia con mayúsculas y que no aceptamos ser sujetos pasivos en manos de las clases dominantes en sus disputas de poder.

38 Comments
  1. HORTOPU says

    Somos muchos los que estamos alarmados y cabreados con esta situación que protagonizan Iglesias y Errejón, hábilmente jaleados por los medios. Estamos deseando hablar de políticas y alternativas porque ahí es donde se podrá visualizar si la pelea es de proyectos o de «sillones». No obstante, señor Monereo, la discrepancia y la diversidad de proyectos no es mala, lo malo es no saber gestionarla adecuadamente en aras de un bien superior: PODEMOS. El debate público en los medios, a pesar del riesgo, hay que afrontarlo porque en PODEMOS no vale eso de lavar los trapos sucios (las discrepancias) en casa. Queremos saber algo que parece estar reservado a ciertas élites de PODEMOS, que tan bien representan personas como usted y Monedero. No queremos interpretaciones de parte, queremos la realidad y luego debatir a tumba abierta, sólo así, debatiendo honestamente, se pueden encontrar puntos de encuentro que no rompan PODEMOS.

  2. Luis García Bedoya says

    Está clara la maniobra concertada entre PP, PSOE, C`s y los poderes dominantes y medios de comunicación afines a estos últimos; Pero la Ciudadanía en general cada vez esta más concienciada y ve que si no se hace algo al respecto pronto vamos por mal camino, pero por desgracia hay parte de la sociedad no se, si por ignorancia, des hinibición o por que pasa de todo aún no se da cuenta de esta situación que nos está hundiendo en la miseria a toda la Ciudadanía. Por otro lado también es verdad que en el seno de Podemos como en todos los partidos hay PIRAÑAS con intereses diversos; De protagonismo, de mantener el puesto o de intereses ocultos, para bombardear permanentemente sus estructuras (Y de inocencia nada) Si PODEMOS es la CIUDADANÍA, es esta la que decide quién dirige el Partido y no PIRAÑAS que lo que hacen es destruirlo como pasa y pasó con PSOE e IU ¿Quienes se encargan de esto? Pues como siempre las PIRAÑAS de partido más acordes con sus intereses personales y de protagonismo que de partido a los que los militantes y Ciudadanos les importamos un CARAJO. Unos ejemplos Tania Sanchez o Gaspar Lamazares (IU), Leguina o Susana Díaz (PSOE) y en PODEMOS ¿Quienes son los inocentes? los que ponen palos a la rueda con cualquier pretexto ¿Está claro No? En Vistalegre II espero que esto quede resuelto una vez por todas, la militancia de PODEMOS Así lo esperamos democrática mente y no con ninguna clase de chanchuyos interesados o mediaticos.

  3. Pepito Grillo says

    No entiendo bien que un hombre tan lúcido como Monereo para otras cosas no identifique Vistalegre como la perdida definitiva de la inocencia en Podemos

  4. #NoSeEntera says

    Monereo no se quiere enterar(típico en la izquierda).Encima nos suelta un analisis de la situacion actual de PP y PSOE. #MeAburrooooo

  5. José Vicente Sánchez. says

    Por qué los asuntos organizativos, se presentan como ideológicos?
    Por qué se enfocan otros objetivos en las batallas?

  6. Esther Manzano Moreno says

    Gracias Manolo. No puede ser mas lúcido el análisis. Es lo que muchos pensamos y tu lo has ordenado, lo has puesto en contexto y le has dado la profundidad política necesaria. Muchísimas gracias.

  7. José Luis García vallespin says

    Desde luego yo vote ha podemos por qué veía ha jóvenes estilo Felipe González y compañía en los años 80 vote tre veces al S.O.E. ya en la cuarta yo no voté he estado 56 años en Alemania y de repente aparece Podemos y creía que era el S.O.E De aquellos tiempos pues ya los he votado en las europeas y ahora en las nacionales y mira por dónde ya es un partido con muchos diputados y últimamente estamos viendo cómo se comportan tanto Iglesias como ERREJON se parecen dos gallos de pelea yo creía que estaban tan unidos que me alegraba de verlos juntos tomando decisiones los dos y ahora últimamente están como el perro y el gato lo que el partido P.P.se disfruta las manos de esa pelea interna y los medios informativos que parece ser que son unos fachas para dar lo peor de podemos ya está bien de tantas garamuzas soy un votante y os pido un poco de formalidad por qué ya sois bastante inteligentes como de no tiraros los trastos ha la cabeza y dejen de criticaros continuamente y más ese EDUARDO INDA

  8. Jorge Sánchez says

    No Manolo, no hay más que justificación de la deriva de tu alumno Pablo para seguir concentrado en reeditar un PCE de nuevo cuño, con su egolatría como eje sustentador de sus actos. Hablas de que se «debe partir del conflicto social, construir sólidas alianzas políticas y culturales, desarrollar y democratizar la organización partidaria». Pues eso era lo que planteó Podemos en su fundación, con ese espíritu fuimos a Vistalegre y construimos y expandimos los círculos, territoriales y sectoriales. Pero a partir del 20D, la cosa tomó otro cariz. En lugar de buscar de manera lúcida y con voluntad de acercarnos a poder gobernar, se vio en la dirección nacional una fuerza centrípeta de expulsar lejos todas las posibilidades de acuerdo para poder participar de un gobierno que, aunque no fuera hegemonizado por Podemos, diese algunas alternativas de superación, transitorias claro, para ir cambiando la correlación de fuerzas entre reaccionarias y progresistas. Todos deseamos esa ruptura democrática y un proceso constituyente, los objetivos estratégicos no estan en discusión. Pero no se puede hablar como si tuviéramos el 64 % de los votos cuando tenemos el 21 %. Y de ahí fuimos de fracaso en fracaso, de derrota en derrota. En nombre de un purismo ideológico se traiciona el proyecto, no se hace nueva política, vamos enganchados a la triste experiencia que algunos acumulamos con décadas de «centralismo democrático» sin tener idea lo que ocurría en las bases. Y así seguimos hoy, la ruptura la ha dado el SG y su cohoerte, y corte, de chupópteros alrededor, una traición al proyecto original que tantas esperanzas e ilusiones trajo.

  9. Mariano Gil Rossi says

    Yo pensaba que a los poderes fácticos les seria mas dificíl incarle el diente a unidos podemos pero es un echo por lo que estamos viendo a diario, que va a ser más de lo mismo

  10. Durviv says

    Me gustaría que el querido SG de podemos, pusiera los pies sobre la tierra y observe que el PP ha sacado más votos ; que para transformar las cosas hay que irremediablemente tomar el poder, y que para eso no se debe meter miedo si no como dice su 2do conquistar ,seducir a los votantes para tener mayoría en el congreso y poder cambiar desde donde es posible la vida de la gente, para mi fue un grave error ir con IU pues es un partido residual y si la gente nos identifica con ellos perderemos votos . Hay que situarse en la realidad de la sociedad Española que es de tendencia conservadora, no
    hay que llevarse solo por los de izquierda que suelen rodearnos,la sociedad española es mayoritariamente conservadora y hay que conquistarla ,haciendo una política transversal donde quepan muchos, y apartarnos de radicalismos si queremos transformar la vida de la gente.

  11. luzysombra says

    Este señor solo sabe buscar conspiraciones Para el, Podemos es el partido de Pablo Iglesias, no entiende que un partido no se puede personalizar. Nunca le he oido hablar de los problemas de la gente que es la q le paga.

  12. jose luis says

    muy acertado pone el dedo en la llaga

  13. Enrique Gonzalez Duro says

    Lucido analisis de Monereo. Se fundamentos facilmente evidencibles. Monereo no precisa recurrir a vagas conspiraciones, a que recurren los carentes de argumentos. para mi está claro que Iñigo ya no oculta que busca el poder, y para lograrlo precisará ayudas externas a Podemos. Y cuenta ya con algunas.

  14. luzysombra says

    «Íñigo Errejón tenía un arma y la ha usado: hacer pública la ruptura del equipo dirigente forjado en Vista Alegre I y buscar el apoyo de unos medios de comunicación y de unos poderes dispuestos, cueste lo que cueste, a levantar una alternativa desde dentro a Pablo Iglesias.» Definitivamente este señor,ha entrado en Podemos para dinamitarlo, es penoso q alguien recien llegado, tenga como unico objetivo este juego sucio

  15. Demócrata. says

    O se pone freno a la deriva diabólica en que ha entrado Podemos o vamos a ser el hazmerreír de Europa. ¿Cómo puede ser que se desconozca aún la manera de afrontar las diferencias? Ni partido joven ni puñetas: es la misma historia de siempre pero con distintos actores. ¡Me empiezo a avergonzar!

  16. gen bernal hernández ( Murcia- maestro) says

    Intento buscar una coherencia en tus discursos, no veo propuestas serias que afecten a los ciudadanos mayoritariamente, no veo cambios, veo consignas, puestas en escena- siempre espero una y que nuevo espectáculo vas a organizar en cualquier evento, todo de cara a la galería, todo muy cinéfilo- cristalino( el cine te come el cerebro haciéndote participe ficticio de sus personajes )- inseguro en tus discursos, repetitivo- falso y hueco, nada espontaneo (quiero decir con esto que no veo sinceridad ) . Siempre con cara dulzona a no ser que algo te irrite o veas una nueva puesta en escena que te lleve a ello- demasiadas citas cinéfilas- eso es megalomanía en estado puro- – Si tienes asesores de imagen despídelos ya- todo huele a otras estrellas del firmamento de no muy buen recuerdo y a donde llevaron a sus seguidores – el brazo en alto , consignas- gritos- aplausos- sonrisas, todo falso , nada sale del interior y la sinceridad, no sé lo que pretendes o a dónde quieres llegar o llevar a tus correligionarios- Érais , tú y el Secretario General de Ciudadanos, una esperanza para los jóvenes. Al final estáis entrando en lo mismo de todos, lucha de poder- mi primera decepción como esperanzado ciudadano jubilado era ver como en tu primera aparición después de las elecciones, repartías a diestro y siniestro sillones y ministerios- comprar el ataúd antes de morir el enemigo- ver tus imitaciones burdas de un profesor ( yo también lo he sido durante 42 años- maestro- ) como el profesor John Keating – discutible en algunas situaciones y alejadas de la realidad en nuestras aulas, en parte. Bueno muchacho ,sé feliz fuera de la política que no es lo tuyo y si lo fuera , que lo dudo , procura pensar en los jóvenes, en los niños, en el futuro y en los que nada tienen en vez de en ti mismo y tus resultados. Es tu gran diferencia con Errejón, él es natural de nacimiento, tu eres artificial de hecho.- lo dicho sé feliz y haznos feliz fuera de la política o aléjate de aduladores y de tu ego, la normalidad en el comportamiento viene de nacimiento no de la universidad- y no descalifiques culturalmente a tus contrincantes. Un saludo y te aseguro que con sinceridad. Si me necesitas para reflexionar, estoy jubilado y dispongo de tiempo Gen Bernal Hernández,

  17. Demócrata. says

    El problema no reside solo en los dos primeros espadas. Parece ser que lo que hemos conseguido avanzar es en construir unos aparatos de la hostia, que no tienen precedentes ni históricos ni geográficos.
    En fin, urge que salga alguien más neutral que Monereo a explicar todo esto, porque Monereo parece olvidarse de que Errejón forma parte de la fundación de Podemos, y, entonces ya es rizar el rizo pensar que este compañero dirigente, se pegó como una lapa a Iglesias para «construir una oposición para una ruptura». ¡Venga ya!

  18. Un Observador says

    Señor Monereo, considero que esta actitud y discurso suyo, junto con otros factores lógicamente, han contribuido a mantener la izquierda política en el ostracismo durante tantos años … claro como muchos estáis instalados y tenéis una cierta notoriedad pues estáis bastante entretenidos con estos juegos……

  19. Chispita says

    Todos los que entraron en Podemos de IU o del PCE vienen enfermos de conspiraciones y nos van a undir… Podemos es transversal, global, hijos de nuestro tiempo, las cosas han cambiado mucho para peor, todo va muy de prisa y estos siguen requere… como si estuvieramos en el 17.

  20. Chispita says

    Les recuerdo que en Italia jamás goberno el Partido Comunista y que en España arraso el PXXE… y ahora quieren que Podemos que tenemos posibilidades de cambiar algo tampoco lleguemos, con sus discursos pasados, imposibles y falsos. Desaparecer o dejar de ensuciar un proyecto donde mucha gente ha dejado su piel para que saliera adelante y no somos fantasmas de IU/PC estoy de vosotros hasta las te…tas

  21. Manuel says

    Respecto de Podemos dire escuestamente lo siguiente, toda persona que se jacte de entender de que se habla o mejor dicho todo hombre que se jacte de saber de ciencia, debe ser capaz de explicarselo a su abuela de 85 años y que ella lo entienda claro, si no es capaz de esto es que esta persona que dice saber de ciencia no sabe nada de lo que dice saber. Al respecto quiero decir que desde que aparecio Podemos en la escena política lo he seguido de cerca y siempre me llamaron la atención dos personas , Iñigo y Pablo, a Iñigo lo he escuchado varias veces y ejerce una retorica donde habla habla pero al final no se termina sabiendo que es lo que quiso decir y me considero una persona con capacidad para entender he leido a Aristóteles y de alli para arriba y lo he entendido pero a Iñigo no, En Cambio con Pablo es todo lo contrario habla muy claro y muy conciso y seguramente mi abuela de 85 años lo entendería igual que yo y de alli saco mi conclusión, en Podemos hay por lo menos dos corrientes diferentes, me quedo con Pablo.

  22. Claudia Roses says

    “Las tres posiciones deben tomarse en serio a las bases a las que dicen representar en un sentido muy preciso, darle elementos de juicio para decidir democráticamente el futuro de la organización”.
    Creo que el autor tiene razón en esto. Como simple observadora extranjera, que sigue lo que se dice en redes sociales sobre Podemos con un interés sobre todo académico pero también con una gran simpatía hacia esta formación política, tengo la impresión de que en efecto a los militantes o inscritos no se les ha explicado suficientemente en qué consisten las diferencias de fondo que existen entre las corrientes o familias dentro de Podemos. Es curioso que trasciendan hasta aspectos personales de la relación entre los líderes de Podemos o entre estos y otros dirigentes con cierta visibilidad –hubiera sido entendible que existiera cierto pudor en exhibir esto-, y sin embargo las diferencias políticas y estratégicas sean más bien opacas. Creo que es una lástima, porque si hay algo que parece transversal, luego de movimientos como el 15 M, es la confianza, o la necesidad de generar confianza, y no veo cómo esta opacidad pueda ayudar a generar confianza ni entre “los que están” ni entre “los que faltan”. Además de que podría estar revelando cierta condescendencia, cierto temor de asustar a “la gente” con discusiones de fondo, como si se pensara que una sociedad que ha vivido un activismo social y político tan importante en los últimos años no es capaz de seguir el debate y hubiera que contentarla con eslóganes un poco vacíos, a la manera de la política tradicional.
    Por ejemplo, si hay quien dice en uno de los comentarios a este artículo que Pablo Iglesias está intentando convertir a Podemos en una nueva Izquierda Unida, tal vez sería bueno que los líderes tomaran el toro por los cuernos y hablaran de eso. Para mí no resulta evidente, porque tengo la impresión de que IU ha sido más bien comedida en las formas y en ocasiones aliada del PSOE, que es justo lo contrario de lo que se le atribuye como intención a Pablo Iglesias, y es lo que se acercaría más bien a la imagen de lo que supuestamente querría hacer Errejón de Podemos. Lo grave no es que yo, que soy sólo una observadora, no entienda muy bien por qué alguien dice estas cosas, qué es lo que sabe esta persona que no sabe el resto, lo grave sería que los inscritos o militantes tampoco lo entiendan y menos aún los potenciales votantes. La discusión sobre lo que pasa en Podemos –sobre el verdadero debate de fondo- parece estar convirtiéndose así en una cuestión para iniciados; nada más lejos del diálogo con “la mayoría social” al que se dice aspirar.

  23. Paco Cherp says

    Ejem… «Unidos Podemos» NO TIENE 71 diputados sino 67 (Compromís NUNCA ha formado parte de Unidos Podemos).

    Y ya veremos cuanto le duran esos 67, porque con ese grado de «lealtad» y de «honestidad» respecto a los supuestos «aliados» (Monereo es IU o Podemos?) dudo mucho de que los señoritos de la Complutense que mangonean su juguetito político no acaben siendo unos APESTADOS para todo el mundo en breve.

  24. juan says

    Una compañera perdió su escaño por Córdoba porque había que regalar un escaño a este señor del PCE (al margen del pacto de IU). Monereo, un chequista más del PCE, está en Podemos cual caballo de Troya pra ir corroyéndolo. Que se lave la boca antes de mencionar a Errejón. Por cierto, de los que cobra la ayuda de residencia del congreso pese a tener vivienda propia en Madrid.

  25. Nachodoc says

    La sociedad actual es muy dada a la novedad, viene con la dinámica del capitalismo actual que acelera la producción para aumentar los beneficios acortando los plazos. Y dentro de esa cultura de lo nuevo esta el cambiar el nombre de las cosas, llamar diferente a lo de siempre y haciendo hincapié en los matices intentar que sea una nueva realidad, cuando es la de siempre. Al final estamos viendo una vieja lucha de poder (el juego de tronos que tanto gusta a Pablo Iglesia) con pequeños matices si, es verdad, pero no deja de ser eso. Igual que la trasversalidad, primero se dice que ya no vale la vieja clasificación izquierda derecha, socialdemocrecia, liberalismo etc. y luego se habla de transitar entre ellas. En occidente con nuestra cultura aristotélica somos muy dados a lo blanco o lo negro y perdemos los matices. Los grises dan riqueza al discurso y permiten explicar la complejidad real de las cosas. Evitan además las generalizaciones y exclusiones. Así lo racional, lo elaborado, la introducción en el análisis de la situación de los otros es lo que nos debe llevar a nuestras conclusiones, que deben ser, ahí si, sintetizadoras.
    La mayoría de la sociedad española quiere un cambio de régimen, este es el elemento común, ¿con que profundidad ? Ahí es donde hay tantas soluciones como personas que lo deseamos. Y esa mayoría solo se dará cuando la derecha se divida, salvo que antes se consiga la proporción directa entre votos y diputados, o sea uno de los cambios del régimen que reclamamos una mayoría.
    Por eso pido. No seamos transversales, no seamos radicales intentando el cambio de golpe. Seamos racionales, astutos, vayamos derribando una a una las patas del régimen , conquistemos una a una las barricadas, las calles y una vez conseguido el cambio del régimen, se podrá llevar desde el poder a la sociedad hacia una mayor igualdad y racionalidad que es lo que demanda.

  26. ramon_ says

    ¿Al líder, que supuestamente lo es del todo el partido, le habrán parecido excesivos los ataques contra su número dos?
    Al contrario. Aquí está jaleando al ‘politólogo’:
    https://twitter.com/Pablo_Iglesias_/status/812999075465465859

  27. victor00 says

    Subrayo la síntesis que hace Monereo: o Podemos se consolida como fuerza regeneradora, reconstituyente, de ruptura democrática y de alternativa al modelo del régimen de 78, o será un lavado de imagen del mismo régimen. Los grandes medios de comunicación ya han hecho su apuesta y nueva batalla se libra este Vista Alegre II. Parafraseando a J. Ramoneda: «por sus apoyos los conoceréis»

    Quienes critican y descalifican el discurso de Monereo por su pasado son un claro ejemplo del cainismo de nuestra izquierda: rebuscando en la basura para derribar visceralmente ideas que no puede cuestionar racionalmente, e incapaz de pensar más allá de su hígado. Querido compañero de la izquierda, incluso quienes tenemos compañeros fusilados por el PCE en otros tiempos debemos saber estar a la altura de los tiempos. ¿Quién se beneficia de las campañas de difamación y «aireamiento» de mierda que nos hacemos entre nosotros para mayor gloria del sistema capitalista y de sus medios de comunicación? Cui bono? No digo que no se critique, en absoluto, solo que debemos ser conscientes de qué se busca con esa crítica fácil e infantil. Es otro ejemplo de cómo la izquierda exquisita se permite el lujo de poner piedras en el camino de construcción de un podemos realmente rupturista con el régimen.

    Y gracias, Claudia Roses, por tu análisis. Especialmente lúcida la contradicción que expones: quiénes precisamente acusan a Pablo Iglesias de llevar a Podemos hacia ser una nueva IU son quienes están apoyando una postura conciliadora con la restauración del régimen, cercanía y sumisión a la política del PSOE, justo la parte más criticable de la política de IU en los últimos 20 años.

  28. Maribel says

    Extraordinario y clarificador articulo, de Monereo a quien leo siempre para tratar de entender. Siento tristeza que Errejón haya optado por dividir la cúpula de Podemos y esta no pueda salir unida a defender a quienes les agreden. Perdemos todos, la ilusión y la posibilidad de cambio que se proyectaba para este país. No se si Errejon busca poder, lo tiene, por tanto busca agradar a otros actores y defenestrar a Pablo Iglesias. Me cuesta esfuerzo pensar que Errejón quiera pasar a la historia como aquel que, por intereses que no comprendo ligados a la traición, se ponga en contra de Pablo y de su propio partido, porque Iglesias y Podemos están indisolublemente unidos, le pese a quien le pese.

  29. mig says

    Por los comentarios anticomunistas baratos y la repetición de anatemas sectarios y de fango o a los antipodemos cuñados de siempre les ha dado por jugar a hacerse los errejonistas o es está haciendo algo muy mal en Podemos para que haya gente que parezca casi de extrema derecha.

  30. R says

    Si Unidos Podemos es «la única fuerza capaz de disputarle el gobierno y la hegemonía a las clases dirigentes», es precisamente gracias al gobierno y las clases dirigentes.

    Si Podemos sale todos los días en televisión, es gracias a Soraya. PP y Podemos se necesitan mutuamente. Que nadie espere regeneración de un producto televisivo como Podemos o Ciudadanos: la revolución nunca ha sido televisada

  31. Filabres says

    Detras de toda la palabreria de Monereo solo hay que recordar cosas basicas. Las direcciones de partidos o de las distintas administraciones solo hay tres formas de elegirlas: 1) Democracia pluralista (bien proporcional o mayoritaria) . 2) La cooptacion propia de los partidos leninistas ( y su derivacion del centralismo democratico) y..3) Mixto, con una parte de cada, como pasa en el Senado actualmente.

    Parece que la opcion de Echenique y Pablo, de Monedero, etc… es la cooptacion viendo las criticas que hacen a la proporcionalidad.

  32. Pancho says

    Manolo Monedero ya tiene partido para vivir de él pues se debe de ver mayor y no tiene quien le quiera. Su brillantez demostrada en otros tiempos se quedó en nada más que lanzar loas para mayor gloria de Pablo. Lo más curioso de todo es que engloba en Podemos lo que es en realidad Unidos Podemos, y ahí están otros grupos y coaliciones como debiera indicar al menos Manuel pues antes vivía de IU.

  33. jerjes says

    Herrejón, a juzgar por la cla,estás al borde del precipicio:a babor, el capitalismo terrorista; a estribor, sangre, sudor y lágrimas.Podemos debe ser más de media España siempre puteada, que hoy ya ha empezado a ver la luz con cinco millones de antifascistas, y que nadie ni tu ni iglesias ni yo podemos impedir que lleguen a treinta millones que en realidad somos los españoles que necesitamos y deseamos, de una vez por todas, ser rescatados de la bota capitalista que todo lo enmierda y lo envilece. Tengo 81 años, soy periodista, avergonzado de lo que hoy se llama periodismo, con un tiro en en ala sentimental,y creo que todos, en Podemos,sabeios lo que hay que hacer, de verdad:arrasar y no dar ni un paso atrás.La partida, hace ya tiempo que empezó y tenéis formación e inteligencia sobradas como para no permitir ni un solo desliz que empañe la esperanza de los 25 millones que estamos esperando, lo que ayer parecía casi imposible, una España que ya esta convencida de que es de todos menos de los que jamás quieren devolver y repartir la riqueza expropiada durante siglos por la fuerza y el terror, y que ya es hora de no volvérselo a permitir jamás.Sabeis que van a intentar cortaros la cabeza a todas horas y durante todo el tiempo, ayudados, como nó, por los pancistas mediáticos de siempre, pero eso es lo mejor que le puede suceder a Podemos. Y os lo dice alguien a quien los rojos le dejaron sin padre,pero, desde muy joven comprendí que el verdadero y único matarife, fue el indigno militar que se atrevió a tocar a muerto para invadir su propio país apoyándose en la escoria europea del momento,Hitler y Musolini.

  34. 13663784 says

    Dejaros de historias q le estáis haciendo el juego a todos los demás,q es lo q quieren, por favor centraros q si no os pasara factura,y eso luego no se recupera

  35. Chispita says

    No es verdad que los que acusamos a Pablo Iglesias y su grupo de querer llevar a Podemos a la izquierda unida de los 90, somos los que apoyamos a los que quieren aliarse con el régimen del 78 y los socialistas que con esos ni a por billetes de 500€, queremos ganar, ganar, ganar sabiendo que el camino es largo, y nada fácil, somos transversales y hijos de nuestro tiempo no de los fracasos anteriores.

  36. Gepetus Browney says

    Para acabar con esta situación, es tan sencillo como pensar en las personas que votan a Podemos y a la vez, ser capaces de valorar la situación como nuestros rivales políticos.
    Un Podemos dividido, no puede, no molesta.
    PPSOEC´s lo saben y lo explotan.
    Si realmente queremos ser eficaces tenemos que ser un perfecto bloque, sin grietas, ni fisuras, apartando los intereses personales, ya que hemos nacido para ayudar.
    Somos muchos y diferentes pero tan solo la idea de ganar para poder ayudar y garantizar derechos sociales es razón suficiente para permanecer como una piña frente a a esos partidos políticos mamporreros de los mercados.
    Salud !

Leave A Reply

Your email address will not be published.