COMUNICACIÓN / Moncloa, el nido del buitre

Eternamente Rajoy

5
Mariano Rajoy, el pasado 15 de enero, presidiendo la Junta Directiva Nacional del Partido Popular
Mariano Rajoy, el pasado 15 de enero, presidiendo la Junta Directiva Nacional del Partido Popular. / PP (Flickr)

La sensación es de ausencia de tiempo, de ingravidez, de eternidad: Mariano Rajoy está ahí para siempre. Como la imagen de la virgen en la repisa de una catedral, como la estatua de Charles Darwin en el hall del Museo de Historia Natural de Londres, como el sol iluminando de manera inexorable cada una de nuestras mañanas. “Mi intención es volver a presentarme como candidato a las próximas elecciones”, ha dicho el presidente del Gobierno --como ya avanzó cuartopoder.es-- solo unos minutos después de que Ricardo Costa explicase al juez, con pelos y señales, cómo el PP de Valencia se financiaba con dinero negro, cómo extorsionaba a los empresarios, cómo ganó elecciones de manera fraudulenta, dopado hasta las trancas.

Costa ha confesado. Ha declarado bajo juramento lo que todo el mundo sabía: que el Partido Popular es un nido de corruptos, que gobiernan gracias al dinero negro y al fraude electoral, que son más dignos de Soto del Real que de Moncloa.

Publicidad

En Moncloa precisamente, el nido del buitre, es donde Rajoy se aferra al poder de manera tan desesperada como inconsistente: “No sé nada… esa persona de la que me habla… no estoy en ese tema… ya dirán algo los jueces… ese señor ya no está en el partido (¿Cómo, que sí está?)…”. Una defensa raquítica, patética, indigna de alguien que tiene en sus manos el destino de todo un país. Un enroque desesperado que parece no tener solución, que pone en solfa el sistema, que solo podría tener una utilidad: apuntillar a un partido ultraconservador, ultracínico y definitivamente ultracorrupto.

Las circunstancias indican que la democracia española es imperfecta: carece de recursos para librarnos, con la contundencia y la agilidad que requiere un estado europeo de primera división, de la corrupción, de los corruptos, de unos males que carcomen los cimientos la credibilidad democrática. El ciudadano está indefenso. Y la democracia, en peligro.

Dicho lo cual, volvamos a Puigdemont…

5 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Rajoy, Barcenas, Camps… ¡ Todo es PP !. Unos cínicos que gobiernan en minoria, con un apoyo tactico de secuaces politicos; amparandose en leyes hechas para que nada cambie. Imponendo como norma: » El fraude de Ley » como metodo y guia de una estulticia a la inteligencia humana.
    Javier, se puede y se debe hablar de Catalunya, Puigdemon; de los ERES Gurteles, Lezos… Las normas no cambian el mundus operandi, que necesitan inebitablemente estos actores déspotas, engaña bobos y huligans necróticos de una supuesta ¿ democrácia ?. La armonia constitucional no existe, cuando el Ejecutivo coloca su parte de justica al servicio de la prevaricación y saqueos del bien público. Asuntos que la justicia no cree necesario aplicarles ninguna norma protectora, en sus constantes reincidencias clectómanas públicas. La dignidad, personal y colectiva lleva una deriva necrótica, abalada por el silencio de unos actores politicos fuera de control minimamente democráta.
    Una ilegalización de sus actores principales en un caos, que solo buscan engañar con más de lo mismo… Los mismos perros, con distintos collares. ¡ Todo, es PP !.

  2. LDMuras says

    no esta tan claro esto ,

    Rajoy pierde apoyo entre las élites españolas, diagnostica Bloomberg https://www.bloomberg.com/news/articles/2018-01-30/spain-s-elite-edges-away-from-rajoy-as-rallying-cry-goes-unheard

  3. Ali Baba y los 40 del PP says

    Se le pone mal la cosa al PP.
    Por un lado el panoco a podemos ha descendido de manera determinante dado q

  4. Ali Baba y los 40 del PP says

    Se le pone mal la cosa al PP.
    Por un lado el pánico a Podemos ha descendido de manera determinante dado que su «vendido», por el PP, «sorpasso» al PSOE se ha quedado en agua de borrajas y, por otro lado, Ciudadanos se presenta como una opción aceptable para todos aquellos votantes de derechas que ya no están dispuestos a seguir colaborando con esa panda de ladrones convictos y, ahora también, confesos.
    De la suma de estas circunstancias quien va a salir favorecido es Pedro Sánchez.

  5. mecacholo says

    El ciudadano está indefenso por culpa del propio ciudadano, por la papeleta que elige para meter en la urna. Tenemos lo que nos merecemos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.