‘Top manta’

Portada del ABC del pasado martes 20 de marzo
Portada del ABC del pasado martes 20 de marzo.

En los últimos días han tenido lugar algunas manifestaciones históricas, como la feminista del día 8 o la de los pensionistas del pasado sábado. Miles de personas de diferentes ideologías han salido a la calle reclamando al Gobierno de Mariano Rajoy atención y justicia. La prensa no ha permanecido ajena a estas grandes movilizaciones callejeras y, como es el caso de ABC, les ha dedicado sus mejores espacios: “Podemos pide despenalizar el 'top manta' a costa de miles de empleos”, titulaban en su portada del martes, ilustrada con una fotografía de un grupo de vendedores ambulantes arrastrando sus sacos por el centro de Madrid.

ABC no considera merecedoras de su portada las concentraciones de miles de ciudadanos, en diferentes puntos de España, exigiendo igualdad y pensiones dignas. Sin embargo sí cree que deben aparecer en ese privilegiado lugar media docena de manteros escapando de la policía. Todo sea por denunciar el caos y salvaguardar la paz y el orden social en las calles.

Publicidad

Hace tiempo que ABC dejó de hacer periodismo. Lo suyo es un sucedáneo, una falsificación, una mala imitación. Son los reyes del top manta informativo. Lo suyo es un subproducto que no pasaría el mínimo control de calidad, que no debería exhibirse junto a prensa (más o menos) seria, que tendría que ser requisado por la policía municipal como artículo claramente tóxico.

Son manteros del periodismo, vendedores de algo que pudiera parecer información, pero que solo es una burda imitación. Propaganda. ABC no debería distribuirse en quioscos, sino en las aceras, sobre una sábana, sumergido en la misma clandestinidad que una colonia de pega, un bolso de Loewo o una camiseta Nyke.

El peligro de desestabilización no está en Lavapiés, sino en la redacción de un diario centenario, monárquico, católico, ultraconservador y extremadamente venenoso.