¿De nuevo la alternancia política?

  • Los pensionistas ofrecemos al Sr. Sánchez la solución de nuestras propuestas para debatirlas conjuntamente
  • Convocamos a todos los ciudadanos de Madrid a la Manifestación hacia el Senado donde se debaten los PGE el próximo día 19 de junio

Leopoldo Pelayo, portavoz de la Coordinadora de Pensionistas

Las mentiras, manipulaciones, insultos, amenazas y engaños del gobierno del Partido Popular han sido continuos durante sus seis años de gobierno. La prepotencia y el pretender hacer lo que nos venga en gana ha sido el denominador común. Últimamente se reforzaban dichas actuaciones conforme se incrementaban la respuesta social y las movilizaciones de colectivos feministas y pensionistas contra sus políticas antisociales.

Mentía el Sr. Rajoy cuando decía que no había dinero para los pensionistas y llovían miles de millones a bancos y autopistas; manipulaba el Sr. Montoro cuando en sus acuerdos a la desesperada con C,s y PNV decía que las pensiones mínimas subirían un 3% y la letra pequeña de dichos acuerdos excluía a 3 de cada 4 pensiones de viudedad. Insultaba a 9 millones de pensionistas el Gobierno, a través de la Sra. Martínez Castro, diciéndoles “que se jodan” –en ningún momento excluyó a los pensionistas eméritos– y en ningún momento el Gobierno la desautorizó manteniéndola hasta la caída de todos ellos. El Gobierno del PP amenazaba, a través del Sr. Maroto con llamar al orden al presentador de las mañanas de la Cuatro por no gustarle la forma de la entrevista ni los temas tratados.

Publicidad

Estas actitudes del Gobierno demostraban su talente democrático, si a ello unimos las tramas de corrupción sistémica del partido que lo sustentaba, tramas que llegaron a todos los niveles políticos en medio de una sociedad maniatada con leyes Mordaza, reformas laborales y de pensiones que hundían las condiciones de vida de la mayoría social. Por eso concluimos que el cóctel que el Sr. Rajoy y su grupo prepararon es seis años era de alto poder explosivo social.

El Gobierno ha muerto de sobredosis de prepotencia: maltrataba y no negociaba los argumentos políticos nacionalistas; aplicaba normativas de rebelión para encarcelar a sus dirigentes; sin embargo, negociaba partidas económicas para intentar sostenerse en el poder con otros nacionalistas y pensaba que, con ese dinero pagado para su continuidad, tenía patente de corso y sería correspondido con fidelidad por aquéllos que recibían sus prebendas. En este contexto aparece una sentencia judicial que conlleva la presentación de una moción de censura, pensando que la rapidez en la tramitación le permitiría mantener desunidos a aquellos que no han sabido ponerse de acuerdo en dos años. Craso error que ha llevado a la defenestración, en una semana, de unggobierno que había convertido este país en un cortijo de amos y siervos, como ha hecho a lo largo de la Historia la derecha en múltiples ocasiones.

La herencia social del Gobierno del PP ha sido un desierto: salarios con pérdidas medias superiores al 7% de lo que se percibía hace 10 años, pensiones donde el 50% de las mismas son inferiores al SMI y un trabajo precario con salarios de miseria –más del 50% de los jóvenes ingresan cantidades inferiores a 950€–.

La alternancia en el poder se vuelve a dar, el PSOE reemplaza al PP en un ciclo que parece no tener fin pese a los nuevos protagonistas sociales. La Historia nos dice que la fiabilidad del PSOE en el gobierno defendiendo a los trabajadores y pensionistas ha sido escasa: las reformas laborales del 2010 y la de pensiones del 2011 le homologan en el mismo nivel que las realizadas por el PP a continuación, en el 2012 y 2013. El bipartidismo con 4 reformas, dos laborales y de pensiones ha hundido el supuesto estado de bienestar de millones de ciudadanos llevándonos a la situación que vivimos.

Los pensionistas queremos hechos y no palabras, queremos realidades. El partido del Sr. Sánchez votó en contra de los PGE pactados con el PNV, ahora votará a favor de los mismos presupuestos en el Senado que rechazó hace una semana. La política tiene estas contradicciones, sin su abstención Rajoy nunca hubiera sido presidente, se ha permitido por tacticismos la continuidad de las políticas antisociales del PP.

Desde la Coordinadora Estatal en Defensa del Sistema Público de Pensiones, exigimos un debate social sin exclusiones. Necesitamos una solución integral al Sistema Público que se encuentra en quiebra técnica con un déficit de 18.900 millones de €. Necesitamos revisar y derogar todos los aspectos de las reformas de pensiones y laborales que nos llevan a esta situación y ofrecemos al Sr. Sánchez la solución de nuestras propuestas para debatirlas conjuntamente. Son tiempos de hechos, no de palabras. La estrategia de la Coordinadora se basa en el lema se sus manifestaciones “GOBIERNE QUIEN GOBIERNE LAS PENSIONES SE DEFIENDEN “.

Estaremos en las calles el tiempo necesario hasta encontrar esa solución común al Sistema Público de pensiones. En este sentido convocamos a todos los ciudadanos de Madrid a la Manifestación hacia el Senado donde se debaten los PGE el próximo día 19 de junio. Nuestra postura de rechazo a los mismos no ha cambiado, opinamos que son un parche y un fraude a las expectativas reivindicativas de más de 9 millones de pensionistas. La Coordinadora no ha modificado la opinión sobre estos presupuestos, otros para alcanzar el gobierno, sí lo han hecho. El futuro no pueden ser más reformas con pérdidas de derechos. Son tiempos de lucha y de recuperación de los derechos perdidos.