Justicia igual para todos

3

En el periódico, el presidente del Gobierno, el presidente del Tribunal Supremo y el mismísimo rey de España se ponen muy serios, sacan pecho y dicen con voz solemne, satisfechos, que en este país el estado de derecho funciona: la justicia es igual para todos. En ese mismo periódico se puede leer, en otra página, que el personal de Instituciones Penitenciarias denuncia el trato privilegiado que ha recibido Iñaki Urdangarín.

Brieva es una cárcel de mujeres. No tiene departamento de hombres. Para el marido de la hermana del rey se ha habilitado un módulo especial, con dormitorio y salón con televisión. Urdangarín estará solo, tanto en su celda (?) como en el gimnasio o el patio. “Se trata de un evidente trato de favor”, insisten los representantes sindicales de Instituciones Penitenciarias. No olvidemos que en la gran mayoría de casos se incumple la Ley Orgánica General Penitenciaria, que exige una celda por interno. Del salón con televisión no se dice nada. Ni de las diferencias con presos vascos o catalanes, alejados de sus familias en cárceles de otras comunidades. Ni por supuesto de las presiones durante el proceso judicial.

Pero Urdangarín está en la cárcel, y esa situación que nos parece milagrosa es suficiente para que a muchos se les llene la boca con la frase comodín: “La justicia es igual para todos”. Mentira. La justicia no es igual para todos. Y se les debería caer la cara de vergüenza al presidente del Gobierno, al presidente del Tribunal Supremo y al mismísimo rey de España cuando la utilizan con tanto desparpajo.

Publicidad

La hemeroteca es un placer inútil. Desnuda a mentirosos, hipócritas y sinvergüenzas, qué gustazo, pero casi nunca cambia las cosas: en España la desfachatez tiene sólidos cimientos. El engaño, sobre todo cuando es verbal, no se considera falta grave. Y de la misma manera que el rey habla de “justicia igual para todos” el día que su cuñado entra en una cárcel VIP, el Gobierno de Pedro Sánchez rectifica uno de los proyectos que había vendido a bombo y platillo solos unos días antes: “No se sacará a Franco del Valle de los Caídos de manera inmediata”, afirmó Margarita Robles, ministra de Defensa, sin ruborizarse. Y sin coordinación alguna, puesto que solo unas horas después volvieron a la casilla de salida: “El traslado de los restos de Franco queremos que sea inmediato”, aseguró Pedro Sánchez en entrevista en El País.

Dicen lo que quieren, lo que mejor suena en ese momento. Sobre la justicia, la ley de Memoria Histórica o, por ejemplo, los abusos y la violencia que sufren las mujeres. Los hechos son otra cosa bien diferente. La realidad está ahí para confirmarlo: el duque empalmado ha ingresado en una cárcel de mujeres, los despojos de Franco hacen y deshacen las maletas, y la Manada… con la Manada no se puede ni se debe hacer bromas.

3 Comments
  1. mecacholo says

    Qué se puede esperar de una país en el que no hay separación de poderes y todos los poderes recaen en los de siempre…

  2. ninja45 says

    Vergüenza sobre vergüenza y dolor sobre dolor. En el escaso margen de una
    semana pasó lo siguiente: la juez Lamela (la misma que acusó de sedición
    a los «Jordis» y a Trapero, y de terrorismo a los jóvenes de Altsasua),
    exculpó a cinco ministros del Partido Podrido y a Florentino Perez por
    el «Castor». Mientras la ciudadanía podía contemplar con estupor los
    alucinantes privilegios del preso Urdangarín, la rebaja de penas para
    la mayor parte de los corruptos y la puesta en libertad de los miembros
    de «La Manada», nuestros presos politicos catalanes, representantes de la
    ciudadanía y de largo recorrido pacifísta, siguen pudriendose en prisión
    preventiva. Por otra parte tenemos el disparate jurídico que convierte a
    la cúpula de los Mossos en «sediciosos» y una «organización criminal»,
    puesto que junto a sus responsable políticos el 1-O habrían actuado al
    unísono para atacar el orden constitucional y cometieron el «terrible
    delito» de negarse a aporrear viejecitas. Para el defensor de estos
    procesados dicha acusación equivale a tratarlos como miembros de una
    «organización mafiosa». Para rematar, el Consejo General del Poder
    Judicial abrió expediente a la juez Alaya (instructora de los ERE
    andaluces) por denunciar la dependencia política de la Fiscalía General,
    todo ello mientras España lidera por debajo los ratings europeos de
    independencia judicial. Intolerable y vergonzoso. Si me pegan me divorcio.
    Som República !!*!!

  3. florentino del Amo Antolin says

    La España » cañí » es por ADN así Javier. Aprovechan la sombra alargada de su Alteza y dejan completamente oscuras las leyes y sus mazmorras. Ojo, cuidado porque empalmado y en una prisión de mujeres, con justicias colocadas con buen tino… ¡ Un paseo triunfal !. Las injusticias, siempre caen en el lado de los débiles… y el amor de nuestras mujeres, no nos firman cualquier papel, ni son socias hasta que nos cojan; ni ponemos el nombre de la chacha, ni de los hijos para desgrabar; ni la Caixa los abandona economicamente ( aunque deslocalicen el banco de Catalunya por mandato real ). No es este pollo solo. Es un sistema de reparto proporcional y ponderado de una injusticia basada en la estulticia facha que tienen en el sistema de abordo. El dictador hizo su trabajo muy bien… Dejando cancerberos de altura y empalmados con el fascismo patrio y en sucursales «non plus ultra » allende fronteras. Unos internacionalistas evasores del sudor ajeno y para más joderla le llaman «Nobleza «. Que te leo y que me apeo en la proxima… ¡ No tiene arreglo !. Siempre quedará Vallekas !. ¿ O no ?.

Leave A Reply

Your email address will not be published.