Reinventar el periodismo

  • Busquen y descubran cuántos periodistas millonarios hablan de austeridad y se quejan de la crisis. Reinventar el periodismo pasa por sustituir a quienes han destruido el periodismo.

Dicen que vivimos tiempos complejos en los que, pese a recibir más información que en el resto de la historia, estamos peor informados que nunca. Algunos relacionan esta sorprendente circunstancia con la crisis del periodismo, y aseguran que en realidad solo es una crisis de los medios de comunicación que afecta directamente a la calidad de la información. Y de rebote, a informadores y consumidores de noticias. Los grandes medios de este país han ganado mucho dinero, que no siempre han invertido con criterio, y han desatendido la esencia de la profesión: el periodismo libre e independiente.

Algunos proponen reinventar la profesión. Por ejemplo El País, buque insignia de la antaño poderosa Prisa. La reportera mexicana Lydia Cacho habló, durante la inauguración del curso de la Escuela de Periodismo UAM-El País, de la necesidad de “buscar la verdad” en estos tiempos de posverdad. Y animó a los futuros periodistas a “reinventar un oficio invadido por fake news, bots y trolls”. Pero el momento mágico fue cuando realizó una petición a los alumnos que asistían a la conferencia: “Busquen y descubran cuánto pagan los poderosos por las noticias falsas”. No tendrían que buscar ni en desiertos remotos ni en montañas lejanas.

Publicidad

¿Recuerdan aquella portada legendaria con un falso Chávez agonizante en un hospital? No se cuánto pagan los poderosos por las noticias falsas, pero estoy seguro de que les merece la pena. O les merecía. Los grandes medios españoles están construidos sobre noticias falsas, sobre informaciones interesadas, sobre exclusivas filtradas, sobre intereses económicos, sobre ambiciones desmedidas. Los grandes medios españoles dependen de los bancos, que les mantienen con vida, de los políticos que les filtran exclusivas, de los Gobiernos que les facilitan recursos de supervivencia.

Publicidad

Busquen y descubran cuánto pagan los poderosos por las noticias falsas. Pero no olviden buscar y descubrir cuánto ganan los directivos de esos grandes grupos que destruyen redacciones a golpe de ERE. Cuánto dinero han perdido en proyectos ludópatas. Cuántos beneficios han repartido entre los socios y cuánto han reinvertido en periodismo. Busquen y descubran cuántos periodistas millonarios hablan de austeridad y se quejan de la crisis. Reinventar el periodismo pasa por sustituir a quienes han destruido el periodismo.