I+D+i: cumplir con los acuerdos o perder la oportunidad

  • La apuesta por la investigación no es un epígrafe más de los programas electorales sino una cuestión esencial en nuestra política
  • También reclamamos, junto a los sindicatos de clase, fórmulas de contratación que aseguren la eliminación de la precariedad y la estabilidad en el empleo, una lucha histórica de los investigadores

El Acuerdo entre Unidos Podemos y el Gobierno del PSOE para los PGE 2019 ha marcado, junto con la moción de censura que desalojó al PP del gobierno, nuevas expectativas sobre las posibilidades de revertir los efectos más perversos de la crisis. Un objetivo particular era paliar al menos parcialmente los daños infligidos al Sistema Científico Español, sumido en una situación dramática que no ha hecho sino empeorar desde 2009.

Para Izquierda Unida la ciencia ha sido siempre una seña de identidad, considerada como un sector estratégico y una de las claves en la construcción de un nuevo modelo de país. La apuesta por la investigación no es un epígrafe más de los programas electorales sino una cuestión esencial en nuestra política. En esta nueva etapa abierta tras la moción de censura al Partido Popular, la creación del nuevo Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades aumentó la esperanza de mejorar el sistema. Desde IU seguimos defendiendo y trabajando sobre las reivindicaciones planteadas desde 2013 en torno a Carta por la Ciencia, Marcha por la Ciencia y a las numerosas plataformas de jóvenes investigadores/as y organizaciones sindicales, o a las 277.000 firmas recogidas en Change-org y presentadas en sede Parlamentaria en abril de 2018.

Publicidad

No es la primera vez que desde izquierda Unida defendemos la necesidad urgente de una política científica que cuente con un marco seguro de apoyo y promoción de las políticas públicas de investigación, así como presupuestos plurianuales que garanticen los recursos necesarios. También reclamamos, junto a los sindicatos de clase, fórmulas de contratación que aseguren la eliminación de la precariedad y la estabilidad en el empleo, una lucha histórica de los investigadores que vivió importantes avances y hoy se encuentra en retroceso. Se requieren una (no cualquiera) Ley de Ciencia y un marco laboral que no deje los equipos a merced de las crisis, los gobiernos o los desacuerdos.

Publicidad

Ahora es el momento de comprobar la audacia del nuevo gobierno y de velar por el cumplimiento y desarrollo de los compromisos que formaron parte de sus reivindicaciones cuando eran oposición al PP, y que han sido negociados y plasmados en las diferentes negociaciones de PGE, Estatuto del Personal Investigador en Formación y demás ámbitos de diálogoy acuerdo con colectivos, sindicatos y organizaciones políticas.

  1. La dotación presupuestaria recogida en el acuerdo de UP con el gobierno es claramente insuficiente. El Pacto por la Ciencia de 2013 se proponía llegar en 2020 a la financiación de gasto real (capítulos 1 al 7) de la Función 46 de los PGE correspondiente a 2009 (4176 M€). Esto significa un incremento de 668 M€ en los PGE 2019 y otros 668 M€ en los PGE2020.

  2. El plan de choque para recuperar al personal perdido a causa de los recortes debería contemplar y articular el retorno paulatino de los investigadores que quieran volver, estudiando los recursos posibles a asignar para su incorporaciónn a grupos o centros. Este plan se debe financiar con fondos de gasto real, mejorando y aumentando las ofertas de contratos públicos (Ramón y Cajal, Juan de la Cierva, etc.) y Ofertas de Empleo Público en los OPIs y el CSIC. Estas OEP deben contemplar el aumento sustancial de efectivos en todas las escalas: personal investigador, personal técnico y personal de gestión.

  3. Eliminación de las trabas burocráticas que ralentizan o directamente impiden la correcta ejecución de los fondos obtenidos por los OPIs. Hay que eliminar la intervención previa en los OPIs y reducir la burocracia creciente. Se impone derogar la ley 40/2015, de reforma de la administración pública aprobada por Montoro y que ha retrotraído la administración a los años ’50.

  4. Cumplir con los compromisos de desarrollo del Estatuto del Personal Investigador en Formación, reivindicados por los colectivos de investigadores/as predoctorales, en particular las relacionadas con la indemnización al final del contrato.

Es esencial que el gobierno del Partido Socialista realice un esfuerzo adicional para dar cumplimiento (como primer paso) al Acuerdo de PGE2019 con Unidos Podemos. Pero debe comprender que el retroceso en gasto real desde 2009 (aún un 32% menor) en I+D+i debe ser recuperado antes de 2020. Si Pedro Sánchez no cumple sus compromisos de apoyo de la investigación, será una oportunidad perdida para dar una salida real a nuestros miles de jóvenes investigadores exiliados, a los que viven la precariedad de la ciencia cada día en España. Pero sobre todo, se perderá una oportunidad de transformación real en nuestro país. Una oportunidad para ir un paso más allá y cumplir desde la coherencia lo que el PSOE exigía desde la oposición al Partido Popular.

Alícia Durán es Profesora de Investigación del CSIC y miembro del Área de Ciencia de Izquierda Unida
Carmen Domínguez es Profesora de la UCM y responsable de Izquierda Unida de Ciencia y Universidad