Se acabó la vacuna contra el populismo

  • En este país, estábamos relativamente vacunados contra esa deriva. La vacuna había sido el 15M y, también, Podemos
  • Si Adelante Andalucía hubiera ido con las siglas de Podemos, el resultado habría sido mucho peor, como probablemente comprobemos con desolación en las próximas elecciones generales

6

Cuando algunos de mis colegas, igual que tantos tertulianos, se rasgan las vestiduras por la irrupción del populismo en el escenario parlamentario, me parece que hay algo mal planteado. El populismo no es un programa político que se haya elegido a la carta. Es el efecto de un callejón sin salida. El mismo impasse que provoca la abstención de la izquierda, que ha sido la gran protagonista de las elecciones andaluzas. Es el efecto de la impotencia legislativa, de la rendición de los representantes políticos frente a un sistema económico que es mucho más poderoso que ellos. Cuando el parlamento se muestra impotente para legislar a favor del pueblo, el pueblo se desentiende del juego parlamentario y se dedica a sus asuntos o a mascar en solitario su desencanto. Esta atmósfera cargada de rabia y desamparo es un buen caldo de cultivo para la extrema derecha, que aparece entonces como la ocasión de pegar un puñetazo en la mesa, buscando culpables entre los más vulnerables, los emigrantes, las mujeres, los homosexuales o los del atlético de Madrid, al fin y al cabo, eso ya da un poco igual.

En este país, estábamos relativamente vacunados contra esa deriva. La vacuna había sido el 15M y, también, Podemos. Fue un esfuerzo heroico, bello y generoso, por explicar que la desafección parlamentaria tenía por delante dos opciones. La primera, la expresó muy bien Teresa Rodríguez: enfrentar a los últimos con los penúltimos, como siempre hace el populismo de derechas. La segunda, buscar a los verdaderos culpables, entre los banqueros y los defensores de este sistema capitalista neoliberal. Ese fue el encargo que la población de este país puso en manos de Podemos. Pero Adelante Andalucía ha perdido ahora trescientos mil votos y Vox ha ganado cuatrocientos mil. Creo que habría que estar muy fuera de la realidad para pensar que Teresa ha sido la responsable de esta pérdida. Pienso más bien que gracias a ella la pérdida no ha sido mucho mayor. Lo comprobaremos en las próximas elecciones generales, cuando Podemos se convierta en lo que se ha convertido: una nueva Izquierda Unida parlamentariamente marginal. Internamente, se ha luchado mucho para conseguir este resultado desastroso. Yo mismo me siento responsable, cuando en Vistalegre I apoyé la formación de una maquinaria electoral para ganar las elecciones, aunque por el camino tuviéramos que sacrificar el metabolismo interno de los círculos. Íbamos a ganar las elecciones, esa era la prioridad. Pero las perdimos. Ni siquiera logramos sobrepasar al PSOE. En esta derrota, colaboraron los grandes oligopolios mediáticos, las calumnias de muchos periodistas y la ceguera de muchos intelectuales, que se empeñaron en ver en Podemos la amenaza del populismo, en lugar de lo que realmente era, la única vacuna posible contra el populismo de extrema derecha. Colaboró también la escéptica suspicacia del Partido Comunista. Y más aún los que provenían de él y habían desembarcado en Podemos. Al final, es verdad, para este viaje, no hacían falta alforjas. Volvemos a ser lo que siempre fuimos. Muchos estarán contentos: volvemos a ser la vanguardia antifascista, enfrentada al diez por ciento fascista, pero un diez por ciento también.

El termostato populista se ha disparado ahora hacia la derecha, porque la otra opción, la de izquierdas, no ha resultado creíble. Eso sí que lo plantea bien Juan Carlos Monedero. Pero sorprende que haga responsable a Teresa Rodríguez. Ha sido la línea estatal de Podemos la que ha sacrificado la esperanza de cinco millones de votantes y es eso lo que ha hecho abstenerse a más de dos centenares del miles de votantes. Si Adelante Andalucía hubiera ido con las siglas de Podemos, el resultado habría sido mucho peor, como probablemente comprobemos con desolación en las próximas elecciones generales.

Publicidad

Queda tan sólo una esperanza. Conservar el ayuntamiento de Madrid, con Manuela Carmena, conservar el de Barcelona y todos aquellos ayuntamientos en los que Podemos tiene aún algo de credibilidad. Comenzar por echar un pulso a Carmena, forzando la salida de Podemos de seis de sus concejales, ha sido un suicidio (y, además, muy ridículo). Pero todavía hay remedio si el Podemos estatal deja de poner obstáculos y  plantar cara en las Comunidades. En la Comunidad de Madrid todavía podemos quedar en buen lugar si dejan a Iñigo Errejón un poco en paz. Eso nos permitiría reagruparnos y volver a tomar aliento. El asunto es si es esto lo que se pretende.

6 Comments
  1. ninja45 says

    A buen entendedor pocas palabras faltan. Miseria sobre miseria.
    Es denigrante la corrupción, represión, manipulación, malversación y
    regresión de esta gentuza. Con estas cinco palabras se reune la gestión
    del Partido Podrido al frente de un exobierno fascista y corrupto cuyo
    objetivo era mantenerse en el poder a fin de seguir robándonos a saco
    con total impunidad, respaldado por todo el aparato del Estado de Desecho
    en el que ya se preocuparon ellos, de colocar a los suyos encabezando
    todos los sectores para, al igual que hizo Franco, dejarlo todo atado y
    bien atado y que nadie les tosa. Mientras en unos países de Europa el
    salario mínimo sobrepasa los 2000 euros, en otros no sobrepasa los 700,
    gracias a estos gobiernos liberales afines a las multinacionales que se
    esmeran para que el trabajo sea cada día mas precario y malpagado. Para
    que queremos seguir en España y en la Unión Europea?. Que se vaya a
    freir espárragos esta Españistán fascista, corrupta y represiva donde los
    ricos son cada vez más ricos, a costa de que cada vez haya más pobres
    incluso trabajando, y esta Europa injusta, tolerante con tanta inmundicia,
    donde se pisotean los Derechos Humanos, la Libertad de Expresión y
    esclava de «lobbies», multinacionales, paraísos fiscales y delincuentes
    de guante blanco. A la m. la Injusticia española prevaricadora, títere de
    los fascistas y corruptos. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

  2. Casio says

    El problema es la cantidad de errores cometidos por Pablo Iglesias. Desde la rueda de prensa tras las elecciones de 2015 a la famosa «cal viva» ( en el momento mas inoportuno), desde el eslogán del sorpasso a colocar a su pareja como portavoz y laminar la disidencia en la dirección.
    Gente valiosa como Bescansa, Errejón o Jose Manuel Lopez ningunneada, la posición en el conflicto catalán zizageante. un discurso innecesariamente radicalizado, olvidando que la mejor táctica es la de Carmena, guante de terciopelo sobe puño de hierro. Si Podemos no cambia a su secretario general quedará en una izquierda Unida reforzada. Para este viaje….

    1. migstor says

      La mejor, táctica la de Carmena, jaja. Purgar a los que han hechos las cosas bien, premiar a los lamebotas, traicionar el programa y hacer lo que ni la extrema derecha corrupta se atrevió.

      Madrid se va a perder. Tus amigos errejonistas y sus compas pelotilleros mantendrán carguitos, eso sí.

      1. Casio says

        A insultos no respondo. Te autoretratas perfectamente.

  3. florentino del Amo Antolin says

    Para la resaca electoral Andaluza, no sirven antidotos magistrales; ni echar culpas al secretario general, u de organización. Adelante Andalucía está formada por varios núcleos, o sea no todos los votantes aceptaron ciertas uniones… ¡ Precisamente, ahora cuando más se necesita el maridaje transversal !. Teresa Rodriguez, tuvo el respaldo, pero sobretodo Autonomía y decidir cada uno de sus pasos; ¿ que no fueron efectivos ? igual no tanto como se hubiera querido, aunque hay otros factores en estas eleciones: La abstención grandisima y unos planteamientos en clave nacionalísta españolísta, hablando de Catalunya en la siembra de: ¡ A por ellos !… Para ocultar ladronicios, prevaricaciones, puertas giratórias, Gurteles, ERES, privatizaciones sanitarias y un largo etc educativo. Igual no se ha explicado bien al personal que te íba ha votar; los sectores primarios siempre están ( en esa tierra más ) por los votos cautivos, que me den, coloquen… Y si asesinaron ha Blas Infante. Manuel José Garcia Caparrós. Como hace mucho tiempo de eso, Andalucía no es una Nación, los inmigrantes, negros, putos moros y sudacas de mierda… ¡ Nos quitan el trabajo !. Vienen los Mesias, profetas con pistola en mano ofertando su nostalgica cruzada, reconqista para el fascísmo cañi
    , sombra y botijo… Dan el voto al verdugo social, al señorito, gañán, enterrador de la democrácia y los huesos de tus antepasados; de poetas paisanos, de banderilleros, de maestros…
    Carlos, al primero que mencionó el pistolero, fué a Pablo Iglesias. Haciendole responsable de lo que le pudiera pasar ha el; precisamente Pablo debe de llevar escolta y el de Vox… Lleva pistola, por: » los rojos hijos de puta «. Y esto no es un sueño, Carlos. Es fascísmo del bueno, del feten, bendecido por esos mismos medios que a los limpiadores y regeneradores de libertades, oxigenador de la dignidad pública, en ética educadora… Les han criminalizado antes de nacer, y magnificado sus defectos. Son esos mismos los que han vuelto a matar a : Blas Infante, Garcia Lorca, Garcia Caparrós, Miguel Hernandez…
    ¡ El día 2 de Diciembre de 2.018 en pleno siglo XX I !.

  4. migstor says

    Querido Carlos (no es ironía):

    Te equivocaste apoyando incondicionalmente la maquinaria verticalista , plebiscitaria y oportunista de Vistalegre y te vuelves a equivocar apostando por la vuelta de tuerca delirante de bonaparte-Carmena y sus siervos.
    Por favor ¿nadie se ha parado a releer Mover Ficha y el programas de las europeas de antes de la casta y los que madrugan (pelotas que era previsible que robara la ultraderecha? Los errores del errejonismoy del pablismo son , como sus éxitos, caras de la misma moneda. La yenka de la socialdemocracia , peronismo y eurocomunismo con sus virajes y sus purgas no era lo que esperábamos como agua de mayo, dispuestas a otra cosa que no fuera trepar o pegar carteles.

    Con todo eso no se ganará «a los que faltan» y habeis perdido a muchos los que estábamos . Madrid y el Reino van a ir a la derecha y en Madrid a Cs con los presupuestos saneados por los purgados y las operaciones urbanísticas salvajes bien arregladitas.

    Que Kant nos pille confesados.

Leave A Reply

Your email address will not be published.