Salvar el planeta desde nuestros municipios

Jesús Santos es candidato a la alcaldía de Ganar Alcorcón – Podemos – Izquierda Unida

El viernes 15 de marzo, jóvenes del mundo entero entonaron un grito en favor del futuro de nuestro planeta. Estaban diciendo algo de sentido común: este planeta es único y si no actuamos de manera responsable lo perderemos.

Particularmente creo que la labor de los representantes políticos es de calado. No consiste sólo en poner en marcha políticas ecológicas, sino que aterriza, sobre todo, en construir una dirección ecológica de Estado y sociedad. Esto significa que no basta con aplicar una serie de políticas verdes, sino que debemos elaborar proyectos integrales que comprometan a las instituciones y a la sociedad en la tan necesaria transformación ecológica que nuestro planeta hoy exige.

Publicidad

Allá donde podamos ponerlos en marcha queremos predicar con el ejemplo. En Alcorcón hemos propuesto un bono ecológico para abaratar la familia de la luz de las familias que se financiaría con proyectos de reciclaje y energías renovables.

Para diseñarlo hemos visitado la comercializadora Barcelona Energía y experiencias punteras del reciclaje en Avellaneda (Argentina) y Toulouse (Francia). Frente al modelo del Partido Popular, que en 8 años no ha puesto en marcha una sola iniciativa ecológica, nosotros llevamos más de un año trabajando en una dirección colectiva para transformar nuestro sistema productivo y, a la vez, nuestro sistema de bienestar en el ámbito municipal.

Nuestra propuesta busca comprometer a todo Alcorcón con la cuestión medioambiental. Una causa común que se traduce en un beneficio común: el abaratamiento de la factura de la luz de las familias del municipio.

Al financiar este bono con proyectos verdes de reciclaje y energías renovables enviamos un mensaje bien claro: cada esfuerzo personal o institucional tendrá un doble rédito: en forma de cuidado medioambiental y en forma de bienestar familiar.

Es la forma de construir un gran esfuerzo para salvar el planeta para las próximas generaciones. Pero es, sobre todo, una manera de generar un retorno inmediato de esa suma de pequeños gestos individuales que hacen posible que nuestro planeta se salve. Al ver que los gestos cambian las cosas no sólo dignificaremos este esfuerzo hecho por miles de vecinas y vecinos, sino que además lo incentivaremos.

Hoy necesitamos una perspectiva ecológica integral para nuestras instituciones. Construir modelos de sociedad sostenible requiere de escucha de las nuevas generaciones, ingenio, creatividad, solidaridad y conciencia colectiva. En todos los ámbitos y a todos los niveles.