TRIBUNA

‘Que no te confundan’ con los bulos racistas

  • No es extraño que aparezcan voceros con discursos cargados de discriminación, rechazo e incluso sentimientos de odio hacia “otras personas”
  • Es necesario actuar donde la proliferación del mensaje discriminatorio puede tener un efecto exponencial debido a la fácil circulación, especialmente los centros educativos

0

Toché García Orenes, de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía

Este viernes 1 de noviembre ha comenzado, otra vez, la que será la cuarta campaña electoral en cuatro años. Como dice el proverbio chino: “Quién espera desespera, pero más desespera quién espera y no sabe lo que espera”. Pero lo cierto es que, algo sabemos de lo que nos espera, y esto es previsiblemente una campaña tediosa, cargada de promesas que posiblemente no se cumplirán, acusaciones y descalificaciones entre candidatos y candidatas, y fundamentalmente mucho ruido y discursos vacíos.

Preocupa mucho que ese ruido no será inocuo, ya que no es extraño que aparezcan voceros con discursos cargados de discriminación, rechazo e incluso sentimientos de odio hacia “otras personas”, que proceden de otros lugares, que manifiestan creencias diversas, que tienen diferentes colores en su piel, que enriquecen las sociedades con su diversidad, pero son rechazadas a través del discurso excluyente. Este discurso considera que la diversidad supone una amenaza intrínseca para las personas nacidas o autorreivindicadas como las genuinas personas españolas y, por tanto, merecedoras de privilegios sobre el resto.

Publicidad

Existen muchos ejemplos antiguos de esta argumentación, otros querrán ser novedosos, pero la línea común será la discriminación y la promoción de ideas que hagan proliferar el discurso de odio en la ciudadanía, llamada a atender los comicios y escuchar las palabras de quienes pretenden legitimarse tomando como base superioridades hegemónicas.

Una vez elegidas las Cortes Generales y a falta de que el Congreso de los Diputados y Diputadas, así como el Senado, quede configurado para una nueva legislatura, no nos quedará otra alternativa que seguir defendiendo los derechos humanos, continuar realizando campañas que nos permitan desmontar y hacer retroceder esas ideas que atacan a las personas migrantes y que durante la campaña electoral alimentan ese caldo de cultivo que consolida el rechazo.

Será nuestra labor sensibilizar desde la experiencia cercana hasta lo más lejano, en espacios normalmente ajenos a los habituales para el activismo, que son imprescindibles para cambiar las cosas. Es necesario actuar, precisamente donde la proliferación del mensaje discriminatorio puede tener un efecto exponencial debido a la facilidad de circulación, especialmente los centros educativos donde los jóvenes utilizan las redes sociales de forma constante y la llegada de todos bulos, rumores o fake news no son cuestionados, siendo acogidos en no pocas ocasiones como informaciones veraces que justifican la necesidad de una sociedad excluyente.

Desde de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) hemos decidido utilizar nuestra experiencia y conocimientos para generar estrategias concretas de sensibilización. Fruto de esta iniciativa es la campaña ’Que no te confundan: Herramientas para erradicar la discriminación, el racismo y la xenofobia’, que nace de nuestra profunda preocupación al observar cómo a nuestro alrededor proliferan diariamente bulos que en muchos casos tratan de generar una opinión y percepción negativa de personas, que por sus diferencias con la identidad hegemónica son consideradas como una presencia amenazante. Estas informaciones pretenden denigrar la diversidad étnica, religiosa, económica o con opciones sexuales o de género alternativas. Aunque es, sin duda, el colectivo de migrantes el que más ataques recibe, el resto de las discriminaciones se expresan de manera transversal sobre cada persona.

Los bulos que circulan hablan de presuntos casos o anécdotas que no son ciertas, tratan de parecer una supuesta información objetiva, pero resultan rotundamente falsas, y no soportan el más mínimo análisis sobre su autenticidad, y es que percibimos un importante repunte del racismo y de la xenofobia, que afecta a la convivencia interpersonal, transcultural y diversa que caracteriza a las sociedades respetuosas con los derechos humanos.

La propuesta de nuestro lema Que no te confundan’, actúa promoviendo la búsqueda de información veraz que evite la proliferación de discursos discriminatorios y de odio entre la población. Los materiales están diseñados de manera atractiva y sencilla, utilizamos paneles en formato exposición con una recopilación de mensajes populares basados en falsedades, acompañados de respuestas basadas en la realidad de los datos y hechos auténticos. Están pensados para colocar en centros educativos, en los que además realizamos talleres de sensibilización para profundizar sobre el discurso contrario a los derechos humanos.

Esta estrategia esperamos nos ayude a paliar los discursos que se amplificarán con la nueva campaña electoral desde este inicio de noviembre.

Así pues, QUE NO TE CONFUNDAN, ningún discurso electoral es aceptable si no incluye claramente que las personas migrantes son personas con derechos y también con deberes, y que apueste por una ciudadanía respetuosa por los derechos humanos sin matices ni excusas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.