Bolivia y la “deconstrucción”

  • Crítica a las reflexiones de intelectuales como la antropóloga feminista Rita Segato sobre la situación que atraviesa Bolivia y el papel de Evo Morales
  • "Más allá de la pobrísima idea acerca de la función de la repetición en la historia insinuada en esta posición, ¿desde qué lugar de enunciación se pretende hablar?"

3

En este momento horrible de Bolivia surgen voces que desde distintos lugares reclaman abrir un "espacio crítico" con respecto a Evo y lo que ha sido hasta aquí su proyecto político, este supuesto espacio critico se condensa en los siguientes mantras: "Pensar sus errores para no repetirlos ","no ser binarios", “no estar atrapados en un mundo bipolar”, etc. Si traducimos estos mantras desde la coyuntura siniestra en la que se encuentra Bolivia, los podríamos traducir del siguiente modo, en el momento en que el verdugo levanta el hacha invitan a la víctima a "deconstruirse" y les proponen a los seguidores de Evo que reflexionen sobre todos los errores cometidos. Más allá de la pobrísima idea acerca de la función de la repetición en la historia insinuada en esta posición, ¿desde qué lugar de enunciación se pretende hablar?, ¿quiénes son aquellos que por su valiente "lucidez crítica" tienen el privilegio de situarse por fuera del antagonismo para no ser "binarios"? ¿A qué lugar remite este uso masivo e indolente del término binario cuando somos los contemporáneos de una masacre? ¿Es endiosar a Evo no señalar ahora, justamente ahora, todos los errores de su proyecto?

Es evidente que con el mantra de lo “binario” se pretende borrar y sustituir el momento crucial del antagonismo. ¿Aquellos que apoyamos sin ambivalencias el proyecto de Evo y condenamos sin más al golpe de estado, estábamos tan alienados a ese binarismo sustantivo que nos impedía captar en su verdadera dimensión los errores cometidos? O ahora resulta que para no ser binarios hay quienes pueden situarse en una alteridad irreductible e intocable, más allá de la coyuntura trágica que nos protege y nos promete un futuro sin errores.

L@s intelectuales critic@s que nos quieren deconstruir en nuestro apoyo incondicional demuestran cómo, un supuesto ejercicio crítico, a veces es nada más que ofender a una causa, esa causa frágil, errática, poblada de errores, pero con enemigos muy crueles y peligrosos como para pretender quedar por fuera del mentado "binarismo", sustrayéndose a aquello que mata de verdad. ¿Quienes son los que están cieg@s en esta coyuntura?, ¿a cuántos muertos, los que quieren deconstruir el binarismo van a solicitarle el gesto autocrítico?

Publicidad

Finalizo con unas conclusiones a propósito de Bolivia:

1. Rosa de Luxemburgo supo señalar hace mucho tiempo atrás que el "secreto de la Acumulación Primitiva", su momento mítico continuaba actualmente en los países desarrollados, cuando se apropian de las materias primas de las colonias. También en el capitalismo contemporáneo sigue jugando su partida la acumulación primitiva cuando destruye una y otra vez las soberanías populares de los países excéntricos.

2. Por último para quienes están fascinad@s con el mantra de lo binario que sin duda tiene su momento privilegiado en la obra de Derrida: la deconstrucción de las redes binarias de oposición que según este autor constituyen a la historia de la metafísica occidental en su dominación desplegada, deberían recordar unos de sus últimos grandes textos: Espectros de Marx. En esa obra supo apreciar que la deconstrucción de las oposiciones binarias que sostenían al occidente logo céntrico y falo céntrico no encontraban límite alguno, y se dispersaban en el confort posmoderno. Si escribió Espectros de Marx fue precisamente para separar la condición ética de su deconstrucción del “relativismo rortyano” que la había constituido en un nuevo tipo de liberalismo, liberalismo que se muestra en acto cuando en el medio de esta orgía sangrienta que ahora transcurre en Bolivia se exigen autocríticas referidas a la lógica binaria.

3. Por ello es pertinente afirmar que en el último Derrida, la justicia y el deseo de emancipación no son deconstruibles, son apuestas éticas sin garantías. Por esto y otras cuestiones también muy relevantes hay momentos históricos donde la lógica de la "elección forzada" (Lacan) se impone sin atenuantes, aún sabiendo la inevitable pérdida que la misma conlleva.

3 Comments
  1. Silvia Battistuzzi says

    Excelente y clarísima nota de Jorge Alemán sobre Bolivia y las posturas «binarias» Acer a de esto. Imperdible, leerla.

  2. Juan Perez says

    Un bodrio que no se entiende, salvo en el pequeño circulo de psicólogas lacanianos, o algo por el estilo, que siguen a este autor desconocido en España y también desconocido en América Latina.

  3. Gloria Bussano says

    Estoy de acuerdo juan. Harta de perden mucho más tiempo en pensar lo que quiso decir que en leer. Me cansaron los rebusques. Porque hay mucho que leer interesante y poco tiempo en el mundo capitalista.

Leave A Reply

Your email address will not be published.