Una breve mirada al niño crecido del neoliberalismo

  • "Basándose en la información facilitada por cada una de las personas y pueblos, este hijo del neoliberalismo ha llegado a establecer una nueva dictadura"
  • "Para revertir este sistema dictatorial global, los intelectuales y pensadores del mundo tienen que hacer frente conjuntamente, quizás en actos globales a nivel mundial"
  • "Después de siglos, hoy, las manos que acumulan el capital, sistema tras sistema, afirman poseer los planetas y galaxias"

0

Ángel F. Aghili 

En la época medieval los nobles no pudieron justificar a la enorme contradicción entre religión y  a la masacre del pueblo resistente. Aquellos nobles iban a la iglesia por la mañana y luego se involucraban en la guerra y el asesinato.

En el siglo XX el liberalismo fue un símbolo de la prolongación de esta histórica paradoja. En el liberalismo, uno es libre de explotar la riqueza de los demás (justo al contrario de la teoría principal del liberalismo) controlando de esta forma la economía o incluso la política. Esta gran contradicción de la época medieval todavía persiste hoy, aunque en otro nivel y produce crisis mundiales graves y periódicas.

Después de la crisis de 1929, para rescatar el sistema del mercado libre, el Dr. Keynes publicó en 1936 su libro Teoría general del empleo, el interés y el dinero (1). En su obra, Keynes formula la teoría del neoliberalismo, sucesor del liberalismo. En este nuevo sistema, esta vez, para tranquilizar a las masas, los estados tienen que intervenir. Así, el neoliberalismo, de un lado intentaba reducir una brecha social, mientras del otro heredaba (como hijo legítimo de sus padres) feudalismo, burguesía y liberalismo. De nuevo se vuelve así a la enorme paradoja histórica. El resultado ha sido un sistema defectuoso, un control relativo del estado y la creación de un cierto nivel de salud y educación. Desafortunadamente los pocos impuestos recaudados de los más ricos, en particular las corporaciones multimillonarias, no han podido asegurar un bienestar social para todos.

Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos de los países más poderosos siguieron los principios económicos de Keynes. Sin embargo, en la década de los 70 después de la crisis mundial, los grandes rivales de Keynes, como Friedrich Hayek (1899 – 1992) en Austria o Milton Friedman (1912 – 2006) en Estados Unidos, intentaron cortar las manos de los gobiernos y sus controles para volver al liberalismo de mercado puro y duro. Esta vuelta al liberalismo inicial, con un capital sin fronteras y sin control de los gobiernos, impulsó la llegada al poder de políticos como Margaret Thatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en Estados Unidos, para llevar adelante su doctrina. Algunos analistas llamaron esta vuelta al liberalismo inicial también neoliberalismo, considerando que Hayek y Friedman fueron sus creadores. Otros, como el autor de este artículo, consideramos que no han creado nada nuevo, sino que fue Keynes quien, con su nueva teoría del control del estado, creó el neoliberalismo y rescató el sistema capitalista frente a rivales tan poderosos como la teoría socialista, liderada por la Unión Soviética en la época de la post-guerra.

Desafortunadamente mucha gente confunde estos dos pensamientos e historias, llamando neoliberalismo a los dos. También es cierto que los dos llevaron a una enorme acumulación de capital en manos de menos del 0.1% de la población mundial. La última mitad del siglo XX y los primeros años del siglo XXI vieron el nacimiento de otro hijo de estos sistemas globales de acumulación de capital en Estados Unidos, grupo llamado FAANG, y en China y Rusia su propio Algoritmo bajo orden de gobiernos dictatoriales. Desafortunadamente este nuevo hijo es ignorado por la gran mayoría de los analistas económicos y políticos. En el mejor de los casos lo ven como una de las herramientas del sistema del neoliberalismo. Si ayer fue una herramienta, hoy se ha convertido en el heredero, no solo de la experiencia histórica de sus padres, sino también de la gigantesca acumulación de información y capital de sus padres y abuelos. Con todo ello ha creado, y cada día sigue desarrollando, con ayuda de algoritmos, una inteligencia artificial ultra potente, sobrehumana. Este nieto, ahora en plena adolescencia, no se rige por ninguna ley, en ningún país. Algunos gobiernos, como el gobierno francés, sin mucho éxito y arriesgando verse afectado por las crisis, intentan ponerles trabas[1]. Su muñeco, el Sr.D. Trump, claramente les defiende, no solo a Google sino a todos ellos, Twitter, Apple, Amazon, Facebook y demás[2], amenazando con cerrar en Estados Unidos las fábricas extranjeras cuyos países solicitan impuestos a sus “Amos”.

“El conocimiento es poder”, dijo el sabio hace muchos años. Si es así, hoy la información y el conocimiento son el poder. En la escuela primaria nos enseñaron a aprender. No debemos pasar por alto a un analista, menos todavía a un diligente estudiante de primaria. Basándose en la información facilitada por cada una de las personas y pueblos, este hijo del neoliberalismo ha llegado a establecer, a una velocidad asombrosa, una nueva dictadura, extendiendo su poder desde Silicon Valley hasta Rusia con poderosos satélites, pasando por China (donde 200 millones de cámaras inteligentes  controlan a la gente en cada momento) e incluso India.Actuó rápido. Sumando acumulación de información y riqueza, consiguió el poder absoluto. Este nuevo poder incondicional establece un nuevo sistema dictatorial que está transformando la faz de la tierra. Esta temida dictadura global es capaz, hoy mismo, en un momento dado, de desconectarnos de la vida, desconectar Internet, dejar sin uso nuestra tarjeta de crédito o vaciar los datos de nuestros móviles, de forma individual o colectiva. Desde los últimos años, esta suprema política global produce sus propios partidos y poderes políticos. Siendo un sistema dictatorial, es plenamente compatible con otros sistemas dictatoriales, ya sean comunistas o religiosos, rusos, musulmanes o judíos. Ayer su padre, el neoliberalismo, necesitaba y creaba políticos como Margaret Thatcher o R. Reagan. Hoy, el hijo, apoyándose en lo que precisamente forma su ADN (los algoritmos, macro data y un tremendo sistema de marketing) controla la política británica, con principal influencia en el norte del país, creando políticos como Mr. Boris Johnson que llega al poder con mayoría absoluta a pesar de ser con toda probabilidad el primer ministro más estúpido de la historia de Gran Bretaña. Esto no tenía precedentes desde Margaret Thatcher. En la misma línea, a pesar de toda la oposición que los intelectuales mantienen contra D. Trump, si él cumple los requisitos de los poderes económicos, apoyado por las GAFAS y su ingente red de datos y marketing, ganará su segundo mandato en Estados Unidos. Este mismo sistema Algoritmo con un gigante volumen de datos y marketing, también es una base importante del éxito de los partidos de ultraderecha europeos. Vox en España, en poco tiempo, consiguió 57 escaños en el parlamento. Pasó lo mismo con la ultraderecha en Austria F.P.O, la Lige en Italia, el Tea Party en Estados Unidos, el P.S.I en Polonia y el Fidesz en Hungría. Está muy claro que como en todos los sistemas dictatoriales en la historia de la evolución humana, en estas condiciones ninguna libertad real surgirá jamás. La Europa del bienestar social, conseguida tras más de 200 años de lucha, a pesar de todas sus deficiencias y fracasos, hoy tiene que ser fragmentada y desmantelada, por ser el único ejemplo relativamente civilizado de derechos medio ambientales y humanos en todo el mundo. Efectivamente el nuevo dictador también niega los derechos individuales más obvios, como la igualdad humana e incluso la protección del medio ambiente.

Después de siglos, hoy, las manos que acumulan el capital, sistema tras sistema, afirman poseer los planetas y galaxias. Todo el Universo es suyo: desde la privatización del espacio hasta de los otros planetas en el universo. Lo hemos visto demostrado por la administración del Sr. D. Trump y sus misiles de capacidad de traslado de 57 toneladas de material (anteriormente la máxima capacidad de traslado de material era de solo 14 toneladas) del Sr. Elon Musk .Con el sistema actual, cada día la diferencia entre ricos y pobres aumenta en todo el mundo. Por ello poca diferencia existe entre el movimiento juvenil en Hong Kong, los chalecos amarillos de Francia y quizás los hambrientos iraníes, libaneses iraquíes o chilenos. Esto no significa la negación de las particularidades de cada movimiento, lugar, cultura, etc; sino la afirmación de su factor común. El mundo, cada día, gracias a los medios de informática, transporte y de comunicación, parece más pequeño. De la misma forma, la influencia de factores externos en los fenómenos sociales, locales, aumenta en cada país y en cada rincón del mundo. La velocidad de expansión de la nueva dictadura ‘Algoritmo de Macro data’ (IA) es cada vez mayor.

El poder de estos regímenes dictatoriales y de los partidos de extrema derecha en todo el mundo utilizando estas redes de información con gigantescas cantidades de datos personales y herramientas de Marketing para conseguir votos, lo pone cada vez más difícil a los partidos de izquierdas con ideologías viejas, organizaciones y jerarquías verticales, típicas de los mayoría de los movimientos sociales.

Aunque las situaciones económicas, políticas y culturales sean distintas en cada punto del planeta, para revertir este sistema dictatorial global, los intelectuales y pensadores del mundo tienen que hacer frente conjuntamente, quizás en actos globales a nivel mundial. Cuanto antes mejor, porque mañana será demasiado tarde.

El autor de este artículo no es ni analista económico ni experto político, pero lleva años investigando y enseñando en el campo de la energía limpia, el reciclaje y su uso en el transporte. Por ello prefiero confiar este dilema global a los expertos y analistas. Algunos opinan que la izquierda necesita un nuevo manifiesto, más moderno y actualizado. Posiblemente la última obra maestra de Stephen Hawking, Breves Respuestas a las Grandes Preguntas, publicada poco después de su muerte en 2018, puede guiar esta nueva ideología.  El científico de renombre mundial abordó los problemas importantes a los cuales se va a tener que enfrentar la humanidad. Sin duda, una fuente de inspiración para todos. Aquí se resumen:

  1. Una amenaza para el medio ambiente y el futuro del hermoso planeta Tierra
  2. El peligro de que las guerras de poder y robot se extiendan al arsenal de la guerra atómica
  3. El futuro del hombre en relación con la inteligencia artificial.
  4. ¿Deberíamos colonizar el espacio?
  5. ¿Sobrevivimos en la Tierra?
  6. ¿Cómo damos forma al futuro?

Hoy, tal vez con la adopción de esta vasta dictadura de la información global (algoritmo de Macro data), el mundo y su análisis socioeconómico, político y, en cierta medida, cultural, puede ser explicado.

[1]Macron pidió un impuesto mínimo a google para equilibrar el sistema. La respuesta de google fue amenazar con cortar a todas las cuentas de los usuarios en Francia. 
[2]Llamado FAANG en Ingles (Facebook, Amazon, Apple, Netflix et Google) o GAFA en Frances (Google, Apple, Facebook, Amazon)

loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.