Activistas saharauis: liberados de prisión pero acosados por las fuerzas de ocupación marroquí

  • Mahfouda Bamba Lefkir abandonó el viernes la cárcel Negra de El Aaiún ocupado, tras cumplir una condena arbitraria de seis meses durante la que sufrió torturas
  • Bamba Lefkir, padre de la activista, denuncia que la casa familiar se encuentra asediada por las fuerzas de ocupación desde el mismo día de la puesta en libertad

0
Mahfouda Bamba Lefkir abandonó el pasado viernes la cárcel Negra de El Aaiún ocupado, tras cumplir una condena arbitraria de seis meses durante la cual tuvo que soportar torturas, tratos inhumanos y la prohibición de visitas familiares, en especial la de sus dos hijos pequeños.

El corresponsal de Equipe Média informa que decenas de policías de civil y uniformados rodearon la cárcel y grabaron con cámaras a la exreclusa abrazando a sus hijos y a otros miembros de su familia. Persiguieron a los mismos hasta su casa en el barrio el Wifak, donde las fuerzas de ocupación habían montado un importante cerco de control y asedio para impedir el recibimiento de Mahfouda, de manera que los saharauis no pudieron acceder a la vivienda donde habían acudido para felicitarla por su puesta en libertad. De acuerdo con el corresponsal, el activista saharaui Said Haddad, quien tiene discapacidad, fue agredido cuando intentó entrar en la casa de la familia.

Mahfouda es una activista defensora de los Derechos Humanos que fue detenida y encarcelada por denunciar el juicio ilegal que se llevaba a cabo en ese momento contra Mansur Otman El Moussaoui, un joven activista por los derechos del pueblo saharaui. Mahfouda fue acusada en ese momento de injurias contra los funcionarios marroquíes que conducían dicho juicio.

Durante su detención fue sometida a malos tratos, tortura psicológica y negligencia médica. Incitaban a presas comunes a intimidar a Mahfouda por pensar diferente a ellos y exigir la independencia del Sáhara. Su esposo comenta que "finalmente puede ver a sus seres queridos y a sus hijos. Nunca debió ser encarcelada por denunciar injusticias". Y añade: "Las autoridades de ocupación no han prestado atención a los llamamientos de organizaciones internacionales que exigían la libertad de Mahfouda".

Varias organizaciones internacionales –entre ellas Front Line Defenders, Organización Mundial Contra la Tortura, Federación Internacional de Derechos Humanos– denunciaron la detención arbitraria de Mahfouda Bamba Lefkir y exigieron su liberación.

Bamba Lefkir, padre de la activista recientemente liberada, denuncia que la casa familiar se encuentra asediada por las fuerzas de ocupación marroquíes desde el mismo día de la puesta en libertad de su hija. Lefkir afirma que hasta el 15 de mayo era su hija la que estaba encarcelada, pero desde que salió de la cárcel tras cumplir seis meses de condena, “es toda la familia la que se encuentra privada de libertad. Nadie puede entrar ni salir de la vivienda y quien pretende acceder a la casa es golpeado y expulsado por los gendarmes marroquíes".

El 28 de mayo a un familiar con movilidad reducida se le impidió entrar a la vivienda por parte de varios agentes marroquíes, quienes además le agredieron por pedir explicaciones por esa situación de acoso a la que estaba siendo sometida la activista y su familia.

El paradero de Faraji Dada

Sobre el paradero del preso político saharaui Faraji Dada, encarcelado en la prisión de El Aaiún ocupado por Marruecos, el corresponsal de Equipe Média, ha sabido que fue trasladado en la madrugada del 3 de junio de la prisión donde se encontraba, a la prisión de Ait Melloul (Agadir) en Marruecos. El 12 de mayo el Tribunal de Apelación de El Aaiún ocupado reafirmó la pena de 20 años de cárcel para Faraji Dada.

Dada fue detenido en diciembre de 2019 en la ciudad de Smara, por una orden judicial de las fuerzas de ocupación marroquíes que hacían referencia a unos hechos ocurridos en el 2017 y que le fueron imputados, por lo que fue trasladado a la prisión Negra de El Aaiún hasta la celebración del juicio. Este se realizó el 4 de marzo del presente año, siendo juzgado y acusado de los cargos de intentar incendiar un vehículo de la policía.

Por otro lado, Oualid Salek El Batal, periodista saharaui quien actualmente se encuentra detenido en la prisión de Bouzakaren cumpliendo una sentenciado de 2 años de cárcel. Según sus familiares sufre dolores insoportables de cabeza como consecuencia de las frecuentes complicaciones de salud por las que ha pasado desde su arresto, provocadas por la brutal agresión que sufrió durante su detención por parte de la policía de ocupación marroquí. La familia señala la existencia de negligencia médica intencional por parte de las fuerzas marroquíes de ocupación. Su familia exige atención médica inmediata, diagnóstico y tratamiento médico adecuado.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.