Cirugía Solidaria, dos décadas de cooperación sanitaria internacional

  • "Cirugía Solidaria es una ONG sin ánimo de lucro centrada en la cooperación sanitaria internacional cuyo objetivo principal es proporcionar cobertura en zonas desfavorecidas"
  • "Nuestra labor no se ha centrado exclusivamente en la asistencia sanitaria. No existe mejor cooperación y legado en estas regiones que la formación"

0

Víctor López, cooperante, y José Manuel Rodríguez, presidente de Cirugía Solidaria

A finales de la década de los 90, tras una larga jornada del congreso nacional de cirugía, el doctor Larrañaga, un veterano cirujano del Hospital de la Princesa de Madrid, invitó a José Manuel Rodríguez, fundador de Cirugía Solidaria, a conocer los campamentos e refugiados saharauis de Tindouf, en Argelia.. “No hay nada como, tras estar todo el día haciendo lo que más te gusta junto a gente que no tiene más medios que su voluntad de colaborar, salir fuera del hospital, sentarte y ver ese cielo estrellado tan intenso”. Así nace hace 20 años, la historia de Cirugía Solidaria, una ONG con ADN murciano que desde entonces ha realizado más de 30 campañas en diferentes poblaciones de África.

Cirugía Solidaria es una ONG sin ánimo de lucro centrada en la cooperación sanitaria internacional cuyo objetivo principal es proporcionar cobertura en zonas desfavorecidas donde la población no puede acceder a la sanidad de forma gratuita. Esta “familia” está integrada por un equipo multidisciplinar (cirujanos, anestesistas, enfermeras, internistas, pediatras, otorrinos, maxilofaciales, médico internos residentes, matronas, etc) de todo el país que participan voluntariamente aportando además recursos. Hasta ahora Cirugía Solidaria ha atendido a más de 14000 pacientes, más de 4000 de ellos niños y se han realizado 4300 intervenciones de distinta complejidad

En el año 2005, todos los Estados Miembros de la Organización mundial de la salud (OMS) se comprometieron a lograr una cobertura sanitaria universal. El compromiso consistió en que todas las personas deberían tener acceso a los servicios de salud que necesitan sin correr el riesgo de ruina económica o empobrecimiento. En este contexto, Cirugía Solidaria empezó, hace 20 años, a trabajar en países de África con el objetivo de realizar tratamiento médico gratuito en zonas desfavorecidas.

Según datos de la OMS, en África una media del 70% de las muertes se debe a enfermedades infecciosas o de carácter materno, neonatal y nutricional, mientras que en los países desarrollados éstas sólo representan un 8%. Las muertes de mujeres durante el embarazo o el parto llegan a cifras de 800 al día, la mayoría de ellas en países en vías de desarrollo y en zonas económicamente deprimidas, donde sólo disponen de 2 personales sanitarios por cada 10.000 habitantes. Hay países en que el 30% de la población nunca es vista por un sanitario. A todo esto, hay que añadir que las patologías que requieren un tratamiento quirúrgico generalmente no son tratadas, y si lo son, no en el tiempo y con la calidad debida. Esta Sanidad tan deficiente y necesitada fue el motivo de la elección de Africa como continente de trabajo.

Relación con el Sahara

La población saharaui tiene un significado especial para esta ONG. Fue aquí donde empezó todo. En el campamento Saharaui de Rabuni (Tindouf), se han realizado cinco proyectos que han creado una estrecha relación tanto con su población como con su personal sanitario. En esta región desértica del suroeste de Argelia, se encuentran los campamentos de refugiados saharauis, 250.000, que sobreviven desde hace más de 40 años. La cooperación humanitaria en Tindouf nos enseñó que existe otra forma, muy distinta de la nuestra, de vivir y de poder enfrentarse a otros problemas y necesidades.

Cómo seguimos

El siguiente proyecto fue en Bengbis, en la selva del sur de Camerún. Un pequeño dispensario en el que habilitando espacios conseguimos tres “salas” para operar, en condiciones algo precarias y donde finalmente conseguimos fondos para construir tres quirófanos “casi occidentales”. El proyecto seguía siendo de cirugía, pero como además de pacientes quirúrgicos acudían niños, adultos con fiebre o patología médica ,mujeres con problemas ginecológicos, etc, surgió la necesidad de ampliar el grupo e incluir otras especialidades médicas. Además la demanda de problemas de salud en colegios de niños pigmeos de la zona hizo que se plantearan también como objetivo las revisiones escolares.

Esta ampliación del número de especialidades médicas implicadas y de personal sanitario, se completó a partir de los proyectos en la sabana de Kafana, en Mali, con un programa de formación con enfermeras de Sogun, cirujanos de Sikasso y médicos generales de Bamako, que la guerra impidió tuviera mayor continuidad. Realmente entendimos de verdad que la formación es básica de la cooperación y es lo que puede quedar para el futuro. Sandiara (Senegal) y posteriormente Muranga ( Kenia) han sido experiencias excelentes de desarrollo de nuestro modelo de cooperación. Habría que resaltar que en Kenia, confirmamos otro aspecto fundamental de la cooperación, que cualquier actuación debe consensuada con el personal local y basada en el respeto a sus indicaciones. El “mzungu” (blanco), no debe ser el que decida.Aunque, por otra parte, el adecuarse al medio resulta en ocasiones muy difícil. Practicar la cirugía en la selva centroafricana, una aldea de la sabana, un campameno argelino o las montañas keniatas con garantías de calidad y resultados superponibles a los obtenidos a nuestros quirófanos de España, requiere un esfuerzo enorme, tanto material como profesional.

¿Cómo se monta y desmonta un hospital en 2 semanas?

Cirugía Solidaria siempre ha trabajado con una contraparte local, que proporciona las instalaciones y el alojamiento y se encarga de realizar la primera selección de pacientes. La mayor parte del material quirúrgico y médico se envía previamente en contenedores y el resto del material, como medicación, material estéril y material quirúrgico, se transporta por los voluntarios cuando comienza la campaña. Una vez en la zona de actuación y dependiendo de la las posibilidades que nos ofrezcan las instalaciones, se habilitan los quirófanos (se han llegado a montar 5 mesas quirúrgicas) y las consultas que se utilizarán en la campaña. Las labores de limpieza y orden en quirófanos precarios , almacenaje y preparación de un material a veces deteriorado, recepción del paciente con pésimas condiciones higiénicas, traslados….son tarea de todos sin distinción.

Tras el primer screening de pacientes que realiza la organización local, se montan uno o dos consultas de asistencia sanitaria primaria junto con otras de asistencia quirúrgica. Se realizará un segundo screening de los pacientes quirúrgicos que previamente se han seleccionado por la asociación local. La acción quirúrgica-asistencial se realiza durante 10 días completos con 30-35 intervenciones al día y jornadas de trabajo de 13 horas de media. De la asistencia sanitaria primaria y las campañas escolares de salud, se encargan dos o tres médicos internistas, un pediatra y el otorrino, que compaginan la consulta con visitas a colegios de la zona. Se realizan también campañas de higiene buco-dental, salud materno-infantil e información dietético- nutricional

Como patologías quirúrgicas más frecuentes se pueden destacar las hernias, bocios, miomas uterinos, hidroceles, tumores de mama, tumores cutáneos, cesáreas, entre otras. Patologías como las hernias presentan una incidencia más elevada que en países occidentales, con tamaños más grandes y con sacos herniarios parasitados. En estos casos las hernias suelen estar asociadas al trabajo que realizan los pacientes, un trabajo eminentemente físico, y del que en una gran parte de los casos dependen las familias para subsistir. Esto supone que la reparación herniaria tenga una connotación especialmente distinta a la de países desarrollados, siendo una de las patologías prioritarias de la asociación. De hecho, han sido varios los pacientes que debido a la magnitud de su hidrocele o hernia acudían en silla de ruedas y salían andando tras la cirugía.

Además de los niños, otra de la patologías quirúrgicas prioritarias del grupo son los bocios. En estas regiones los bocios suelen gigantes, debido a la ausencia de yodo en la dieta, así como a la escasez de recursos para su pronto diagnóstico, siendo la cirugía a veces compleja.

Aunque, como se ha comentado, la ONG se originó para proporcionar asistencia quirúrgica en países en vías de desarrollo, con el paso de los años se ha ido ampliando nuestro registro de acción. En asistencia sanitaria primaria se atienden problemas relacionados principalmente con infecciones, paludismo y fundamentalmente con las denominadas Enfermedades No Comunicables, sobre todo hipertensión y diabetes.

Nuestra labor no se ha centrado exclusivamente en la asistencia sanitaria. No existe mejor cooperación y legado en estas regiones que la formación. La acción docente a personal sanitario local, se ha efectuado fundamentalmente sobre acciones de la campaña de cirugía, como preparación de pacientes, acceso de vías venosas, instrumentación en quirófano, cuidados de hospitalización, reanimación cardiopulmonar, reanimación del recién nacido, curso de ecografía básica, etc.

Desde el punto de vista profesional, la experiencia es claramente enriquecedora por la complejidad de los casos a los que se enfrenta el cirujano o el clínico en Africa y la amplitud de los campos de su competencia. Además de la necesidad de optimizar recursos. Pero más allá de los retos técnicos , el principal reto es humano. Tomar consciencia de la realidad en la que viven millones de personas a diario, tan distante de la nuestra, supone un desgaste emocional tremendo, incluso si se ve recompensado por el agradecimiento y cariño de los pacientes. Es muy difícil explicar a un paciente con una dolencia grave, que ha recorrido una larguísima distancia y ha puesto sus esperanzas en nosotros, que no podemos ayudarle por el estado de su enfermedad, porque carecemos de medios o conocimientos, o simplemente porque ya no queda tiempo de campaña.

¿Cómo sobrevive el proyecto durante tantos años?

La financiación de este tipo de actividades siempre supone un reto. Todos los participantes de cada uno de los proyectos siempre se hace cargo de los gastos del viaje y la estancia. Los recursos de la ONG se limitan a aportaciones de particulares, cuotas de socios, donaciones de material por centros hospitalarios de la Región y de la industria farmaceútica y empresas. Eventos benéficos completan el presupuesto.

Sin embargo, el proyecto está vivo y activo por la ilusión de los cooperantes (más de 100) y el apoyo sanitario y social de nuestro entorno. Pero sobre todo por conocer que a pocos kilómetros de casa hay personas con nombre que necesitan ayuda.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

Leave A Reply

Your email address will not be published.