Los traidores de ETA

  • "No va a resultar fácil que los electores de izquierda acepten los pactos con EH Bildu. A la coalición de Gobierno se le ha ido la mano"
  • "De cada 100 asesinados por la banda en su historia, 5 corresponden a la época de la dictadura y 95 a la de nuestra democracia. No mataban contra Franco, mataban contra España, contra la democracia española"
  • "Se han especializado en pedir votos de izquierda y utilizarlos al servicio de políticas soberanistas"

6

No va a resultar fácil que los electores de izquierda acepten los pactos con EH Bildu. A la coalición de Gobierno se le ha ido la mano. Lo que las encuestas demuestran es que los seguidores de las izquierdas, en su mayoría, por ahí no pasan. Interesa preguntarse qué pensarán cuando ven cómo PSOE y UP negocian presos por presupuestos.

En el pasado festival de cine de Valladolid se presentó Traidores, un documental del joven cineasta vasco Jon Viar. Narra la historia de su padre, Iñaki Viar, un histórico militante de ETA que, al abandonar la banda y condenar sus crímenes, sabía que pasaba a la consideración de traidor. Lo que impresiona de esta historia es comprobar cómo hoy al conjunto del nacionalismo vasco, el de HB Bildu y el del PNV, con sus matices, les siguen incomodando, irritando, estos “traidores”.

Cuando el 6 de diciembre de 1977 sale en libertad Fran Aldanondo, Ondarra, el nacionalismo proclamó “no queda ningún preso vasco en prisión”, es decir, ningún militante de ETA. Con la Ley de Amnistía de aquel año la democracia española que se estaba construyendo puso en libertad incluso a los que días antes habían asesinado al empresario Javier de Ybarra. Después de las celebraciones –“Hator, hator mutil etxera”: “Venid, venid muchachos a casa”-, el conglomerado terrorista mostraría su peor cara.

Desde las sacristías de muchas iglesias vascas y desde el “santuario francés”, convencidos de la debilidad del “Estado español”, prepararon y ejecutaron su peor carnicería. Si en 1977 “sólo” mataron a 11 personas, en 1978 la cuenta subió a 68, y a 80 en 1979. De cada 100 asesinados por la banda en su historia, 5 corresponden a la época de la dictadura y 95 a la de nuestra democracia. No mataban contra Franco, mataban contra España, contra la democracia española, como demuestra en sus investigaciones el historiador Santos Juliá.

En su documental Jon Viar expone magistralmente el calvario que vivieron quienes como su padre rompieron con ETA y con el mundo del nacionalismo del que procedían, el que apoyaba o justificaba los crímenes. Son considerados “traidores” en el sentido que le da al término Amos Oz (Contra el fanatismo): “traidor es quien cambia a ojos de aquellos que no pueden cambiar”.

Como la exdirigente etarra arrepentida María Dolores González, Yoyes, que por orden de Mújika Garmendia, Pakito, fue asesinada por López Ruiz, Kubati, el 10 de septiembre de 1986. “Soy un miembro de ETA y vengo a ejecutarte”, le dijo el terrorista antes de dispararle delante de su hijo de tres años, la última imagen en su retina al desplomarse. Hoy su asesino protagoniza homenajes a los terroristas que salen de la cárcel.

A los “traidores” no se les homenajea con aurreskus, se les tapa la boca, se les oculta. Como dice Jon Viar sobre su documental, “es una cinta incómoda para el nacionalismo vasco porque lo critica desde dentro”, y censurado en la televisión vasca de PNV y PSOE. Odiados por el independentismo, llevan décadas en la diana: “cuando rompes con el nacionalismo, rompes con la tribu y te conviertes en un apestado social y en un traidor”. Lo padecieron Yoyes e Iñaki Viar, entre otros muchos, como Mario Onandía y Teo Uriarte. “Traidores”.

Lo tienen aún peor si, como denuncian, “los partidos de la izquierda española firman documentos con un partido fascista vinculado al terrorismo”. Me imagino qué habrán pensado al ver a Arnaldo Otegui haciendo un llamamiento a “la fuerza de las celdas” para que los presos apoyen a EH Bildu, para que como bilkides sean los pilares de “la memoria y el relato”. Con la colaboración del Gobierno están logrando que los presos vascos no tengan ningún incentivo para el arrepentimiento y la cooperación con la justicia, para dar satisfacción a las víctimas. Todo lo contrario.

A esa izquierda española hace referencia Santos Juliá cuando denuncia su “desbandada”, una deserción de sus obligaciones morales y políticas frente a los nacionalismos. Se ha contaminado hasta el punto de comprar su relato sobre ETA: ya no matan, ahora pueden hacer política, sus parlamentarios son legítimos… Sánchez e Iglesias refuerzan así la narrativa bildutarra de una ETA antifranquista, de los terroristas que salen de la cárcel como héroes que lucharon contra el “Estado opresor”. Son los “traidores” de ETA quienes deben ser marginados.

Iñaki Arteta es un documentalista que bucea en las tinieblas morales, identitarias, históricas, del nacionalismo vasco. Es experto en “daños colaterales” de ETA, por expresarlo con palabras del cura de Lemona, como se puede oír en Bajo el silencio, su último documental. De uno de sus trabajos me impactó la historia de un empresario al que los terroristas secuestraron y dieron un tiro en la pierna. Él mismo se pregunta por qué a sus dos hermanos, con los que compartía la empresa, “no les pasó nada y a mí, sí”. Su respuesta: “Ellos se habían afiliado al PNV para protegerse”.

Una lección sobre “el conflicto vasco” para los que se hacen los tontos, los que banalizan en el sentido utilizado por Hanna Arendt para entender el Holocausto. La tesis la resume bien Arteta: “Se les ha derrotado policialmente, no políticamente”. El euskobarometro lo certifica: en una sociedad en la que apenas un 20% se declara independentista, los parlamentarios vascos que se confiesan secesionistas son más del 60%. Es la cosecha de nueces de la que hablaba Xabier Arzalluz.

Como en Cataluña y otras comunidades autónomas, este es el resultado de la “desbandada” de las izquierdas españolas, de su renuncia a construir alternativas a los nacionalismos supremacistas y xenófobos. Se han especializado en pedir votos de izquierda y utilizarlos al servicio de políticas soberanistas. Es como si dijeran “la izquierda sólo puede gobernar si va de la mano de los secesionistas”.

La traición de la izquierda.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.
6 Comments
  1. Florentino says

    … Hablar de «traidores» y etiquetarlos con ETA, da de verdad un poco de repelux. Todos somos un poco «traidores», en algunos momentos de la vida ¡política!. El cronista Jesús Cuadrado, nos indica el camino, pues él sabe muy bién de lo que habla…¡pero le preocupa al hombre!. Ahora se acuerda de su «ex partido» (PSOE), al que le quitaron la «S» y la «O» y se junta con las «izquierdas» y para más joder «independentistas» «socialistas», «soberanistas»; pero hacernos creer que un muerto, que lo es desde hace una década…
    Veo que los escrúpulos no los ha perdido. Trabaja con unas armas (las más ácidas del fascismo franquista). Su «nacional españolismo», ese que nos dejó un millón de muertos, de los cuales 300.000 en fosas. Sobre las cuales se fundamenta: «su unidad de España»… negando el ser de las gentes y sus pueblos libres!. ¿Ha condenado el bombardeo de Gernika?. ¿Reconoce otras «siglas» que dejaron muertos?.Las hubo señor Cuadrado: (BVE), batallón vasco español, GAL y «su» X, GANE, ATE, Guerrilleros de Cristo Rey, «incontrolados». ¿Dónde habrán dejado sus armas?, ¿al lado de las leyes antiterroristas? sin derogar. Aquellos que estigmatiza, el que lo hizo lo paga con las leyes más duras y la «dispersión». Entregaron las armas para su destrucción, (donde por cierto no estuvo el gobierno español); siendo puestos a disposición de la AN los mediadores internacionales… ¡por lograr la Paz!. La bajeza «ultra» con la que escribe, no le servirá de nada; cuándo hay determinación en emplear la palabra para los objetivos políticos y si encima pasas casi siete años en la cárcel por lograrlo…
    Poner de ejemplo a «Yoyes», no es el mejor. Está hablando de una organización armada «militar», donde los «comandos» obedecen al «superior», y si este «superior» ordena tal objetivo, de asesinar, matar ¡luego se pasa al otro lado con la información!… ¡usted mismo es un traidor!. Que estando en partido del IBEX 35, tira toda la basura, en la misma cara (pero hablando como «izquierdista» «nazional»). Para «holocausto», el mejor ejemplo es contra los «Judíos». Realizado por los «nazis», estos y el «fascismo» ayudaron en hacerlo en «su» España Una Grande y Libre de: toda persona ilustrada, de pensamiento republicano, de «Izquierdas», «nacionalista», «socialista» «sindicalista», que solo pedían trabajo y pan para la «prole»!.
    No le preocupan las libertades, sólo la «imposición» de unas ideas viejas entroncadas en el fascismo-franquista señor Jesús; estando en un límite extremo, condicionado por quienes «sustentan» a aquel Ciutadans ahora Ciudadanos. Aunque como buen «traidor», cerquita tiene a VoX. ¡Que digo, si ya Coo gobiernan en muchos sitios!.
    PD E H Bildu lo forman, Sortu EA (eusko alkartasuna) Aralar, Alternativa, Araba Bai. Desde 2.014 inscrita como partido.

    «Toda la historia de la sociedad humana, hasta la actualidad, es una historia de lucha de clases». (Marx)

    1. Miguel says

      Cuando se pretenden escribir artículos de opinión desde el resentimiento o desde el adoctrinamiento resultan artículos de este tipo y formato amigo Florentino.
      Por cierto estimado amigo : buen repaso le ha administrado al articulista opinador.
      Salud y República estimado amigo.

  2. adiro says

    Haga usted el favor de no hablar en nombre de la izquierda . ¿ De que votante de izquierda me habla ? La ley de amnistía también amnistió a los todos los franquistas . ¿ Qué uno por uno hizo arrepentimiento alguno? . Y los 250 asesinados de la Transición que no fue ETA . ¿ Quién los hizo ? ¿ Y los de ETA no han pagado con largas penas ? ¿ Y no se ha disuelto ETA? . ¿ Que en Irlanda los del IRA no hacen política normal ? ¿ Y cuantas veces tiene aquí que pedir perdón y arrepentirse , simplemente por militar? . Es usted de izquierdas y se apunta a un discurso tan ultra que Vox ?..Lo importante de la paz es también la piedad y el perdón . Caro lo han pagado y no como otros. Por poner un ejemplo ¿ Lo pagaron igual los asesinos de Yolanda Gonzaáez no fue solo Ellín ?

    1. Florentino says

      …Adiro, una persona que (juntos con otros) deshicieron al PSOE rebajando a ser un «instrumento» más del franquismo fascista; que han cobrado sueldos como «socialistas», han fabricado un «bipartidismo» de cloacas «nazional»… ¡que militan en partidos «prefabricados» por los resortes financieros mediáticos!. Que se pone por encima de todo «derecho humano», ordenando arrepentimientos, a la orden de aquellas ideas bombardearon su «pueblo»…
      Como hijo y nieto de represaliado, combatiré con todos los medios que me den las leyes, y seguiré denunciando a los «verdaderos «traidores» del socialismo republicano»; con la palabra, en nombre de todos/as aquellos «vendidos» por tantos «traidores» sin escrúpulos, sin «memoria», ni dignidad humana!.

      Decía Sartre: «Cuando los se hacen la guerra, son los pobres los que mueren».

      1. Adiro says

        Eso seria el viejo PSOE felipista pero no es el de ahora ni izquierda unida ni Podemos , hay un gobierno de centro izquierda el primero en coalición , yo he sido republicano de siempre y represaliado dos veces en el franquismo por demócrata y luego exiliado interior y pasado que no olvido ni los 114 mil en la cunetas pero el pasado fue otro país aunque no vote al PSOE

  3. Florentino says

    … El interrogante, no está en Izquierda Unida, ni en Unidas Podemos. Estos, han posibilitado este Gobierno de coalición y han hecho posible insuflar algo de fuelle; pero este PsoE tiene firmadas muchas cosas con el PP, se está viendo en la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento… no existe como oposición!. No hablemos de los «barones», ni del «republicanismo»… y ¿del socialismo?. Son el «freno» de este gobierno y estamos sufriendo la mayoría de la gente el «bipartidismo», «el voto cautivo», la «concertada» y las puertas giratorias en empresas de gas, luz, de información mediática…
    Mi abandono del PsoE, fué en el año 77, cuando vi que se hacía (después de 40 años) lo mismo que la UCD; en mi agrupación entraron gente de F/N… ¡si estos son socialistas, yo no soy!. Esto no quita en apoyar este Gobierno y que pueda haber cierta limpieza, sanearlo para una República Federal Asociada… si la gente puede expresarse!.

Leave A Reply

Your email address will not be published.