La refundación de la Izquierda: un camino sin retorno

3

Hugo Martínez Abarca *

"Que se pronuncie alto la palabra Izquierda.Para que se oiga y para que conste". (Saramago)

El fin de semana del 15 y 16 de noviembre de 2008 se producían dos encuentros de muy distinta repercusión. En Washington se reunía el G-20 y anunciaba controles políticos sobre los poderes financieros dentro de esa refundación del capitalismo que hizo tanta fama. En Rivas-Vaciamadrid se celebraba al mismo tiempo la IX Asamblea Federal de Izquierda Unida y se acordaba lanzar un proceso de refundación de la izquierda de la mano de mil actos contra la crisis.

Ha pasado más de un año y medio desde entonces. Los gobiernos de aquel G-20, incluido el español (que celebró su presencia en aquel encuentro como si fuera la solución a todos los problemas), no sólo no han controlado a los poderes financieros sino que desde principios de mayo no disimulan su entrega a manos de tales poderes, cuyo nombre, como el de algunos dioses, no hay que pronunciar: por eso los llamamos “los mercados”. La refundación del capitalismo no ha consistido más que en una radicalización obscena del neoliberalismo más agresivo contra la ciudadanía abandonada culpablemente por sus gobiernos.

Mientras, este próximo 26 de junio se celebrará la I Asamblea de Refundación de la Izquierda, que será uno de los hitos del proceso acordado en Rivas en aquel fin de semana de 2008. Al día siguiente, el domingo 27, se celebrará una manifestación convocada por Izquierda Unida por el empleo y por una salida social a la crisis. Se fusionan así los dos pies sobre los que camina la refundación de la izquierda: la elaboración colectiva de un Nuevo Programa Político y la movilización en la calle.

La I Asamblea de Refundación no es en ningún caso el punto de llegada del proceso. Tampoco es el punto de salida, puesto que hay una parte del recorrido ya hecha. La Asamblea de Refundación será, dentro de ese símil, un punto de no retorno: la refundación llevará un tiempo y tendrá que vencer todavía algunos obstáculos y escepticismos, pero es irreversible.

El proceso de refundación se está articulando a partir de foros que se están creando en todo el Estado. Son foros por la refundación de la izquierda de un pueblo, de una provincia, de un barrio, de la Universidad, del movimiento de cristianos de base... En ellos están confluyendo la militancia de IU con activistas de otras organizaciones y personas sin militancia organizada. Su objetivo es doble: por un lado la movilización política unitaria en el ámbito concreto de cada foro; por otro (y ésta es la singularidad de los foros por la refundación) la propuesta desde abajo que permita articular la izquierda política que surja del proceso de refundación.

Paralelamente también se han constituido foros sectoriales que se centran en temas que necesariamente articularán el Nuevo Programa Político en torno al cual habrá de constituirse la izquierda refundada. Se han constituido foros de economía, ecologismo, republicanismo, laicismo, feminismo... De muchos de estos foros han surgido los textos que servirán para el debate en esta Asamblea. Porque la I Asamblea de Refundación de la Izquierda no será un congreso de un partido al uso en el que se enmienda la línea 5 de la página 32 y se elige un órgano de dirigentes. Será un encuentro entre militantes de Izquierda Unida y gente que está participando en movimientos sociales y en los foros por la refundación de la izquierda y nos juntaremos para hablar de política. Se calcula que más de la mitad de las delegaciones estará formada por gente que no milita en Izquierda Unida, lo cual es un síntoma de la apertura y generosidad con la que IU impulsa la Refundación de la izquierda. En los debates habrá puntos de acuerdo y de desacuerdo que se harán constar para continuar enriqueciendo los debates políticos en los foros, en las asambleas continuando con la elaboración colectiva del programa político que vertebrará a aquello que surja del proceso de refundación.

Necesariamente habrá más hitos en un proceso ambicioso y profundo como es el de la refundación de la izquierda. Habrá que afrontar debates espinosos, tomar riesgos y no dejarnos cegar por unas encuestas que vuelven a sonreír a la izquierda alternativa representada por Izquierda Unida ante la evidencia de que es más necesaria que nunca. El neoliberalismo nos ha llevado a una crisis económica, social, política y cultural y la única solución que se ofrece desde los gobiernos y los partidos de orden es la radicalización del neoliberalismo. Hoy los poderosos quieren empujar al mundo a un abismo y la izquierda tiene una responsabilidad que no puede eludir. Como dejó escrito SaramagoSi el mundo alguna vez consigue ser mejor, solo habrá sido por nosotros y con nosotros. Seamos más conscientes y estemos orgullosos de nuestro papel en la Historia. Hay casos en que la humildad no es buena consejera. Que se pronuncie alto la palabra Izquierda. Para que se oiga y para que conste.

(*) Hugo Martínez Abarca (Madrid, 1976) es secretario de comunicación interna de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid y miembro de la ponencia federal de Refundación. Trabaja en una gestoría y es autor del blog Quien Mucho Abarca.
3 Comments
  1. Jose says

    La refndacniónde la izquiera exige un amplio y detallado programa social que empiece por plaantear la sustitucción de esta dedocracia que padecemos, continué por la renovación democratica de la estructura y gestión de unos partidos políticos, más parecidos a sectas que a organizaciones sociales representativas de los ciudadanos, y termine por diseñar las bases de una economíal social opuesta a la del capitalismo neoliberal que intenta mantener la derecha. La elección de lider de esta izquierda social, deberá hacerse mediante una primarias que sustituyan a la dedocracia que impera actualmente en todos los partidos, incluidos los de la Izquierda.

  2. vic says

    una quisquillosidad:

    «las delegaciones estará formada por gente que no milita en Izquierda Unida, lo cual es un síntoma de la apertura y generosidad con la que IU impulsa la Refundación de la izquierda.»

    guay llamarlo apertura, pero no «generosidad», que suena un poco a «os hacemos un favor», no?

Leave A Reply

Your email address will not be published.