El efecto ‘hijoputa’

19

“¡No insultéis jamás a una mujer que cae!” (Victor Hugo).

Se puede intentar hacer una televisión exquisita contando con grandes ideas, presentadores solventes, guionistas de cine y un presupuesto estratosférico invertido de manera cabal, pero no merece la pena. Es mucho más sencillo y rentable utilizar un formato trillado, contratar guionistas de saldo y gastarse el dinero en un presentador sin escrúpulos que sea capaz de llamar “hija de puta” a una concursante grotesca. Con esta última fórmula, utilizada por Telecinco en el concurso “Supervivientes”, han conseguido audiencias estratosféricas: 32,7% de cuota y más de cuatro millones de espectadores.

Publicidad

[youtube width="608" height="366"]http://www.youtube.com/watch?v=KK_B5UZFPqU&feature=player_embedded[/youtube]

Publicidad

La audiencia es la base de la televisión. Por tanto, no nos engañemos, dominas este medio de comunicación cuando consigues grandes audiencias. El resto, la calidad y otras minucias, solo sirven para que te inviten a cursos de verano en El Escorial. La audiencia es el pasado, el presente y el futuro de la televisión, y todo está permitido para atraer telespectadores a tu red. Hacer grandes programas es muy caro y difícil, sobre todo si tenemos en cuenta que para conseguir grandes audiencias basta con hablar como un camionero en la barra de un puti club de carretera. Es el efecto “hijoputa”. La ofensa como reclamo. La fórmula de “Supervivientes”, concurso basado en la manipulación, primero, y en la hipocresía, después. Recuperan a una concursante ya expulsada, pero muy maleducada y polémica, y la incorporan al programa. Manipulación. Reúnen al personaje en cuestión con otra concursante, cuñada de un torero a punto de morir, para después echarse las manos a la cabeza cuando la conversación se torna macabra. Hipocresía.

“Soy una mártir con mucha audiencia”, dice la concursante insultada por el presentador desde la portada de Interviú. ¡Benditos mártires audiovisuales, que rentabilizan su tortura y hacen del suplicio negocio! Y es que la polémica por el insulto de un presentador a una concursante ha disparado las audiencias no ya del programa “Supervivientes”, sino de todas las franjas de la cadena. Ana Rosa Quintana y compañía han aprovechado el rebufo “hijoputa” y reinan en la televisión nacional.

Diez meses después, Telecinco ha arrebatado el liderazgo de audiencia a TVE. En España, la telebasura manda. “Telebasura tu puta madre, guapa.”, escribió Jordi González, presentador de “La noria” (Telecinco), en su Twitter. “Los que hablan de telebasura son racistas intelectuales”, insiste el patrón, Paolo Vasile. El efecto “hijoputa”, el ultraje como señuelo, eterno recurso de intelectos en descomposición, forma parte de la idiosincrasia de Telecinco, y demuestra que se puede hacer televisión rentable con muy poco desgaste mental.

19 Comments
  1. Selito says

    Más de lo mismo y de lo de siempre. La verdad es que hablar de TV cada día es más fácil y a la vez más cansino y aburrío. De todas formas, no hay nada nuevo bajo el sol. En eso que es de papel, así muchos juntos, con un montón de letras y, a veces, dibujos o fotos, con un cartón en la portada y que se llama…. bueno, ya saben, la cosa esa… BIen, pues en esa cosa se han escrito Hamlets, Quijotes y demás historias raras y pa cerebrines pagafantas, pero también historias amenas y cotidianas, de amores y tiros. Folletines de esos que tenían un güevo de’xito. Más ue los libros raros…¡Coño, se llamaban libros! ué cosas…

  2. Carlos G says

    No se puede ver la televisión. Salvo un rato las noticias en Canal 24 horas, es imposible: culebrones por todas partes, cotilleos sobre personajes de saldo, insultos, voces, chonis y chulos contando sus absurdas vidas, telefilmes americanos de tiros y violencia desmedida.., en fin, el imperio de la estulticia, como alguien muy acertadamente lo definió. Hay que huir, refugiarse en algunos sitios de inet como este, en los libros y la música, y recuperar la conversación y la relación más allá de lo superficial con las personas. Que tengáis buen día.

  3. Selito says

    Por cierto, Carlos G, no te he preguntado por qué el cambio de nick, que no de cyberpersonalidad (si escribes igual «te se» va a notar, hombre de no-Dios).
    Curiosidad, ya sabes

  4. Neófito says

    Pero KE KE KE es ESTO!!! Creo QUE no cuesta mucho trabajo intentar escribir correctamente.

  5. Selito says

    Kike sigue erre ke erre 😉

    ¿No puedes cambiar el ladrillo al menos, payo?

  6. Neófito says

    Qué, Selito: ¿pendiente de cuando lo cuelga en el desco para polear?

  7. Selito says

    Supongo, Albeñiz kerido, ke eres konsciente ke aún no has publicado el Desko de hoy. A ke esperamos?

  8. Carlos G says

    Albéniz, ¿ya no vas a colgar el post de Telematón en El Desco?. ¿Aquí no piensas participar en el debate?. ¿Cuál va a ser aquí tu nick-master?. Como ves, siempre preguntas, dudas..

  9. Selito says

    NO Neofito, que me estoy quitando, ya no tiene chiste, no hay emoción ni se huele a rueda quemada.
    Lo que estoy esperando es a los Motivos para…, que es lo que diferente allí. También a ver uién empieza en 1º off-topic que discutir por T5 es tontería
    ;-P

  10. elnene says

    Telajinco, ese mundo de tinieblas. Es pincar el vídeo y sentirme a los pocos segundos como dentro de una pesadilla, un sentimiento de incomprensión tan grande que da vértigo. No puedo resistir ni un minuto. No me puedo creer las estadísticas, que dicen que hay quien se chupa esta mierda voluntariamente unas tres horas y media al día.

  11. Vegas says

    Hace un par de semanas estrenaron en C+. «Conversaciones secretas» con Juan José Millás. El primer invitado fue Sabina, era una charla amigable, donde hablaban de todo un poco, pero siempre cosas interesantes y con sustancia. Vagando y divagando. Lo que me sorprendió en gran medida fue que, en la visita de Millás a casa de Sabina, se fijó, en primer lugar, en la biblioteca de JS. Y hablaron sucintamente de algunos tomos selectos que conservaba el cantautor. Era toda una declaración de intenciones.

    Cuando vi ese detalle sin importancia, pensé en la costumbre habitual de todo español imposible de erradicar. Que es, al entrar en casa ajena, mirar las pulgadas de la televisión del comedor.

  12. elzo says

    A ver si nos documentamos mejor. Ana Rosa está de vacaciones.

  13. nani says

    NO ME GUSTA QUE SE ESTÉ RELACIONANDO SIEMPRE A LOS CAMIONEROS CON TODO LO MALO.
    ANALFABETOS, GROTESCO, ASIDUOS A PROSTITUTAS. ETC ETC

  14. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    Da pena ver que unos programas de ese nivel cultural alcancen cuotas de audiencia astronómica, verdadera ena.
    Pero habrá de convenir que, o te metes en los essos mundos de evasión, por aquello de ‘con lo que está cayendo’, o nos entra la peor de las depresiones.
    No, yo no suelo, no me lo permite mi religión, mi religión atea, esa en la que nada ni nadie te amarga la existencia con infiernos y demás inventadas mentiras.
    ¿Cómo puede nadie asomar la cabeza a una de esas televiones, de sus programas hablo, en las que lo único que emiten apesta?

  15. eyeclock says

    Es cierto, qué guionistas más de saldo. Jorge Javier deseando que le escriban un soliloquio a la altura de Hamlet, los directivos de televisión y directores de programas babeando con los giros de guión de «Testigo de cargo» y los guionistas de saldo que trabajan en televisión empeñados en que los invitados se insulten arrabaleramente y proponiendo a Aída como estrella invitada, hay que ver. Que seguro que ni han leído a Shakespeare ni saben quién era Wilder ni ná de ná, esos ignorantes.

    Lo que no entiendo entonces es cómo he podido ver guionistas con un Goya en su haber o con una larga lista de decentes documentales trabajar en programas-basura o simplemente, espacios mediocres.

    Dudo yo que los guionistas de cine (¿de cine español?) mejorasen mucho la TV actual si los que mandan siguen siendo los mismos y viven esclavizados por la falacia de las audiencias y la realidad de los beneficios.

    Y aparte de este ataque de corporativismo, estoy de acuerdo con lo que dices XD

  16. A says

    Tiene razón Nani. El padre de Manolito Gafotas era camionero y mira qué majo y honrao.

  17. titiri says

    Por ser el primer comentario que hago por estos lares debería currármelo un poco más, pero como soy una vaga redomada te hago un copy and past de esos clásicos y cutrones.Llámame clásica, pero primero comentaré siempre en el Desco,..
    Y hablando de esa cosa llamada tele y los misterios que alberga en sus tripas,la verdad que es algo que produce un gran cansancio y mucha frustración.¿Qué a la gente le gusta disfrutar de la miseria ajena y tragar mierda sin ton ni son?Que lo haga,pan y circo que ya lo decían los romanos.
    El 99% de la televisión parece que tenga la misión vital de emponzoñar a la sociedad, tanto importa.En los telediarios se habla de MariJoses, Carreteros y toreros que comparan la situación de haberse llevado a alguien por delante con un toro difícil, y se llevan aplausos y vítores populares.
    ¿Cárcel?Quiá , hombre…,eso déjaselo a los pobres diablos.
    Nos encanta mirar a otros países por encima del hombre, e Italia me viene al pelo en este caso.Nos jactamos de esos políticos de moreno naranja y de los bunga-bungas, de las televisiones con velinas e ‘Isola dei famosi’, cuando nosotros tenemos eso y más; cuando nos empeñamos en copiar lo más despreciable y carroñero de los peores ejemplos que pudieran tomarse.Porque sí existe buena televisión, pero como tú bien dices las audiencias son las que mandan y como en cualquier negocio todo se compra y todo se vende.Ahora que , lo que tendría que preguntarse la gente es que quiere comprar,si sabe a quienes está ayudando a enriquecerse,….No sigo porque este tema siempre me produce la misma sensación de asco y las mismas ganas de volverme una ermitaña y perderme por el valle de Ordesa.Ains, demasiado bonito sería,..

Leave A Reply

Your email address will not be published.