Agenda oculta

Agustín Moreno *

Mariano Rajoy está haciendo un esfuerzo por presentarse a las elecciones generales del 20-N  con un perfil moderado para no provocar rechazos y la movilización de la oposición. Su estrategia es ganarlas con mayoría absoluta sin desvelar los aspectos más duros de la política que realizará una vez en la Moncloa. De ahí que el programa electoral intentará ser lo más genérico posible para no asustar a buena parte del electorado. La argumentación que apunta es que practicará una política de austeridad y de ahorro, pero sin tocar el estado de bienestar, por cierto, muy débil en España.

Pero desde algunas importantes autonomías controladas por el PP le están marcando la hoja de ruta. Así, Madrid, Castilla La Mancha, Galicia, etc. están aplicando una política de recortes en un sector tan estratégico y de futuro como la educación pública: despido de miles de profesores/as interinos, reducción de la inversión educativa y deterioro de las condiciones de trabajo de los docentes. El objetivo final: ir desmantelando la pública en beneficio de la privada. Porque esos recortes no son otra cosa que el trasvase de recursos de una a otra red.

Publicidad

La contundente respuesta del profesorado madrileño de los institutos de secundaria, con las huelgas y manifestaciones más masivas conocidas en décadas y el apoyo de las familias y el alumnado, suponen el rechazo social de una regresión en el modelo educativo que no venían en ningún programa electoral. También refleja que no les va a salir gratis la agresión y que la táctica de difamar al profesorado con demagogias sobre su jornada o de dividirlo con propinas a tutores no les ha funcionado.

No es de recibo la ambigüedad calculada de concurrir a las elecciones con un programa ligth y que después del 20-N nos encontráramos con un gran ajuste neoliberal para deteriorar aún más el mercado laboral, privatizar todo lo privatizable, adelgazar las administraciones públicas y aumentar la regresividad fiscal, desmantelando servicios públicos como la sanidad y la educación. ¿La agenda oculta de Rajoy tras el 20-N es generalizar las políticas de Aguirre y Cospedal? Da miedo. Pero los ciudadanos tienen derecho a saber para votar en consecuencia.

(*) Agustín Moreno es profesor de Enseñanza Secundaria en Vallecas (Madrid). Fue secretario de Acción Sindical de CCOO de 1977 a 1996.