Monstruos

15

Hace años, los niños que queríamos saciar nuestros instintos más bajos husmeábamos en las páginas de Interviú. Junto a fotografías de mujeres desnudas, una de nuestras pasiones de pequeños depravados, esta revista siempre ofrecía un extra: carne muerta. Los restos calcinados de los pasajeros de un avión accidentado, el despiece de un terrorista suicida o los cuerpos hinchados y devorados por las alimañas de las víctimas de una inundación. Conseguidas de manera furtiva, esas dosis de morbo gráfico eran doblemente satisfactorias. Nos estremecíamos de pavor al ver las imágenes, y de placer por haber sorteado la vigilancia censora de nuestros mayores.

Hoy no hay necesidad de rebajarse a la condición de rastreador clandestino de prensa amarilla: la muerte y el dolor se cuelan es nuestras vidas por las rendijas del televisor. En la pantalla, cada día te encuentras cara a cara con la barbarie. Una niña china arrollada por una furgoneta, un torero empitonado en un ojo, un piloto al que un compañero arranca la vida de un golpe, el rostro descompuesto y ensangrentado de un hombre que es linchado por la multitud. A este último le golpean, le insultan y, finalmente, le matan. Se puede distinguir el agujero de un disparo en la sien. Algunos medios sugieren que el cadáver pudo ser sodomizado. No es extraño que el  muerto se convierta en trofeo de caza: los asesinos fotografían a la víctima con sus móviles. Algunos acercan sus caras hasta tocar la del difunto, como si el protagonista de la imagen para el recuerdo fuese Guti o Bisbal. Ni los periodistas pueden resistirse al macabro encanto: Oliver Harvey, del The Sun, posó junto al cuerpo de Gadafi para envidia de sus lectores…

Publicidad

“¿A este también le van a enterrar en el mar, como a Bin Laden?”, pregunta mi hija de diez años en un alarde de sensatez y memoria histórica. “¿No conocéis la clemencia?”, suplicó el dictador, preocupado, sin duda demasiado tarde, por las formas y la educación.

Freud pensaba que nuestra conducta está asociada a nuestra sexualidad, y que todo comportamiento está relacionado con lo que reprimimos. Nos atrae lo prohibido, lo sucio y oculto, y nosotros mismos nos ponemos los límites. ¿Está en nuestra naturaleza el regusto por la inmundicia? Que me perdone el padre del psicoanálisis, pero puede qué actualmente solo sea cuestión de audiencias…

Actualmente, nuestros audiovisuales hijos tienen las  necesidades de morbo perfectamente cubiertas. Y las de sexo, también. La tele ha cogido el relevo a Interviú en esa misión pedagógico-siniestra. El problema está en los límites: el cadáver ensangrentado, torturado y mutilado de un hombre ya no impresiona a nadie. “Al rojo vivo” (La Sexta) emitió ayer un bucle sin fin con las imágenes del accidente de Simoncelli. Contemplamos cada día, durante la siesta o cenando, la muerte en directo, en forma de accidente de motociclismo o de ojo por ojo revolucionario. El grosor del caparazón crece con cada informativo que vemos, con cada portada de periódico que contemplamos. Está muy cerca el día en que nada nos impresione. Entonces dejaremos de ser personas. Seremos monstruos.

P.D.

El cierre de este post coincide con el de las visitas guiadas al cadaver de Gadafi: "el cuerpo comenzaba a expulsar fluidos".

15 Comments
  1. Mecacholo says

    p
    El ser humano es deprimente: el mismo que sufre el abuso del prójimo abusa en cuanto tiene oportunidad. La indignidad sólo genera indignidad.

  2. Selito says

    Bah, dices tú de mili….
    Sala de disecciones, delante de un cadaver amojamado de más de 20 años de curación, las 14:00, justo encima de la cocina de la facultad, ventanas abiertas para ue el olor a formol no sea exagerado. A esto ue el formol se mezcla con los olores de la cocina, todos juntos en tu pituitaria mientras ves aquella visión renegría a la ue tienes que meterle mano. Coraza de adamantium, oiga, y para toda la life…..

  3. Selito says

    Por otro lado, aunque estoy de acuerdo a que los medios de comunicación están haciendo una apología creciente d ela violencia, de las visceras y de los bajos instintos solo por conseguir unas décimas más de share creo que no hay que olvidar de donde venimos: Hoy vemos esas cosas por la tele, inet, los periodicos, revistas….
    Hasta hace no muchas décadas y desde ue el hombre es hombre esas cosas se veían en vivo y en directo, desde casi la cuna: Había siempre guerra en todas partes y ver cadaveres y mutilados era cotidiano, no era raro ver de hecho un cadaver recientito despues de ver como, en vida, era violada tal vez tu propia madre. Las enfermedades infecciosas (sobre todo) campaban a sus anchas y ver bubones, ampollas, llagas, trozos de carne desprendiéndose, tampoco era raro…
    En fin, creo no necesito seguir. La violencia más salvaje y la muerte siempre han estado ahí para el Hombre, detrás de la puerta, debajo de la cama, en la oscuridad no alejada por una bombilla electrica.
    Creo no equivocarme si afirmo en que en los últimos 50-100 años la Humanidad en conjunto ha estado más libre de la violencia y la muerte que jamas antes en toda su dilatada Historia. Por eso nuestra coraza es tan débil AHORA.
    Y, qué coño, así debería seguir siendo. No por rechazar la Muerte, que es inevitable. No por rechazar el Mal, que forma parte del Hombre, si no porque, aunque los monstruos siguen ahí, no necesitamos invitarles a almozar con nosotros (o A nosotros). No si podemos evitarlo, sobre todo a nuestros niños.
    Por eso MANDA COJONES la mierda de periodismo que nos toca sufrir. Esa que mercadea con la información como se mercadea con las deudas, los servicios públicos, con el porpio Hombre, en definitiva.
    Y todo este ladrillo para insitir (pesao yo, más que nadie) en que este puto sistema infecto y gangrenoso debe cambiar.
    Y cambiará… El Tiempo todo lo cura….

  4. Mecacholo says

    Selito: lo que dices de que hasta hace no muchas décadas se podían ver cadáveres, mutilados, bubones, ampollas, llagas, trozos de carne desprendiéndose… habría que matizarlo con un “en España”. Si te das un paseo por algunos lugares de la India, por poner un ejemplo, puedes ver lo que describes. Y es que, ni toda España es ciudad, ni todo el mundo es España…

  5. favitinlena says

    Coincido totalmente.
    Sobrecoge tanta barbarie y aún más la forma de regodearse en ella. Para mí la TV se reduce a los telediarios. Estoy a punto de llevarla al deván.
    Me encantan los comentarios de libros y sus primeras páginas.
    Gracias.

  6. maria says

    Y si tienes hijos, ni los telediarios puedes ver con ellos para ver cómo está el mundo. En cualquier cadena y a cualquier hora, todos son sangrientos.

  7. alter_ego says

    ¿Y enlazar la noticia del cierre de la exposición de Gadafi haciendo alusión a la fuga de fluidos corporales no es otra forma de sensacionalismo, Javier?

  8. FRANCISCO PLAZA PIERI says

    Tanto el artículo como los posteriores comentarios son como para hacer un relato negro negrísimo.
    Que si ‘interviú’ y sus dulces… o macabras páginas; que, las salas de disecciones y sus insufribles (porque no sufren sus inquilinos) pacientes…
    Lo dicho: para realizar un texto de esos que hacen temblar al más sereno.
    Decía hace años un familiar (vuelvo a recordarlo) que sólo se nos ofrecen noticias malas… Malísimas, diría yo. En el lugar en que se registra un accidente, llega el periodista de turno y mete la cámara entre la sangre derramada hasta lo indecible…
    ¡Somos así, y no hay solución para este problema…!

  9. SOTANA ROJA says

    El titular de Publico no tiene desperdicio «la herencia de Gadafi envevena a una nueva Libia» , vamos que Gadafi también tiene la culpa que la OTAN halla invadido Libia con ayuda de separatistas ,miembros de Aquaeda , tribus enfrentadas entre si por controlar el poder, que la renta percapita de la Libia de Gadafi era la mayor del norte de África, la sanidad y la cultura era gratuita y de calidad. Lo que se le puede atribuir en negativo es el culto excesivo a la personalidad y el carácter de dinastía sucesoria que quería instaurar , por cierto nada diferente a la Monarquías europeas , marroquíes y sucesorias de otros países del mundo.
    Europa ya tiene en Libia , un gobierno «títere» controlado para abastecer a las grandes compañías de petroleo y gas , a precio honorifico , para no perder puestos en los G20 ante los países emergentes. Europa ya tiene su despensa de hidrocarburos a igual que EE.UU la tiene en Iraq. El pasillo humanitario al igual que los derechos humanos es una gran mentira Europea y EE.UU. para invadir cualquier país con el pretexto de la bandera de «la democracia» que solo practican en sus paises de origen ,pero no vale para el resto del mundo.

  10. SOTANA ROJA says

    Estarán contentos los Garcia Montero ,Victor Manuel , etc los miembros de la SGAE que dejaron robar a los españoles mirando hacia otro lado y apoyando este golpe de estado en Libia , avalado por la ONU .ejecutado por la demócrata OTAN y apoyado por Jimenez más el apoyo moral de algunos miembros conversos de la cultura y la SGAE, al sistema capitalista de robar a otras naciones lo que la nuestra no tiene.
    Parecen ingenuos o se lo hacen , gente que dijo NO A LA GUERRA , y han apoyando esta de Libia a sabiendas de lo que iba ha ocurrir. Enhorabuena habéis ganado los de siempre , con un coste de muertos silenciados y ocultados que nunca sabremos.

  11. SOTANA ROJA says

    Otra invasión en toda regla de Europa y EE.UU , las democracias que tenían que hacer un pasillo humano humanitario , lo que ha sido una invasión de la OTAN con apoyos golpistas.
    Turquía está matando en el Kurdistan iraqui , no veo a nadie democratico que denuncie esta situación , ni se vista a los lideres turco se les llame dictadores.Israel puede masacrar a quien quiera( sobre todo a los palestinos: Sabra y Chatila) con la connivencia de Europa y EE.UU,
    Ahora toca como con Sadam Hussein , vestir a Gadafi como un gran dictador , vamos que el comportamiento de Europa y EE.UU. en el mundo es democrático.
    Ver este link que lo he recogido de otro comentario que es ilustrativo para ver la realidad :

    http://librexpresion.org/invasiones-premeditadas-guerras-por-petroleo

  12. SOTANA ROJA says

    Los rebeldes libios son mercenarios en nómina de EE.UU, Reino Unido ,Francia,España,etc(UE) con apoyo de varios países europeos entre los que se encuentra la España de Zapatero de la Alianza de las Civilizaciones. Erdogan presidente de Turquía es junto a Zapatero los líderes de la Alianza de las Civilizaciones, ambos de la OTAN vemos como hay que «Civilizar» Libia y el Kurdistan Iraqui.
    En estos 40 años en la Libia de Gadafi, se ha creado una clase media y alta con un alto grado de preparación y nivel económico, estos son los vendidos a las ex-potencias coloniales como las marionetas civiles junto con el ex-ministro del interior amigo intimo de Gadafi, molesto por no estar en la sucesión , se la cobrado por si mismo.
    En los rebeldes mercenarios hay grupos de Al qaeda , que occidente no hace asco cuando se trata de conseguir sus interés, luego cuando no les sirva actuaran con ellos como contra Gadafi.

  13. SOTANA ROJA says

    Srta. Lozano este articulo es mas parecido a cualquier comentario de terrorismo de Rosa Diez, se esta usted enmendando parece que esta usted en linea de derecha revolucionaria franquista.
    Hoy usted y muchos como usted estarán contentos con el pasillo humano de la OTAN para aniquilar a la Libia de Gadafi, enhorabuena «el Imperio ataca» a todo aquel que se pone de pie ante el , ahora toca poner al «hijoputa» de turno para apropiarse de las riquezas energeticas del país. Donde está el premio nobel Obama de la Paz que es tan asesino como Bush,Aznar o Blair por invadir Afganistan o Irack , pero no lo son menos Zapatero,Sarkozy o Cameron.
    Felicidades, asesinos internacionales

Leave A Reply

Your email address will not be published.