Provocadores

22

Una de las pancartas que exhibieron manifestantes del Foro Social por la Memoria, el pasado 19 de noviembre, frente al Valle de los Caídos. / forosocialsierra.org

Si de mí dependiera, el informe de la comisión de expertos sobre el Valle de los Caídos y el futuro de los restos de Franco acabaría en la basura. Yo compraría un mapa de carreteras de España en una gasolinera y me iría al zoológico. Colgaría el mapa en la pared de la jaula de los chimpancés, y al primate más espabilado le daría un puñado de dardos. Acabaría acertando en alguna carretera, ¿no? Pues entonces sacaría de la cárcel a cuatro curas sodomitas y les pondría a excavar, justo en la cuneta de la carretera señalada por el mono, un buen agujero en el que echaría los cadáveres de los cuatro curas, una hoz y un martillo, un mechón de vello púbico de Carmen de Mairena, un ejemplar de la Constitución y, finalmente, los despojos del Caudillo. Encima pondría un anuncio del toro de Osborne, y justo al lado, un puti club.

Querido lector, ¿piensa que se me ha ido la mano? ¿Demasiado crudo e irracional el primer párrafo del post de hoy? ¿Cree que he recibido un golpe en la cabeza o he dejado de tomar la medicación? De ninguna manera. Lo que pasa es que me estoy volviendo un provocador.

De algo hay que vivir… Cualquiera que pretenda comer del periodismo debería tener en cuenta que, tal y como está la profesión, convertirse en un provocador es la salida más realista. Basta con echar un vistazo a nuestro alrededor: decenas de individuos se ganan la vida de manera holgada, e incluso recibiendo premios y bendiciones, vomitando opiniones descabelladas en medios supuestamente prestigiosos. Los más afortunados acaban de  tertulianos. Ahí tienen a Luis María Anson, todo un miembro de la Real Academia Española, capaz de escribir en El Mundo que “Zapatero proyecta legalizar la poligamia”. O a Sánchez Dragó asegurando que “el sufragio no debe ser universal: mi voto no vale lo mismo que el de quienes ven los programas de telebasura”. El más famoso de nuestros eyaculadores interiores es un leyenda para todos aquellos que pretenden vivir de la provocación: no todo el mundo es capaz de presumir de pederasta para ganarse las habichuelas.

Antonio Pérez Henares, Juan Manuel de Prada, Carlos Cuesta, Antonio Burgos, Hermann Tertsch… ¡Son tantos y tantos! Pocos medios se resisten a contratar los servicios de emponzoñadores  profesiones, pero quizá sea El Mundo quien tenga una cuadra más amplia y repugnante. Jiménez Losantos, Carlos Cuesta, Luis María Anson, Isabel San Sebastián, Luis del Pino, Sánchez Dragó… y ese niño prodigio de la toxicidad intelectual llamado Salvador Sostres. En su columna del pasado martes un Sostres repudiado incluso por la propia plantilla de El Mundo se atrevía a ofrecer la solución “para acabar con el paro”: “No es cierto que sindicatos y sindicalistas protejan al trabajador y que sin ellos el empresario les explotaría… Cuando una empresa tiene que cerrar, no hay derecho que valga… y hay que decir que, cuando tal desastre sucede, las familias desesperadas no acuden al sindicato a solicitar ayuda, sino que llaman a la puerta de su parroquia. Porque la Iglesia es la gran institución caritativa del mundo… Suerte que Dios está en todas partes”.

¿Estamos ante un lunático? ¿Quizá se trata de un necio o un descerebrado? ¿O simplemente es un retrasado? No, solo es un provocador tratando de ganarse la vida. Pero cuidado, porque estos individuos no son los únicos responsables de intoxicar a una sociedad con las defensas muy bajas. El provocador profesional no es nadie sin un medio que financie sus obscenidades y unos lectores que justifiquen su contratación.

El ciudadano responsable debería evitar cualquier contacto con provocadores profesionales. Disparan la tensión arterial, aumentan la producción de bilis, elevan la acidez gástrica… Y siembran el odio, la división, el enfrentamiento y la estupidez. Son un asco.

22 Comments
  1. Markieemm says

    Efectivamente, son un asco, una lacra y además sirven de enema para sentirte mucho más a gusto tras la citada operación

  2. goc1967 says

    ¿Que les paso a los curas?

  3. qq says

    Jefe, últimamente estás sembrado, debe ser que los aires otoñales y los ciervos berreando cerca de tu casa te inspiran especialmente.

    Los humanos amamos el morbo, por eso nos gustan los provocadores. Cuando miras la clasificación de las noticias más leídas de un periódico, siempre hay varias cuya intención, de una u otra forma, es provocar morbo. Porque el morbo se provoca, no se causa.

    Hay gentuza que vive de esta debilidad humana en las dos aceras. Pero me da la sensación de que aquí, una vez más, no todos son iguales, y hay mucho desequilibrio. Y es que para encontrar cafres de la talla de Sostres, Jiménez Losantos o Curri Valenzuela en las filas oponentes, hay que rebuscar mucho, mucho, mucho. Y sin embargo, los provocadores cavernícolas brotan como deberían estar haciéndolo las setas en Gredos, si hubiera llovido un poco más.

    Respecto al más ímprobo genocida español en los últimos cuatro siglos, es un pena (o una cagada más) que ZP no le haya dado más brío a la comisión que se ha encargado de estudiar el futuro de la vergüenza de Cuelgamuros. Ahora, las gaviotas que llegan a la Moncloa devorarán sin duda esta carroña, y enterrarán en lo más profundo de un olvido insultante las ilusiones legítimas que muchos teníamos de darle un mínimo de dignidad a esa inmensa tumba infausta.

    Saludos.

  4. Selito says

    Pse, Boss, como provocador no te veo, ue quieres que te diga, pero estas a segundos-luz de la lista que mencionas. Demasiado sutil, demasiado poco garrulo… demasiado…intelectual, no se si me entiendes…. pichón…. 😉

  5. Gárate says

    Te falta poner al Yoyas,Paco Porras,Tamara,Belén Esteban…..Paco García Car

  6. Diomedes says

    Yo con de que el sufragio no debe ser universal estoy de acuerdo, aunque Sánchez Dragó normalmente me repugna. Pero debería encontrarse una forma de asegurar un mínimo de cultura e inteligencia en el votante. Si no, vivimos en la dictadura que vivimos de la masa estúpida y alienada

  7. También hay periodistas dignos says

    como Tania Galvez de la UNED:

    «Posible despido en la UNED por “ofender” a Telefónica Una periodista de la UNED ve en riesgo su trabajo por realizar preguntas incómodas a un representante de la multinacional, patrocinadora de la universidad.

    Además de su presencia en el terreno educativo, el acuerdo de Telefónica con la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) garantiza a la multinacional la absoluta sumisión por parte de los medios de comunicación con los que cuenta la universidad. Es lo que se desprende del expediente disciplinario abierto a Tania Gálvez, periodista del Centro de Medios Audiovisuales de la UNED (CEMAV).

    El 24 de junio de 2011, el CEMAV colgó en internet y emitió en el programa de la UNED en La 2 el reportaje que Gálvez había realizado acerca de unas jornadas sobre responsabilidad social corporativa organizadas por la cátedra UNED Telefónica. Un mes más tarde, el reportaje fue eliminado de la web de RTVE, del canal de Youtube y del buscador de la web de la UNED.

    Sin obtener respuesta a su petición de explicaciones, el 13 de septiembre, justo un día después de que Gálvez informara a la universidad de su estado de embarazo, era informada de que se le había abierto un expediente disciplinario mediante un documento firmado por el rector, Juan Gimeno Ullastres. En el pliego de cargos del expediente, fechado el 11 de octubre, la Universidad abre la posibilidad de sancionar a la periodista de diferentes formas, incluyendo el despido disciplinario. El motivo es “la desconsideración” que, a juicio de la universidad pública, sufrió una persona entrevistada en el reportaje: Luis Abril, secretario general técnico de la Presidencia de Telefónica.

    Reportaje no complaciente

    La pieza informativa cuyo guión y locución estaba a cargo de Gálvez hace mención de la multimillonaria remuneración del presidente de Telefónica, César Alierta, los despidos masivos emprendidos por dicha compañía y a un piquete del sindicato CNT que se concentró a las puertas de las jornadas sobre Responsabilidad Social Corporativa en el que varios sindicalistas criticaron los acuerdos entre empresas privadas y universidades públicas.

    Luis Abril, secretario general técnico de la Presidencia de Telefónica, se refería a varios de estos temas al ser entrevistado. Al respecto de los altos salarios de los directivos de la compañía, admitía que “es verdad que hay cantidades que se nos antojan a todos altas”, excusándolas en el nivel salarial del sector de las comunicaciones, la responsabilidad que según él asumen sus directivos y el derecho de los consejos de administración a gestionar estos aspectos.

    También se refería a los despidos. “Estas cosas, para hacerlas bien, hay que hacerlas cuando se tiene dinero, cuando no se pueden hacer bien es cuando no se tiene. Precisamente la sostenibilidad, a plazo medio y largo de la compañía, pasa por que elmodelo productivo se ajuste, y que lo haga con la compensación debida para todo el mundo. Eso es realmente responsabilidad. El problema no es que ahora se gane dinero y por ganar dinero no se pueda despedir. El problema es que no hay despidos, hay acuerdos con quien quiera aceptarlos”, afirmaba Abril.

    En referencia al vídeo, la UNED precisa en el pliego de cargos que “la realización de las preguntas es una acción consciente e intencionada dado el carácter del invitado, éste conoce que quien le interroga es una persona de la Universidad y así el cuestionario y trabajo que realiza lo identifica con la propia institución universitaria, sintiendo que la desconsideración proviene de un representante de la UNED respecto a la que ha tenido la deferencia de participar y patrocinar”. Así, prosigue el pliego, “el hecho de que la desconsideración se realice mediante una entrevista del canal de comunicación pública de la Universidad agrava la infracción, pues no sólo se produce desconsideración, sino que el ofendido identifique el agravio, no con la interesada, sino con la UNED, provocando el daño de interés de esta institución”.

    ¿Responsabilidad social?

    Según la web de la propia UNED, “por responsabilidad social corporativa se entiende, además del cumplimiento estricto de las obligaciones legales vigentes, la integración voluntaria en el gobierno y gestión de las organizaciones, en su estrategia, políticas y procedimientos, de las preocupaciones sociales, laborales, medioambientales y de respeto a los derechos humanos que surgen de la relación y el diálogo transparentes con sus grupos de interés, responsabilizándose así de las consecuencias y los impactos que se derivan de sus acciones”. Sin embargo, esta visión teórica no parece acorde con amenazar a una trabajadora por plantear preguntas a una multinacional relativas precisamente a las dudas existentes respecto a su responsabilidad social.

    Más allá de declaraciones de principios, el expediente disciplinario a la periodista y la censura de su trabajo es coherente con la política de alianzas de la universidad regida por Gimeno. La multinacional reparte un dividendo de 6.755 millones de euros entre sus accionistas, cantidad que duplica el coste total del ERE, cifrado en 2.700 millones de euros, que destruirá 6.500 puestos de trabajo. Ésta es la empresa a cargo de la cátedra sobre responsabilidad social corporativa. César Alierta, presidente de Telefónica, lo es también del Consejo Social de la UNED. No extraña, por lo tanto, que el rector confunda el interés periodístico con la “desconsideración”, el “agravio” y la “ofensa”.

    LA TRABAJADORA VIVE CONFLICTOS LABORALES DESDE HACE TRES AÑOS

    La trayectoria de Gálvez, de 30 años de edad, como trabajadora de la UNED no ha estado exenta de problemas. En 2008, la periodista realizaba el mismo trabajo pero estaba en nómina de Laya Producciones. Tras denunciar a esta empresa por cesión ilegal de trabajadores y ser elegida como delegada de la sección sindical de CNT, Gálvez fue despedida en junio de 2008. Tras un conflicto laboral que terminó con su readmisión como trabajadora de la UNED en junio de 2009, la redactora volvió a constituir la sección, que se vio constantemente boicoteada por la empresa en cuanto a derechos sindicales: sin un local donde reunirse y constantemente marginada de las reuniones entre sindicatos y UNED. Con el expediente disciplinario, la UNED parece decidida a castigar de nuevo a la joven periodista. Tanto la UNED como Telefónica han declinado responder a las preguntas de DIAGONAL.

  8. negras tormentas says

    Su compañera y periodista/diputada y casi desnuda Lozano, está haciendo un estupendo striptease. Acaba de decir de tertuliana, que perderá dinero siendo diputada. ¿No es maravilloso? mansita ella, son peores los mansos, que los agresivos.
    Salud y Republica

  9. krollian says

    A muchos provocadores lo que les falta es inteligencia.
    No provoca quien quiere si no quien puede. Y ser provocado por un bocazas sin seso no es cosa que se sé a menudo.

  10. Melni-bone says

    Ufff, el Albéniz quiere fusilar a los sodomitas.

    Eres un retrógrado y un fascista.

    De eso va el post, ¿no?.

    Me pregunto si esto sirve como provocación. Supongo que para un niñato de la LOGSE valdrá.

    Elric

  11. Carlos G. says

    De lo mejor que has escrito, Javier.

  12. Manuel G. says

    Uno de los artículos más lúcidos que he leído en mi vida. Y he leído unos cuantos miles…

  13. Zaratustra says

    Ansón pirulero, el golpista del 23 de febrero? Pero hombre… Si ese ya quería ser polígamo entonces y aspiraba a tener un gineceo para él solo… ¿Y dice usted que es académico? ¿Qué palabra habrá inventado el tío? ¿donjuanismo,donjuancarlismo,pedo,pitopausia? ¿Y dragó, como dragón sin la ene, por qué no es académico, dragó?

  14. juansolsona60 says

    Al final de todo queda el convencimiento deque si esta gente existe y se les deja decir y hacer lo que dicen y hacen es porque muchos les escuchan y esto es lo grave. Son el producto de una sociedad enferma e inmadura. Son la imagen de nuestra propia verguenza, su sola existencia es un insulto

  15. Mik2 says

    «¿Estamos ante un lunático? ¿Quizá se trata de un necio o un descerebrado? ¿O simplemente es un retrasado?»

    Albéniz: ¿alguna vez se te ha pasado por la cabeza ofrecer algún argumento, un amago de argumento, un esbozo de argumento, o algo que se le parezca, y explicarnos porqué lo que dicen los columnistas de derechas – y los de izquierdas que no son progres, que hay unos cuantos (en cuarto poder hay buenos ejemplos) – te parece tan «provocador»? Por supuesto que Sostres ha dicho muchas barbaridades (recuerdo un magnifico artículo de Anna Grau al respecto), pero esto que ha dicho sobre los sindicatos me parece bastante sensato – de hecho, se está limitando a constatar un hecho, te guste o no.

    Me tempo que tendré que esperar sentadoo….

  16. Descodificador says

    Dice Sostres que «Las familias desesperadas no acuden al sindicato a solicitar ayuda, sino que llaman a la puerta de su parroquia. La Iglesia es la gran institución caritativa del mundo… Suerte que Dios está en todas partes». ¿Te parece poco argumento para decir que es un lunático? O un provocador, o un necio, o todo junto, como prefieras. Un saludo

  17. Mik2 says

    Vayamos por partes.

    «Las familias desesperadas no acuden al sindicato a solicitar ayuda»

    Muéstrame alguna fuente que diga que los sindicatos están ayudando de manera sistemática a personas necesitadas.

    «sino que llaman a la puerta de su parroquia»

    Busca en google (o pregunta por ahí, si lo prefieres) y encontrará un montón de datos al respecto.

    «La Iglesia es la gran institución caritativa del mundo…»

    Cualquier persona medianamente bien informada puede suscribir esta afirmación, al margen de que sea ateo (como es mi caso), creyente o meapilas.

    «Suerte que Dios está en todas partes»

    O bien esto es una opinión personal de Sostres, supongo que basada en sus posibles convicciones religiosas, o bien es una alusión a la presencia universal de la Iglesia como institucion caritativa – ¡ojo!: CARITATIVA. No «solidaria», ni «de cooperación» ni gilipolleces por el estilo -. Lo dicho, busca información donde quieras y lo comprobarás.

  18. Ernesto says

    Enorme Sr. Albéniz.

    No obstante en mi opinión no todos los provocadores son nocivos.

    La provocación bien usada es un gran arma, como usted bien sabrá ya que es un maestro de ella.

  19. Juan Hernández says

    Sr. Pérez de Albeniz: Aplíquese lo de que «el que se pique que se rasque».
    Soy un ciudadano muy responsable y no se puede hacer idea de como disfruto con los provocadores a los que cita y que le producen tanta mala bilis. Estoy encantando de que progres como usted sufran de acidez gástrica y de alta tensión arterial y tal. Que os den…

Leave A Reply

Your email address will not be published.