Periodismo esquirol

21

“Es de gran importancia el periodismo de excelencia en el mundo de hoy”. Juan Carlos I en la entrega el pasado miércoles de los Premios Rey de España.

Esquirol: “sinónimo de rompehuelgas. Aquellos que acuden a su puesto de trabajo o reemplazan a otros en una jornada de huelga”.

“Vamos con la publicidad, que eso no está en huelga”, dijo en la cadena SER, a las nueve y media de la mañana del 29 de marzo, un Carles Francino que, como su publicidad, tampoco estaba en huelga. Francino es uno de esos periodistas críticos con la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy que, a la hora de la verdad, no dejaron de trabajar. ¿Si un periodista hace huelga se detiene el mundo? ¿Están exentos los periodistas de cumplir compromisos laborales y sociales? ¿Somos los periodistas seres superiores, indispensables, divinos? Las televisiones, los periódicos y las emisoras de radio estaban ayer abarrotadas de periodistas que, tras despellejar a Luis de Guindos y Fátima Báñez por una ley que amenaza derechos laborales y sociales de los trabajadores, ejercieron con normalidad su papel de informadores o tertulianos. ¿Huelga? Por supuesto, pero para los demás.

Publicidad

En los quioscos, esqueléticos diarios de papel nos recordaban que cada día son menos necesarios los diarios de papel. Los columnistas de El Mundo se mantenían al pie del cañón, Juan Cruz rellenaba la última de El País y una bandera de España ondeaba en la portada de La Razón apelando al patriotismo de los lectores: “Trabaja por España”. En la calle, 9.937 periodistas en paro, 6.799 más que en 2005, el 44 por ciento sin trabajo desde 2011. Todo en orden.

En televisión, las cadenas privadas emitieron con normalidad: informativos a su hora, magazines tan cutres como de costumbre, fútbol en Telecinco... “Digan lo que les digan, les cuenten lo que les cuenten, la huelga general es una realidad”, dijo un García Ferreras que no hizo huelga, pese a considerarla justa y necesaria. “Este programa se realiza con un número menor de trabajadores del que es habitual”, afirmó en un intento por justificar lo injustificable: “algunos han decidido hacer huelga. El resto está de acuerdo con la huelga, pero piensa que la mejor manera de contribuir a ella es realizar su trabajo para informar sin trampas”.

¿Informar sin trampas? Coño, la misma excusa que esgrimien cada día en Intereconomía y La Razón. García Ferreras  dio paso a Carmelo Encinas, periodista pro huelga pluriempleado, puesto que solo unos minutos antes había repetido su discurso en otra cadena, Telecinco. “No me siento en absoluto esquirol, creo que esta huelga es buena y necesaria, pero mi deber es informar”, sentenció uno de los tertulianos de “Al rojo vivo” poco antes de pasarse a recoger su talón.

“El periodismo tiene normas básicas, y una es contar los hechos”, afirmó sin sonrojarse un Alfonso Rojo que insultó en “El programa de Ana Rosa” a Encinas y a los que defendían la huelga. “Tú, aunque estés aquí ejerciendo de periodista, estás en huelga”, dijo Ana Rosa con su habitual desparpajo para disculpar la presencia de uno de sus tertulianos de izquierdas. Y el tertuliano de izquierdas, a la vera de una María Antonia Iglesias también a favor de la huelga y de trabajar en las jornadas de huelga, asintió con docilidad. “No estamos para hacer huelga, sino para arrimar el hombro”, aseguró el conde Lequio, ejemplo de coherencia desde su posición al frente del nuevo periodismo español.

¿Lo mejor de la jornada de paro periodístico? Sin duda esa imagen de Telemadrid en negro. Ha sido necesaria una huelga general para que la autonómica de Esperanza Aguirre emitiese algo digno. “Los trabajadores de Telemadrid y Onda Madrid estamos orgullosos”, aseguran en una nota. No todos pueden decir lo mismo.

La imagen de Telemadrid durante toda la jornada de huelga. / salvemostelemadrid.es
21 Comments
  1. ANTONIO ORDOÑEZ says

    En la profesión más pisoteada y de las que más afecta la reforma laboral, hacen huelga cuatro, bien por cuarto poder. Que tiempos aquellos en los que hasta tve coloco carta de ajuste a las 0 horas

  2. negras tormentas says

    Y Gabilondo, que la mitad de los jueves no hace comentarios y el que nos pide que no nos olvidemos de haiti, pero jamás se acuerda de los palestinos. Y Garcia Ferreras, ese defensor de la limpieza y lo bien que lo está haciendo el principe felipe, aspirante a portavoz monarquico, que no le caben más tertulianos fachas.
    Me dan más asco que los que van a cara descubierta, son más dañinos, son como gallardín, progres de fachada, nunca mejor dicho. Triste.
    Salud y Republica!

  3. Alejandra Díaz Ortiz says

    Excelente reflexión.

  4. María says

    Completamente de acuerdo Albeniz!!!

  5. Marcelo Marko says

    L@s Periolist@s no son seres superiores, aunque se lo crean, si hay una huelga general es para tod@s y no valen escusas trasnochadas ni parches ni componendas, por favor, eso dejémoselo a los fachas periolist@s de interlobotomía, etc., con o sin carnet.

  6. qq says

    Lo mejor del día de ayer fueron dos cosas: caminar por el centro de Madrid con cientos de miles de personas más protestando contra la reforma aporbada por decreto por este gobierno neofascista (lo de ‘neoliberal’ es sólo un eufemismo), y ver Telemadrid en negro. Difícilmente superable. Saludos.

  7. Pepa says

    «Existen dos cosas in finitas: el universo y la estupidez humana. De la primera no estoy seguro»
    Frase atribuída a Alber Einstein.

  8. Pepa says

    «in finitas» es una errata. No es que sea fan de Jesulín.

  9. La mujer tranquila says

    muchos periodistas de prensa escrita hicieron huelga el día 28 para trabajar e informar el día 29

  10. Solidamente says

    Totalmente de acuerdo con la reflexión. En RNE me llamó la atención que estuviesen ahí los presentadores estrella, al menos de la mañana y tarde. Eso sí, creo que se dedicaron a abrir líneas y que llamase la gente.

  11. Selito says

    Vuelvo a decir que sois unas criticonas: ¡Que eran servicios mínimos, coño!
    Y ¿qué es el mínimo si no un máximo venido a menos? Pues eso…. 😉

  12. Carlos G. says

    Pues no estoy de acuerdo.. o sí, no lo sé. Yo estuve atento a las informaciones que daban sobre la huelga, y si quienes tienen que informar no están, por lo menos dando algunos datos, la huelga pasa más desapercibida. Sí estoy de acuerdo en la crítica a los tertulianos, puesto que su presencia es prescindible -casi siempre, y más en un día como éste-. Salut.

  13. elnene says

    Me he emocionado al leer que Lequio está dispuesto a arrimar el hombro; menos mal que aún queda gente con ganas de trabajar en este país de vagos y fiesteros.

  14. Oghaio says

    Excelente artículo. Genial lo del Francino, el «descafeinado» y los demás. ¡Enhorabuena, y gracias por tus palabras!

  15. Telematón says

    Respuesta a Periodismo esquirol… o no « Con reservas…
    Maldita seas Virginia, aprovechas que estoy de fin de semana para mancillar mi buen nombre!
    En cualquier caso, tras leer tu post, casi me acabas convenciendo de la necesidad de que los periodistas no se sumen a las huelgas, por ser su trabajo en esas circunstancias tan imprescindible o más que el de médicos, policías o notarios. Puede que lo sea, sin duda se trata de un servicio público, pero voy a confesarte un secreto: el medio de comunicación que mejor me informó de la huelga. ¿No lo adivinas? Telemadrid. Esa pantalla en negro me contaba todo lo que necesitaba saber sobre la jornada de paro.
    Creo sinceramente que, con los medios de comunicación caídos, la huelga hubiese tenido un éxito mayor. Y yo, periodista pero antes trabajador, quería que la huelga fuese un éxito total.
    Espero que la miaja ironía y sarcasmo utilizadas en esta ocasión no conduzcan “al ‘adversario’, indefectiblemente y de cabeza, al territorio de la estupidez”.
    Muchos besos!!!!

  16. rmdelpino says

    Entiendo que este comentario llega tarde, pero no está de más una aclaración (y que conste que estoy a favor de la huelga, la secundé el pasado jueves y volveré a hacerlo en las sucesivas que se convoquen, porque yo sí creo en el papel que tienen). Desde un punto de vista meramente legal (y sin entrar en más valoraciones) entiendo que los periodistas que has mencionado a lo largo de todo el artículo tendrán con sus respectivas empresas una relación de carácter mercantil y, por tanto, a todos los efectos son autónomos (económicamente dependientes si se quiere, pero autónomos). Así pues pudiendo únicamente secundar la huelga los trabajadores asalariados, y no teniendo tal condición estos periodistas, en virtud del artículo 1.1. del Estatuto de los Trabajadores. Me imagino que el motivo (legal) por el que no secundaron la huelga sería ése, el monetario sería otro.
    Saludos.

  17. Himanshu says

    Dessa vez eu que vou assumir o papel de ctaronponto Sou reconhecidamente uum tecnootimista que acredita estarmos nos dirigindo a uuma sociedade globallmente mais humana e humanista em que as diferene7as sociais, culturais etc ne3o nos distanciare3o tanto uns dos outros e sere3o ate9 admiradas, mas Ainda tem muita gente fora dos novos espae7s de interae7e3o horizontais. Conforme a Internet deixa de ser um privile9gio tornando-se um direito be1sico mais e mais formas de pensamento se unem e0 coletividade de vozes.Imagino que as vozes mais sedutoras sere3o capazes de se multiplicar e se destacar da algaravia. Essas vozes a que me refiro ne3o se3o iindividuais, mas coletivas, sf3 para evitar que me entendam mmal.Sabemos que a esseancia humana ne3o este1 mudando profundamente, ou seja, ainda somos vulnere1veis e0 sedue7e3o do meddo e nosso vazio existencial (que nos faz emocionalmente carentes) mais ou menos generalizado nos deixa vulnere1veis e0 sedue7e3o do poder, daluxfaria consumo e outras emoe7f5es menos deseje1veis o que o impulso de coletividade. Sere1 realmentte que, ao unirmos nossas vozes individuais as melodias que se destacare3o ne3o sere3o as que nos desesperam ou noos fazem rejeitar o diferente criando, talvez, uma ditadura do conectado sobre o desconectado ou alguma outra forma de domednio injusto?

  18. Fanjul Segundo says

    Carmelo Encinas es UD, el peor periodista de todas las tertulias donde acude. Pues siempre quiere tener la razón, y además muy mal educado, por que no deja hablar a nadie cuando los temas no son de su cuerda. Es igual que el Periódico el país, mentiroso, y levanta cuentos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.