Garabatos

10
Portada del segundo número de la revista 'Mongolia'.

Hace años tuve un amigo que era del Real Madrid. Éramos niños, aún no existía entre nosotros ese rechazo visceral que provocan los colores contrarios. Así que le acompañé al Bernabéu a la presentación de un jugador, creo recordar que Paul Breitner. Mi amigo llevaba un balón nuevo, regalo de cumpleaños, y quería que se lo firmasen los jugadores. Tras la presentación y un ligero entrenamiento, un empleado le dijo que por supuesto, que cómo no se lo iban a firmar, y tras acariciarle cariñosamente la cabeza se llevó el cuero virgen camino de los vestuarios. Nunca llegó a las duchas. Por una rendija de la puerta entreabierta vimos cómo sacaba un bolígrafo y, apoyado en la pared, él mismo rellenaba el balón de firmas. Del Bosque, Benito, Camacho, Amancio, Sol… Estaban todos, incluido el recién llegado Breitner. Mi amigo tenía previsto poner el balón en una vitrina, en la estantería del mueble-cama de su habitación, como un pequeño altar madridista. Pero cuando llegamos al barrio era otra persona: se lo enseñó a los colegas y, para sorpresa de todos, lo dejó caer al suelo, le metió un patadón y dijo: “a cinco goles, y como el balón es mío, último de portero”.

Los autógrafos, para los fans de Justin Bieber. Contaba Cuarto Poder que el rey Juan Carlos firmó dos decretos, publicados en el BOE del 14 de abril, cuando venía de Botsuana con la cadera hecha fosfatina. Se preguntaba Luis Díez, autor de la información, si no sería que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que compartía firma en los documentos, habría utilizado el real garabato en vano. La cosa ha quedado ahí: en nada. Y es que ya nada nos sorprende, nada nos impresiona, nada nos deja boquiabiertos. “El rey podría violarte”, advierte la revista Mongolia en una portada superada por la dura realidad.

Publicidad

La firma es un trazo sobrevalorado. Yo lo he sospechado, sin necesidad de realizar estudios grafológicos, desde el día que acudí como invitado al despacho de un notario. “Me salgo un momentito mientras ustedes hablan de sus cosas”, dijo el funcionario que debía proporcionarnos seguridad jurídica, consciente de que parte del pago del piso se realizaba en dinero negro. Volvió al rato, sonriente, y ofreció su Mont Blanc Agatha Christie para dar categoría a las rúbricas.

¿Recuerda usted a aquel Urdangarín que se proclamaba inocente, y que se presentó ante el juez  dispuesto a defender su inocencia y su honor? Pues hoy está dispuesto a firmar su culpabilidad (malversación, fraude, evasión fiscal y falsedad documental), siempre que a cambio de devolver 1,7 millones de euros pueda eludir la cárcel. Por cierto, los correos electrónicos de Diego Torres (“Tengo 200 e-mail más comprometedores”), el ex colega de Urdangarín, ¿tendrán firma… electrónica?

Doctor, desde hace tiempo no sé qué me hace más gracia, si los garabatos de Mongolia o los del BOE. ¿Es grave?

10 Comments
  1. qq says

    ¿Y dónde tengo que firmar para nacionalizarme mongol? Claro, como son una república, se pueden meter con el monarca, qué suerte. Saludos.

  2. Selito says

    Firmo y afirmo que llegué antes que Mecacholo 🙂

  3. Selito says

    … pero después de qq 🙁

    (casi, casi que ha parecido una desco-pole de las buenas, tú 😉 )

  4. Selito says

    Querido Telamatón: Padece usté un desdoblamiento de blog cuyo origen psicógeno sin duda ha de buscarse en los abusos periodísiticos ue ha sufrido usté en la última década, casi.
    Pero no se preocupe, no es especialmente grabe y de hecho le puede ayudar a usté a ganarse un poco la vida y, sin duda, a alegrarle el dia a unos cuantos miles de convecinos, igual de abusados, a veces incluso con desdoblamientos más patológicos y profundos, que, al menos, pasan unos minutillos alejados de la realidad obscena del dia a dia.
    En cuanto a los garabatos, recuerde que los únicos válidos de leer y rrecordar son los de los niños, especialmente si no se dan en paredes y mobiliario.

    El dotó (la minuta, como siempre, en música, por favor…)

  5. Selito says

    … no es especialmente graVe…

    disculpaciones….

  6. marisa says

    Selito, recuerda que hoy es el día de la libertad de prensa, así que hoy más que nunca, se debe hablar de la prensa! Salud!

  7. Selito says

    Hola, Marisa.
    Perdón pero me pillas espeso: ¿qué me quiés decí, que no me cosco na de na? 😉

  8. Carlos G. says

    Lo diento. Mé quivocaddo. No vovedá ocuddí.

  9. Mecacholo says

    Hoy me has pillado lento, Selito. 🙂

  10. Mecacholo says

    Quise decir «ayer».

Leave A Reply

Your email address will not be published.