El presente del periodismo

8

Mucho se habla, se escribe y se publica últimamente sobre el futuro del periodismo. Y casi todo son tontás. ¿Alguien sabe cuál es el futuro del periodismo? Nadie. De lo que si podemos estar seguros es del presente del periodismo: nos lo enseñaba ayer mismo El País en las páginas 42, 43, 44 y 45. “Gran periodismo en papel o Twitter”, titulaba el diario de Prisa un grandioso promo reportaje sobre los Premios Ortega y Gasset. El presente del periodismo resumido en un maravilloso mosaico fotográfico a doble página: Ministros, ex ministros, consejeros delegados, juristas, presidentes del Constitucional, arquitectos, actores, diputadas, secretarios de Estado, vicealcaldes, abogados… y un par de periodistas.

Elena Ochoa Foster, la gran periodista que se hizo famosa al frente del programa “Hablemos de sexo”, no solo presidió el jurado de los premios, sino que dijo exactamente aquello que los presentes querían oír: “el periodista será más necesario que nunca”; “Internet no es bueno ni es malo, será lo que nosotros queramos que sea”; “Internet y las redes sociales suponen una total transparencia de nuestras vidas y también de lo que somos. Nuestras huellas quedarán para siempre en el espacio digital”. Brillante, ¿verdad?

Publicidad

Se da el caso curioso de que algunos periodistas, los  negados para la gestión del periodismo, son quienes más levantan la voz y más lecciones dan, desde los medios menos solventes, sobre cómo reflotar la profesión. Ahí tienen a Cebrián y Casimiro García-Abadillo, con sus flamantes reflexiones a toda página en sus respectivos periódicos. Y al gran Pedro J Ramírez, celebrando sus 100.000 followers en Twitter con una oferta irrechazable: si te abonas uno o dos años a Orbyt te llevas gratis… ¡el último libro de Pedro J!

Mucha palabrería, pero poca chicha. El futuro de la profesión está… en los blogs. Sí, en los blogs, en engendros como el que está usted leyendo en este instante. O como todos los que dan forma a este periódico de blogs que es cuartopoder.es. El futuro tiene forma de blog. ¿The Huffington Post? No. Estamos hablando de periodismo, no de acumulación y rapiña.

El futuro del periodismo está en blogs como el de Romina Belluscio, en elmundo.es: Las locuras de Romina. Textos brillantes, reportajes fotográficos de calidad… Poco más se puede pedir a este blog, firmado por la novia de Guti y ejemplo perfecto de periodismo vivo y de futuro que, lamentablemente, no puede ganar un Premio Ortega por pertenecer a un medio de la competencia.

¿Sabe qué blog sí podría ganar el próximo Ortega? El de José Ignacio Goirigolzarri, el hombre de los 68,7 millones de euros de prejubilación, el banquero que regresó del retiro para presidir Bankia y enderezar aquello que torció un Rodrigo Rato indemnizado por su torpeza con una cantidad simbólica: 1,2 millones de euros.

Tras siete años escribiendo El Descodificador me siento capacitado para dar al amigo Goirigolzarri un puñado de consejos que faciliten su camino hacia el Ortega: actualizar más a menudo los post, incluir imágenes frescas (como hace Romina Belluscio) en lugar de tanto paisaje, un buen perfil de autor con datos de su cuenta corriente y foto en un yate, textos más breves y divertidos y, por último, renegociar la deuda de Prisa.

8 Comments
  1. marisa says

    «El presente del periodismo resumido en un maravilloso mosaico fotográfico a doble página: Ministros, ex ministros, consejeros delegados, juristas, presidentes del Constitucional, arquitectos, actores, diputadas, secretarios de Estado, vicealcaldes, abogados… y un par de periodistas». Brillante descripción del periodismo. Triste realidad del periodismo de nuestro tiempo.

  2. Selito says

    «Se da el caso curioso de que algunos periodistas, los negados para la gestión del periodismo, son quienes más levantan la voz y más lecciones dan»

    Esto yo lo aprendí de residente haciendo guardias de urgencia: Los que menos tenía que ver con urgencias, los que venian a que les hicieras recetas, por un catarro despues de un fin de semana en la playa (con el catarro, sin ir al médico en la playa), los que venían por chorradas para ausentarse del trabajo un dia eran los que te protestatban desde el minuto 1 y les tenias que soportar con la yugular hinchada.
    Los que venían con verdaderos problemas, los que se quedaban ingresados, los que hacian buen uso del sistema estos, casi sin excepción, era los que te facilitaban el trabajo y protestaban poco o nada. «Yo lo que quiero es ponerme bie, doctor»

    En todas partes cuecen habas… Y hay hideputas 🙁

  3. Natalia says

    Estás de coña con lo de Romina, ¿no?

  4. Ernesto says

    No iba mal encaminado un tal G.L. que creía que el futuro del periodismo está en que todos seamos periodistas. Pena que su proyecto falló.

    Desde luego, el periodista como tal está en grave peligro de extinción, desgraciadamente no hay una mucha demanda de verdadera información y profunda opinión, sino de Grandes Hermanos y escapaditas de fin de semana.

    ¿Será que el mundo está tan jodido que ya no nos interesa la realidad, sino simplemente seguir a los triunfadores para evadirnos?

  5. clara says

    ¿En serio el blog de Romina Bellucio es periodismo? Yo podría estar de acuerdo en que el futuro del periodismo esté en los blogs, pero en blogs que analicen la actualidad y profundicen en los porqués de las cosas, alejándose de la inmediatez de twitter y otros medios. Por no decir que me repugnan los periodistas estrella o periodistas noticia.

  6. Telematón says

    Clara, Natalia… el comentario es irónico. Hay el mismo periodismo en una portada de La razón que en blog de Romina Bellucio. Nada.

  7. Mecacholo says

    No jodas, Albéñiz: me he tenido que leer la bazofia de la Romina esa para convencerme de tu tono irónico. Si hubieras sido más explícito, me hubiera ahorrado unos minutos de mi vida… y unas arcadas…

  8. Pepa says

    Bufff…no se si me he quedado tan mal de leer tu post o el de Romina…mi maaaaa!

Leave A Reply

Your email address will not be published.