Las moscas del otoño

12
Esperanza Aguirre, ayer, día 17, a su llegada a la rueda de prensa donde anunció su dimisión. / Ángel Díaz (Efe)

Cuando acaba el verano y los calores, de las persianas de mi estudio surge un ejército de moscas que, medio atolondradas, se cuelan en la casa y vuelan sin rumbo, chocándose contra los cristales, posándose en los muebles, zumbando durante la siesta. Son las moscas del otoño. Este año han llegado un poco antes, jaleadas quizá por un lunes caliente: dimite Esperanza Aguirre y periódicos como El País, El Mundo, La Razón y ABC dedican sus portadas al torero José Tomás, con titulares como “Crece la leyenda”, “Apoteosis” o “Delirio”. Las moscas del otoño se vuelven locas.

En el interior de esos periódicos, la crème del periodismo madrileño (salvo 20M, que no informa sobre toros desde hace años), un lector avispado puede encontrarse con la vida real: las trece escuelas municipales de música de Madrid triplican su precio porque Ana Botella no las considera “esenciales”. La música es cosa de gente pudiente, que no se le olvide a usted.

Solo para quienes puedan pagar. Es lo que tienen los lujos: la música, la cultura... Los que estén en paro, o tengan un trabajo de medio pelo, y tres hijos pequeños, que se olviden de pianos, guitarras, solfeos y demás zarandajas superfluas. El Estado reserva para esas clases sociales sin futuro un fabuloso sistema de entretenimiento y formación específico: la televisión. Concretamente la televisión pública. Usted no puede pagar las clases de percusión de su hijo de diez años, pero sí puede sentar al chaval a ver “Soltera y madre en la vida”, el sábado a las siete de la tarde en La 1 de TVE. A tope con Lina Morgan y Alfredo Landa. O puede sintonizar Telemadrid la noche del lunes, de luto por la marcha de la Margaret Thatcher del Foro, y disfrutar del especial de dos horas que le dedicaron en prime time a la lideresa que les llevó a la ruina (económica y de audiencia).

Ana Botella es la alcaldesa de Madrid que nunca fue votada. Desde hoy, Ignacio González es el presidente de la Comunidad de Madrid que nunca fue votado. Es la grandeza de la democracia. Y la miseria de Madrid, un lugar maltratado por la política y los políticos. El reino de una Esperanza Aguirre que se marcha de la misma forma en que ha vivido todos estos años: sin hablar claro, sin decir la verdad, sin llegar a parecer sincera. No dice “me voy porque tengo cáncer” o “me voy porque no soporto a Rajoy”, sino que dice todo eso y todo lo contrario.

La moscas del otoño se lanzan como locas a la pantalla de mi televisión. Insectos dípteros de ojos compuestos, quizá sientan que está calentita. Puede que la electricidad estática las atraiga de manera irresistible. O simplemente sienten una repugnante fascinación por las programaciones de TVE y Telemadrid, obras magnas de los gobiernos de Rajoy y Esperanza Aguirre, respectivamente.

12 Comments
  1. Carlota says

    Estupendamente ilustrado el otoño que se nos presenta Albéniz. Enhorabuena!!!

  2. COHAL says

    yo tampoco soporto a Rajoy pero….a donde me voy???

  3. Domingo says

    Todo esto está muy bien Javier, como tambien las manifestaciones y concentraciones de los ciudadanos; pero a la hora de votar ¿ a quien votan? ¿a quien votaran?, me temo que a los mismos, como siempre.

    Que no se quejen, tienen lo que merecen.

  4. Johnatan says

    Carlota:

    Hay opciones para no ser cómplices de estos mangantes del PPSOE.

  5. Johnatan says

    Perdón, el comentario dirigido a Carlota debería ser a COHAL 🙂

  6. Selito says

    El Telamatón no iba a ser menos ue el Desco… 😉

    Ayer vi las declaraciones que hizo la ex-, con amago de llanto incluido. No se, todo eran alusiones a querer estar con la familia, vivir, etc. y a esa “enfermedad” que “en teoria tengo curada”.
    Son expresiones muy habituales entre los pacientes oncológicos cuando el cáncer les hace replantearse la vida, las he escuchado muchas veces.

    Me da para dos teorias:

    – Se va por su cáncer realmente y ha sido sincera. Ello no quiere decir necesariamente que tenga metástasis. Puede ir de aquí, a que haya hecho una recidiva local, en el propio pecho o que le hayan salido alterados los marcadores tumorales de control y tenga que someterse (o lo ha hecho ya) a diversas pruebas para descartar la recidiva, doquiera que esté. Todo ello le ha podido meter en el cuerpo un miedo suficiente como para replantearse las cosas. Es muy habitual, sobre todo en pacientes a los que, de entrada, se le dan todas las buenas expectativas posibles y luego no se cumplen. Lo habitual es que este después sea un trago mucho más amargo que el primero. Puede, por tanto, no ser nada, pero el susto ser definitivo. Por el momento es mi 1ª posibilidad. Si es así, mis mejores deseos y que se quede en el susto.

    – Que, como decís la mayoría, tenga al gato bien encerrado y esté cociendo algo a fuego lento o se esté quitando del medio (como su amigo Rato, cuando se fue del FMI, oh casualidad, justo antes de estallar la crisis) antes de que le salpique algo. Un compañero mio madrileño opina esto también, votando sobre todo porque se está quitando de enmedio en loor de (sus) multitudes para dejar que Rajoy (y Gallardón por extensión) se sigan quemando a fuego lento (y las próximas elecciones van a marcar mucho los tiempos, incluido en el P. Vasco, que, por poca presencia que tenga el PP, cualquier bajada se puede usar de arma arrojadiza por manos entrenadas) y reaparecer ella luego de salvadora de la patria y del PP… es decir, de lo mismo…
    En este caso, mi compi también piensa que está adobando el tema de su cáncer como una forma de desviar la atención y no ser criticada ni que se especule más de la cuenta. También es de la opinión que es un bicho malo.
    Por el momento quiero ser lo suficientemente ingenuo como para pensar que con enfermedades como el cáncer no se juega y que no está haciendo eso, pero si al final se demuestra que sí, estaría siendo tan rastrera, tan baja y tan guarra que espero sinceramente que si ha cometido algún delito se le pueda probar y acabe en una buena carcel de la que, si finalmente el karma de sus malas acciones le llega y el tumor, como lobo de Pedro, finalmente le reaparece, la liberen por motivos humanitarios cuando ya sea incurable.

  7. celine says

    Qué barbaridad, selito. Qué falta de empatía. Hay que separar bien las ideas políticas de las fobias, hombre. Se te ha ido la mano calentando teclas, chavalín.

  8. abajolascadenas says

    Para llevar a cabo su plan de Gobierno, Aguirre no ha dudado en mantener un control férreo de Telemadrid (parece que en esto no le interesaba el liberalismo), convirtiendo el canal público, financiado con los impuestos de todos los madrileños, en un soporte propagandístico de su gestión, un nido de pelotas serviles afines a la presidenta bajo el disfraz de periodistas.
    La marcha de Aguirre de la política, si es que es definitiva, supone una gran noticia para la ciudadanía. Por desgracia, su obra sera continuada por su vicepresidente Ignacio González…esperemos que por el menor tiempo posible por el bien de los madrileños.
    http://abajolascadenas.wordpress.com/2012/09/17/el-adios-de-esperanza-aguirre-por-fin-una-buena-noticia/

  9. Pepe says

    Javierito, creo que te estara llamando Esperanza para decirte porque a dimitido, ya que no te parece suficiente la explicación que ha dado

  10. ainoa says

    Se va después de pactar con los rufianes de eurovegas contra la legislación vigente.

  11. Ángel says

    Repito lo de «la paja y la viga». Manteniendo que Telemadrid está hecha a imagen y semejanza de Esperanza Aguirre, no oigo nunca hablar, por ejemplo, de la NACIONALISTA TV3, donde difícilmente se escucha una voz discrepante o Canal Sur ¡para qué vamos a hablar!
    No sé si es usted un ingenuo o un hipócrita.

  12. Ángel says

    Las televisiones a la mayor gloria de los que mandan. ¿Queremos así seguir teniendo televisiones públicas?

Leave A Reply

Your email address will not be published.