Donde dije Alianza quise decir Civilización

8
Intervención de Rajoy sobre la Alianza de Civilizaciones, el 30 de mayo de 2006, en el Congreso.

Las mentiras de los políticos son tan pueriles, sus discursos tan poco consistentes, su concepto de la palabra tan superficial, que desnudar todas estas miserias resulta cosa de niños: solo hace falta acudir a la hemeroteca. Periodismo sencillo, barato y eficaz puesto en marcha por unos informativos, los de La Sexta, que han seguido este sencillo procedimiento con Mariano Rajoy y sus diferentes opiniones sobre la Alianza de Civilizaciones impulsada en su día por Zapatero. Las de antes, cuando estaba en la oposición, y las de ahora, al frente del Estado. En apenas dos minutos, lo que dura la pieza con cuatro vídeos que aparece en el informativo, realizan el más incisivo, despiadado e irrebatible análisis de un presidente del Gobierno que queda en absoluto ridículo.

Cuando estaba en la oposición Rajoy criticó de manera atroz, en diferentes ocasiones y sin demasiados miramientos, el proyecto diseñado por Kofi Annan y apoyado por Zapatero para “promover respuestas eficaces a las amenazas de la paz mundial”. En el PP lo tacharon de megalómano y faraónico. Rajoy ironizó de manera cruel, llegando a burlarse públicamente del proyecto y de los países que acudieron a sus reuniones. "Esto de la Alianza de Civilizaciones es una cosa de broma”, dijo en 2006. Pero los tiempos y las circunstancias han cambiado…

“Rajoy defenderá ante la ONU la Alianza de Civilizaciones de Zapatero”, titula en portada La Gaceta. Ya en el interior, resume sin disimulo la situación: “Cuando el PP estaba en la oposición durante el Gobierno socialista de Zapatero ejerció una crítica feroz a la Alianza de las Civilizaciones. Ahora, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aprovecharán esta criticada iniciativa durante su asistencia esta semana a la Asamblea General de la ONU para promover la candidatura de España a uno de los puestos no permanentes en el Consejo de Seguridad para el bienio 2015-2016”.

Leer semejantes contradicciones resulta obsceno, pero no tanto como contemplar las imágenes en las que Rajoy se contradice sin despeinarse, con la naturalidad del que está acostumbrado a mentir. Es un espectáculo ver cómo decía, entonces, que la Alianza era “uno de esos cantos de sirena que no interesan a nadie”, o que se trataba de "un proyecto ridículo y fantasmagórico". Y ver cómo defiende, ahora, aquel mismo proyecto para conseguir en el futuro un puesto en el Consejo de Seguridad.

Tras ver esas imágenes de La Sexta, esos dos minutos rocambolescos, resulta difícil tomarse en serio al presidente del Gobierno. “Ha mentido otras muchas veces”, dirá el lector pensando en la subida del IVA, el rescate, los recortes, el copago, la amnistía fiscal y tantas otras cosas. Y mentirá muchas más, añado. Es la televisión lo que engrandece su desfachatez. Ver cómo su rostro de piedra ni se inmuta en la contradicción, en la mentira, en la burla, es todo un espectáculo audiovisual. La auténtica marca España.

8 Comments
  1. Carlota says

    El tremendo problema es que la mentira ya no sorprende a nadie. Estamos acostumbrándonos a que nuestros presidentes mientan siempre.

  2. qq says

    Por cosas como esta es por lo que hay que rodear hoy el Congreso. Porque lo que hace hoy Rajoy, lo podría haber hecho cualquier otro.

    No nos representan. Y si no nos representan, ¿qué coño hacen allí? A por ellos.

  3. Pepa says

    Pues si, a mentido muchas otras veces y con cosas mas importantes. El link a La Gaceta no lo pincho por principio. Malo que lo hayas incluido en tu articulo.

  4. Mecacholo says

    Somos pusilánimes si consentimos esto.

  5. COHAL says

    Redios¡¡¡¡¡¡¡ no es que el programa con el que consiguieron mayoría absoluta lo hayan hecho añicos en 4 días, tampoco vale de nada de lo que hicieron/dijeron en 8 años de oposición

  6. Yomismo says

    Lo triste es que las rectificaciones caen en saco roto, es decir: para la mayoría de los votantes «quien da primero, da dos veces». Tenemos sobradas pruebas de rectificaciones de políticos de uno u otro bando -especialmente del PP- como para considerarlo «ley universal». Estoy cansado de escuchar a cierto tipo de conciudadano comentarios sobre el TITADINE, Garzón, y otras mentiras hace tiempo superadas, de cuyas aclaraciones se ha hecho caso omiso. El grueso de los hacen que un partido gane las elecciones con sus votos, como los que consumen televisión basura, no quieren segundas opiniones; Se quedan con las primeras y punto. Para ellos se gobierna, y su mayor virtud es que no asimilan más que lo primero que se les dice: La obsesión que le entró a Zapatero con la tontería esa de la «Alianza de civilizaciones». Que luego ese argumento lo asuma y defienda Rajoy es irrelevante para ellos, y no les calará -si les llega-. Los informativos de Telemadrid, cuando el PP estaba en la oposición, lo tenían estudiado: A cada información negativa le seguía un «Y Zapatero sin pronunciarse», o «Y Zapatero con sus cosas de los crucifijos en las aulas», cuando no soltaban un retórico «Y Zapatero ¿qué opina de esto?». Está claro que lo de Rajoy no será recogido por los informativos de la televisión pública, al menos de una forma clara, por lo que su cambio de postura pasará totalmente inadvertido. [Las mentiras sirven para ganarse a miles, las rectificaciones para contentar a cuatro idealistas].

  7. Selito says

    Hoy no tengo ganas de comentar.
    +1 para Carlota y Yomismo y a juí… 🙂

  8. Patronio says

    Ayer escuché en directo a Soraya Sáenz de Santamaría, en la Ser, cuando al ser interpelada por este particular y otras contradicciones propias, respondió: «Me sonrío al escuchar las cosas que se dicen a veces estando en la oposición». Y se quedó tan fresca.

Leave A Reply

Your email address will not be published.