La selva

8
Imagen del perfil de Twitter de Pablo Herreros. / @pabloherreros

“Internet no puede ser la selva”, titulaba ayer El País a cuatro columnas, abriendo su sección “Pantallas” (Televisión y tecnologías). El diario de Cebrián atribuye la frase a “fuentes jurídicas de Telecinco”, la cadena que emite programas como “La noria”, entrevista a delincuentes y ha sido condenada por dañar el honor de personajes como Juan Ramón Lucas, Norma Duval, Patricia Conde, la Duquesa de Alba, Pepe Navarro, Anna Kournikova o los herederos de Félix Rodríguez de la Fuente. La cadena condenada por copiar el programa de TVE Tengo una pregunta para usted. Y por “denigrar” a otras cadenas, como La Sexta.  Y por emitir publicidad encubierta del complejo residencial Marina d`Or durante cinco capítulos de una serie.

Como no quiero aburrirle más le diré, a modo de resumen, que la cadena que no quiere que internet sea una selva acumuló, solo en 2011, más de dos millones de euros en sentencias.

Publicidad

En cualquier caso, tienen razón Telecinco y El País: “Internet no puede ser la selva”. Y si me apuran, las cadenas de televisión y los periódicos tampoco. La selva es un hábitat perfectamente dividido por áreas y especies: los monos en la cima de los árboles, las hormigas bajo tierra, las orquídeas en este lado del tronco, el musgo en aquella zona húmeda… Un desorden perfectamente organizado.

Telecinco, la cadena que dice que “Internet no puede ser la selva”, defiende así la querella impuesta a un bloguero que propuso boicotear el programa “La noria” por la entrevista que realizaron a la madre de El Cuco, uno de los implicados en el asesinato de Marta del Castillo. Pablo Herreros, el bloguero, les dio donde más les duele, en la pasta: pidió a los anunciantes que se retirasen de La noria. Más de lo que Telecinco puede soportar.

¿La selva? Los medios de comunicación, mezclados y revueltos hasta límites obscenos, son la auténtica selva. Ahí tienen a El País, un periódico del grupo Prisa, convertido en altavoz de Telecinco, una cadena de Mediaset, empresa que tiene el control de Cuatro y del 22% de Digital +, televisiones del grupo Prisa. No sé si usted me sigue, esto es la selva…

8 Comments
  1. Mecacholo says

    Van a por Internet porque saben, como muchos sabemos, que es lo único que nos queda libre.

  2. qq says

    Maniobra torpe la de Telecinco. Con su pataleta, solo han conseguido que los internautas pidamos a las empresas no sólo quitar su publicidad de «La Noria», sino del resto de la programación: http://www.change.org/es/peticiones/pide-a-los-anunciantes-de-telecinco-que-retiren-su-publicidad-todosconpablo

  3. Niña Chole says

    Yo sí pienso que el bloguero Pablo Herreros es igual de sinvergüenza que La Noria y que Internet de libre no tiene nada; hay que ser un/a hacker brillante para poder usar Internet con libertad si no lo único que te encuentras como yo es «con la viralización de la campaña de Herreros» que no es no democrática porque ya se sabe que para viralizar o bien unx paga a algún/a hacker o bien unx pertenece a una Red Amplia de intereses comunes. Y yo me encontré esa semana sin quererlo, con un montón de madres y padres que se solidarizaban con lxs de Marta del Castillo y despreciaba a la madre del El Cuco que también tiene derecho a dar su opinión en los medios (¿los medios son solo para las víctimas mediáticas?) y a ganar un dinero teniendo en cuenta lo que cuesta la justicia.
    Yo no soy madre pero pienso que cualquiera de los que despreciasteis la libertad de expresión y la oportunidad que se le dio a esta mujer de confrontar los hechos, es la otra cara de la misma moneda de la maternidad y la paternidad comúnmente entendida: si mi hijx es víctima, uso a los medios para la venganza y el dramatismo, para endurecer las leyes presionando a los gobiernos. Si mi hijx es culpable miento para protegerlx.
    La única periodista que enfrentó estos hechos fue Margarita Sáenz Díez y por supuesto la opinión pública la condenó por ello

  4. LADILLA says

    ¡Debe ser la selva! Aunque en ella se escondan bestias inmundas es el pulmón de las libertades (Como lo fueran antes pasquines, periódicos y otros medios). Muchos andan sin sueño por ello, intentando controlar y limitar los flujos de información que circulan por la red (selva), pero es lo más sano que nos queda en éste mundo dirigido por banqueros. Yo soy un cobarde anónimo, como otros. No puedo expresarme con libertad y en mi nombre porque me cerrarían todas las puertas, pero no renunciaré a promocionar y distribuir, en la medida de mis posibilidades, aquello que crea que defiende principios de justicia, o que simplemente se enfrenta a cualquier tipo de «gigante», ya sea político, económico, o de información (En este caso entretenimiento). ¡Viva la selva!

  5. qq says

    @Niña Chole: El problema es que Telecinco (u otras) se forren con la desgracia ajena, se alimenten de vísceras y, de paso, contribuyan a crispar aún más la sociedad con esta basura. Independientemente de que quien hable en esos programas sean los padres de uno o los de otro. Que Telecinco (u otras) se aprovechen de su situación desesperada para darles algo de visibilidad o cuatro perras, y a cambio mantenga el estercolero hasta arriba de mierda es lo que merece que ninguna empresa les financie con su publicidad.

  6. Alejandro says

    Pues para «no ser la selva» lo que no es Internet, menudas que hay montadas y liadas en todos los niveles a nivel mundial.

    ¿No será más bien que siempre habla el cojo? Como dice el refrán. Y lo hace cuando le toca y le duele escuchar las verdades que en otras vías tienen más controladas…

  7. Albéniz says

    Telecinco pide 3,7 millones y tres años de cárcel para el boicoteador de ‘La Noria’
    http://cultura.elpais.com/cultura/2012/11/22/television/1353589249_811571.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.