La solución federal

1

Pere Navarro *

Cataluña se encuentra en una encrucijada y tendrá que decidir su futuro. Una parte importante de los ciudadanos de Cataluña reclaman el derecho a decidir cuál tiene que ser el estatus de nuestro país en el conjunto de España y en relación a Europa. Los socialistas estamos de acuerdo en que los ciudadanos de Cataluña puedan decidir su futuro. Como lo hicieron hace seis años votando un nuevo Estatuto de Cataluña, que lamentablemente se vio parcialmente invalidado por el Tribunal Constitucional por un recurso que presentó el Partido Popular.

Queremos que el pueblo de Cataluña decida. Pero no queremos la independencia. Los socialistas pensamos que la independencia no nos conviene y que es preferible pactar un nuevo encaje dentro de España que marcharnos. Los costes de romper son muy altos y las incertidumbres del proceso, enormes. Es por eso que no queremos iniciar un camino que no sabemos dónde nos lleva y que puede generar muchas frustraciones. No queremos celebrar el tercer centenario del 1714 con una nueva derrota.

Queremos horizontes claros, fiables, que garanticen el máximo autogobierno para Cataluña dentro de España. Este es el objetivo de nuestra propuesta federal. Los socialistas pensamos que la solución federal es políticamente la más viable, económicamente la más estable y socialmente la más justa. Una solución federal que requiere de un cambio constitucional, una reforma constitucional que nosotros definimos a partir de 4 principios, las 4 “R”.

En primer lugar, reconocimiento. Queremos que la Constitución reconozca Cataluña como nación. Queremos constitucionalizar la nación catalana, con derechos propios diferentes a los del conjunto de Comunidades Autónomas actuales, para obtener un estatus diferente de relación bilateral con el Gobierno de España y la Administración General del Estado.

En según lugar, reglas. Queremos que la Constitución tenga unas reglas competenciales claras que delimiten las competencias propias de la Generalitat, sobre las cuales el Gobierno central no podrá interferir. Queremos que las competencias de la Generalitat sean únicas y exclusivas.

En tercer lugar, representación. Queremos cambiar el Senado para que se convierta en una verdadera cámara de representación de las naciones y territorios federados que forman parte de España, y que desde allí puedan condicionar la voluntad y la acción política general.

En cuarto lugar, recursos. Queremos que la Constitución establezca un nuevo sistema de financiación para Cataluña basado en el principio de ordinalidad y ejecutado a través de una Agencia Tributaria propia consorciada con la estatal, y que gestione todos los impuestos que pagamos los catalanes. Solo así garantizaremos el nivel de recursos que Cataluña necesita para mantener su Estado del Bienestar y realizar inversiones que generen crecimiento.

Esta es nuestra propuesta federal. Proponemos una reforma federal que constitucionalice un federalismo asimétrico, que es la mejor manera de conjugar el futuro Estado federal español con la realidad nacional catalana. Un futuro basado necesariamente en el pacto. Porque solo a través del pacto podemos hacer progresar el autogobierno de Cataluña y el bienestar de los catalanes.

(*) Pere Navarro es secretario general del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) y candidato a la presidencia de la Generalitat.
Programa electoral del PSC.
1 Comment
  1. Juana says

    Oiga, Navarro, si yo no estoy mal instruida, el federalismo pasa por el reconocimiento de la soberanía y luego por la puesta en común de lo que conviene a todos: la defensa común y a lo mejor el sistema de seguridad social. Digo a lo mejor. No lo sé. Quizá, también, un impuesto federal, una policía federal. Y punto. Si todos estuviesen de acuerdo, deberían desaparecer el 90% de los ministerios centrales y, por supuesto, las delegaciones del Gobierno. Además, las leyes fascistas como la cadena perpetua que el PP se ha sacado de la manga cuando eta, mal que pese a sus camadas franquistas, ha dejado de atentar, secuestrar y extorsionar, o como la supresión del aborto que el corrupto y pichabrava gallardín quiere imponer, no tendrían que aplicarse –tampoco sus tasas judiciales– en las naciones federadas que no las incorporaran a su legislación. Eso es federalismo, amigo. Explíquelo vd así y verá como la gente lo entiende.

Leave A Reply

Your email address will not be published.