Catalunya sí, España también

0

Alicia Sánchez-Camacho *

Las elecciones del próximo domingo son claves tanto para el futuro de Cataluña como para el de España. Es mucho lo que hay en juego.

Ésta no ha sido una campaña al uso. Esta campaña se ha centrado en explicar qué queremos ser y a dónde no queremos ir. Estamos hablando de nuestro marco de convivencia.

Publicidad

Es necesario advertir de la gravedad del momento en el que nos encontramos. Y tener consciencia de la situación es el primer paso para corregirla.

Europa se encuentra en una encrucijada: o bien caminamos hacia una mayor integración fiscal, financiera y política, o bien nos convertiremos en un continente con países rotos, desubicados e incapaces de competir en el mundo global con China, India o Estados Unidos.

Así pues, no debemos caer en la tentación nacionalista. Cataluña no debe quedarse encerrada entre los Pirineos y el Ebro si quiere tener un futuro de prosperidad.

Desde el PP catalán hemos hablado claro ante aquellos que quieran enclaustrarse en una sociedad cerrada, homogénea y de discurso único. Ante la Cataluña oficial, el Partido Popular Catalán propone una política ambiciosa en favor de la Cataluña real.

Y estoy segura de que la sociedad catalana sabrá responder a nuestra ambición de superar el discurso del odio y del victimismo del nacionalismo.

Los populares no admitimos ni admitiremos ninguna lección de amor a nuestra tierra y a nuestra gente. Y menos si esta lección viene de un nacionalismo que está tratando a la mayoría de catalanes como ciudadanos de segunda. Tampoco admitiremos que Convergencia nos robe nuestra catalanidad, porque mientras el Partido Popular gobierna reformando España y construyendo Europa para sacar a los catalanes de la crisis. CiU gobierna rompiendo y dividiendo.

Rompiendo tópicos, hemos demostrado que podemos hacer una política mejor que la nacionalista para los catalanes, para sus familias y para sus empresas.

Queremos una política que no esté anclada en la queja permanente, que nos paraliza y nos desactiva como comunidad líder y vanguardista.

Queremos superar las peleas partidistas, para poner la política catalana al servicio de las prioridades de los catalanes, con responsabilidad y sentido común, seny.

Queremos apostar por la regeneración de la política catalana, con una política que le cueste menos a los catalanes, y con la máxima transparencia y responsabilidad pública en la gestión realizada, porque los catalanes tenemos derecho a saber en qué se gastan los 40.000 millones del presupuesto catalán, que es muy opaco, así como tenemos derecho a saber las consecuencias del separatismo de CiU.

Queremos una política ambiciosa para crear una economía ambiciosa. Nos interesa la Cataluña real, no la oficial, creando una auténtica sociedad de oportunidades con una política que se dedique a resolver problemas no a crearlos.

Y queremos una Cataluña en convivencia con el resto de España. No me resigno a la división que quieren los nacionalistas, ni tampoco a la conllevancia orteguiana. Creo que si hacemos las cosas bien, el nacionalismo será superado y la convivencia será posible.

Juntos sumamos, sin duda. Como bien reza nuestro lema, Cataluña sí, España también.

(*) Alicia Sánchez-Camacho es presidenta del PPC y candidata a la presidencia de la Generalitat.
Programa electoral del PPC.

Leave A Reply

Your email address will not be published.