Humo

5
Ignacio González, a la derecha, observando el pasado sábado, junto al alcalde de Alcorcón, David Pérez, los planos de la zona en la que está previsto construir Eurovegas. / Juanjo Martín (Efe)

Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid, ha anticipado a la prensa un cambio normativo que permitirá fumar de manera restringida en Eurovegas. ¿Otra maldad más de este clónico con testículos de Esperanza Aguirre? Ni muchísimo menos. Si no fumas en un lugar como Eurovegas, ¿dónde vas a fumar, desgraciado? Te metes en el cuerpo una docena de whiskys y un par de gramos, pierdes unos miles de pavos a la ruleta, contratas a un sicario serbocroata, disfrutas de un espectáculo de strip-tease, organizas una orgía con dos golfas, un enano y tres ovejas... Insisto: Si en estas circunstancias el cuerpo no te pide fumarte un cartón de Camel, es que estás muerto, colega.

González es un político de raza, y como tal se limita a dar a la ciudadanía lo que la ciudadanía necesita: humo. Miles de puestos de trabajo, contratos dignos,  inversores honrados y solventes, riqueza para todos, seguridad y estabilidad.... y por supuesto, poder echar un cigarrito. Qué menos. Sea usted sincero: ¿Qué ciudadano es capaz de decir no a tan fascinante, completa y realista oferta?

Además, dejémonos de hipocresías: ya se fuma. En el bar de mi pueblo se fuma. En los bares de Talavera de la Reina se fuma. Y la última noche que estuve tomando una copa en Madrid, con unos amigos, el dueño de la taberna irlandesa se acercó y discretamente nos dijo: "perdonad.... ¿Os importa que la gente fume?". Es decir, que incluso te pasan la patata caliente delante de un personal que, embrutecido por el alcohol y las drogas, espera una respuesta afirmativa pitillo y mechero en mano, con evidentes síntomas de mono. "Pues la verdad es que, como no fumamos y además está prohibido, sí nos importa", respondimos. Y en ese mismo instante nos convertimos en marginados sociales, en escoria.

No sea usted un indeseable aguafiestas, coño. A ver si Eurovegas va a ser ahora el único sitio de España donde no se va a poder echar un piti. Además, no olvide que con este inmenso, inviable, insostenible e irracional lupanar está en juego mucho más que una noche de farra. Por cuatro caladas y una rebajilla en los impuestos no se nos puede escapar lo que parece ser el modelo económico, laboral y social que González y compañía han diseñado para los madrileños. Y quien sabe si Mariano Rajoy para todos los españoles. Humo.

5 Comments
  1. Mecacholo says

    Las normas, ya se sabe, están sólo para que las cumplamos los gilipollas.

  2. qq says

    Lo que nos faltaba para acabar de subdesarrollarnos: volver al humo en los locales públicos cerrados. Ahora que incluso paraísos fiscales del tabaco, como Andorra, lo prohíben, nosotros retrocediendo. Para variar 🙁 . Qué tristeza.

  3. Selito says

    Pues donde hay humo….

  4. Zaratustra says

    He leído este delirante articulo, y automáticamente he buscado información fidedigna de la existencia en España de establecimientos semejantes al de Eurovegas, pues leyendo esta bazofia de articulo, he llegado a creer por un momento que no existian precedentes algunos, y cual ha sido mi sospresa al constatar que nuestra ludopatia es de las mas alta del mundo, y que el numero de casinos en nuestro pais supera en porcentaje al de EE.UU; lo que me ha llevado a sospechar que este ataque a Eurovegas no es mas que otro muestras de la envidia nacional, llevada al sectarismo politico por un apesebrado de la siniestra

  5. isilanes says

    @Zaratustra,

    Entiendo que eres un troll, así que pido perdón por alimentarte, pero no puedo evitarlo.

    ¿O sea que según tu argumento como España ya está lleno de ludópatas Eurovegas no está mal? Es como decir que en plena burbuja inmobiliaria había que potenciar el ladrillo, y quien lo criticase era un sectario, porque en España ya estábamos a la cabeza del ladrillazo mundial.

    Así nos va: nos sobran ludópatas y lo solucionamos con casinos. Y quien lo critique es sectario.

Leave A Reply

Your email address will not be published.