Espíritus a la baja

3
Anne_Germain_Telecinco
La 'médium' Anne Germain, durante uno de los programas de 'Más allá de la vida'. / telecinco.es

La médium Anne Germain, una de las estrellas de la programación de Telecinco gracias a su programa “Más allá de la vida”, ha suspendido su gira española por teatros. Ya saben, ese sórdido espectáculo a medio camino entre “Cuarto Milenio” y “The Walking Dead” en el que recibían mensajes de personas fallecidas del entorno de los personajes invitados. Aquellos panolis que hayan comprado entradas para presenciar la pantomima que tenía previsto celebrarse el próximo día 4, en el Gran Teatro de Cáceres, se quedarán con las ganas de charlar con sus muertos. Una pena, porque el precio de la conexión de ultratumba era un chollo: 30 y 50 euros para la entrada general y 80 euros para las 2 primeras filas.

¿Las razones de la debacle? La empresa organizadora habla de “las constantes pérdidas”. En  la ausencia de público sin duda influyó que se destapasen los mecanismos del timo: Un ex trabajador del programa denunció que el equipo de la médium le fabricaba un dossier del invitado con lo más llamativo de su vida, y que la vidente utilizaba un pinganillo oculto. Una farsa muy bien pagada: 10.000 euros por sesión en teatros y 15.000 por cada programa de televisión.

Publicidad

Pero la verdadera causa del fracaso de la farsante británica no hay que buscarla ni el jugoso caché ni en lo burdo del truco. La versión en teatros de “Más allá de la vida” se marcha al otro barrio porque Telecinco les había rescindido el contrato del programa de televisión. La clarividente dejó de salir en pantalla. Y ahí acabó todo. La tele sigue siendo el escaparate, el único gran escaparate. Si apareces en la tele, todo vale. Puedes incluso convencer a millones de personas, supuestamente con actividad cerebral, de que tienes línea directa con los muertos. Cuentan que solo Santiago Segura, de quien el equipo de la médium no pudo obtener documentación, se sintió estafado: “No ha dado ni una”, aseguró.

Yo a Anne Germain le propondría una prueba de fuego que, sin duda, despejaría todas las dudas sobre sus capacidades como médium. Y dejaría claro, de una vez por todas, si realmente está dotada de poderes paranormales o de percepción extrasensorial. Le pediría que obtuviese declaraciones del más famoso de nuestros cadáveres vivientes: Mariano Rajoy. Que le peguntase por las cuentas del PP, por sus tres ex tesoreros imputados, por la auditoría externa de la contabilidad del partido  que prometió, por Montoro y la obligación de Bruselas de corregir el déficit español de 2012 elevándolo al 7%, por las buenas expectativas, y las previsiones del Banco de España según las cuales la economía caerá un 1,5% y el desempleo llegará al 27,1% este año…

Solo si Anne consigue que Mariano diga la palabra “Bárcenas” reconoceré sus poderes sobrenaturales. Y me arrodillaré ante la más grande mediadora de todos los tiempos en comunicaciones con los espíritus.

3 Comments
  1. Mecacholo says

    🙂 Vivimos en la Edad Media.

  2. Selito says

    ¿Pero por qué os empeñais en asociar estas cosas con edades pretéritas?
    Esto sigue vigente hoy dia, no se si más o menos que antaño, no hay más que ver el éxito de horóscopos, tarotistas televisivos y hasta radiofónicos, etc.
    Y más en tiempos de crisis, cuando agarrarse a un clavo ardiendo es mucho más común y, para el desesperado, hasta comprensible (auqnue luego lo estafen)
    Seguimos viviendo en un mundo de creencias y lo que te rondaré, rubiales….
    Lo que es menester es poder desenmascarar y pasar por la piedra de las leyes vigentes a todos los aprovechados y estafadores que sea posible.

  3. Arruga says

    Muy bueno, Albeniz!!!!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.