200 bolsas

3
Sentencia_Operacion_Puerto
De izda. a dcha., Eufemiano Fuentes, Ignacio Labarta (ambos, condenados a un año y cuatro meses de cárcel), Vicente Belda. Manolo Saiz y Yolanda Fuentes (los tres, absueltos), el primer día del juicio de la 'Operación Puerto'. / Efe

“Mi mejor amigo es mi camello”. Leído en Twitter.

La llamada Operación Puerto, el mayor caso de dopaje en la historia de España, se ha cerrado con dos condenas leves. Ni el doctor Eufemiano Fuentes ni su socio Ignacio Labarta ingresarán en prisión, puesto que sus condenas no superan los dos años. Y Manolo Saiz y Vicente Belda quedan absueltos, al no quedar probada su participación en los hechos. ¡Estamos limpios! Los españoles, digo. La Marca España reluce de nuevo más que el sol. Se desmoronan las argucias de los envidiosos europeos, ansiosos por desprestigiar a nuestros grandes deportistas. ¡A la mierda los guiñoles franchutes y sus sucias calumnias!

De esta sentencia ejemplar se pueden sacar tres conclusiones. Primera: en España es muy difícil ir a la cárcel. Ahí tiene a Bárcenas, a la Pantoja, a Ortega Cano… Y ahora a la élite de la medicina deportiva, celebrando la sentencia del juicio más importante contra el dopaje zampándose un chuletón en su restaurante-farmacia favorito. Segunda: En España todo es transparencia. Desde la política hasta el deporte. Y si no me cree, recuerde que la jueza de la Operación Puerto ha decidido que se destruyan las más de 200 bolsas con sangre de deportistas. De esa manera impide que instancias deportivas nacionales e internacionales obtengan muestras para someterlas a análisis de ADN, lo que ayudaría a poder identificar a aquellos que recurrieron al banco de sangre y el supermercado de EPO, Igf-1 y hormona de crecimiento del doctor Fuentes para doparse.

Tercera y última conclusión: Ana Botella y compañía tienen que estar muy contentos, puesto que esta decisión judicial es lo que le faltaba a Madrid para consolidar su prestigio internacional y convertirse en máxima aspirante a celebrar las Olimpiadas de 2020.

En España luchamos a muerte contra los tramposos, ¿se da usted cuenta? Algunos no lo entienden así, como el tenista escocés Andy Murray, que habla de la Operación Puerto como “el mayor caso de encubrimiento en la historia del deporte”, y se pregunta por la razón para destruir las bolsas. O diarios como L´Equipe (“La farsa continúa”), Le Monde (“Todo lo que está sucediendo demuestra que no quieren llegar hasta el fondo”), La Gazzetta dello Sport (“España está perdiendo una gran oportunidad”) o The Telegraph (“Parece que quisiera preservar a la élite del deporte español”).

Envidiosos. Todos son unos envidiosos. Esperemos que a la Agencia Mundial Antidopaje no se le ocurra solicitar nuevas investigaciones, análisis más concienzudos o pruebas de ADN. Confiemos en que nuestro deporte continúe ofreciéndonos éxitos, la mejor forma de enmascarar los fracasos políticos, económicos y sociales. Es lo único que nos queda. Y si para seguir siendo competitivos hay que hacer desaparecer 200 bolsas de sangre, pues se las hace desaparecer…

3 Comments
  1. Selito says

    La marca España quedará preservada gracias a la final española de la Champions, hala Madrid y visca el Barsa….

  2. juan gaviota says

    Si no fuese porque ya no me quedan lagrimas ,me echaría a llorar.
    Que expectaculo mas patético y denigrante,para la denostada marca España, que el buque insignia tenga tantas vías de agua como el Titanic.
    Si ya nos falla el deporte ,y el fútbol, la adormidera nacional entra en crisis, solo nos queda la Esteban para poder salvar los muebles, y creo que pillo alguna bolsa de contrabando, y se encuentra fuera de servicio.
    Lo dicho ,para echarse a llorar.

  3. Mecacholo says

    Lo que pasa en el deporte es un ejemplo más de lo que pasa en este país. No es la política; no es el deporte: somos los españoles.

Leave A Reply

Your email address will not be published.