JAVIER PÉREZ DE ALBÉNIZ | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 14:37

El Papa Francisco, ayer, durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro./ Clauidio Peri (Efe)
El Papa Francisco, ayer, día 25, durante la audiencia general de los miércoles en la Plaza de San Pedro./ Clauidio Peri (Efe)

Mi hija acaba de empezar primero de la ESO en un colegio concertado de Talavera de la Reina. Está en clase con otros 25 chavales. Cuando comenzó el curso, hace poco más de una semana, solo tres se habían apuntado a Religión. Pues nueve días después ya se han dado de baja los tres. Ni un solo alumno asiste a Religión. Parece que las últimas palabras del papa Francisco, de corte claramente progresista, han causado un profundo efecto entre los ciudadanos, que se toman muy en serio esta  rauda y eficaz modernización de la iglesia católica.

No es para menos. Y es que el papa tiene los santos cojones, que diría uno de mi pueblo, de sugerir en una entrevista que está dirigiendo la organización equivocada: “Jamás he sido de derechas”, aseguró a La Civiltà Cattolica, una publicación de la Compañía de Jesús.

¿Jamás he sido de derechas? Imagino que nada más despedirse del periodista el santo padre, que presume de pecador e indisciplinado, buscaría un cura de guardia para confesar la mentirijilla. De no ser así, debería haber presentado la dimisión: me temo que no se puede liderar la organización más de derechas del planeta desde otra posición geográfica. Y es que últimamente el Papa habla y habla, en un alarde de verborrea sin precedentes: “Que el poder del mal penetre en el mundo interior de la fe es para nosotros un sufrimiento”, afirmó el martes, en unas declaraciones sobre la pederastia que hubiera firmado el mismísimo Darth Vader.

Francisco va demasiado rápido. Tiene prisa: el chiringuito se derrumba, no hay tiempo para medias tintas, nunca fui de derechas, jamás encubrí la pederastia, existió el Holocausto, es necesario ampliar los espacios para una presencia femenina más incisiva en la Iglesia… Todo sirve, en este tsunami de declaraciones sorprendentes e innovadoras. Si una persona es gay, busca al Señor y tiene buena voluntad, quién soy yo para juzgarla, asegura Francisco. Otra cosa es que el gay en cuestión no busque al Señor y tenga la voluntad torcida, y sea entonces un pedazo de maricón.

Las reformas verdaderas, las que se basan en hechos y no en aspavientos, requieren un tiempo del que la Iglesia no dispone. El lavado de cara que han encargado a Francisco tiene que ir a toda mecha, y va desde los gestos de humildad y sencillez más obvios a conducir un cuatro latas del 84 por las calles del Vaticano. Vaya por dios, ¡otro campechano! Apenas gestos, insisto. Puro marketing. Es demasiado pronto para ser optimistas. No se pueden borrar en apenas seis meses 2.000 años de abusos, mentiras, corrupción y atrocidades. 2.000 años dedicados a acumular poder, tanto económico como político, a ocultar asesinos y pederastas, apadrinar dictaduras y adoctrinar “en nombre de dios” a los más débiles y sugestionables.

Me temo que algo más que declaraciones efectistas, ajenas quizá al voto de obediencia, deberá hacer el papa Francisco para que los compañeros de mi hija regresen a clase de Religión.

Artículos Relacionados

  • Mecacholo

    Joder: qué suerte, Jefe. En el cole público de mis criaturas, los ‘religiosos’ son aún mayoría. Pero no olvidemos que estamos hablando de la España Profunda…

  • Mecacholo

    Pulla del día de JPdA: “Vaya por dios, ¡otro campechano!”.
    Me parrto. 😀

  • qq

    Acaba de empezar, mejor no dudar de él desde el principio, todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y tal. Es un tipo con mucho poder, así que dentro de poco estas palabras deberían empezar a reflejarse en hechos. Entonces es cuando podremos medir la auténtica altura de este papa.

    Si, por el contrario, todo fuera una perfecta contina de humo y un intenso maquillaje, entonces este sería uno de los seres más abyectos del planeta, uno de aquellos que dice lo contrario de lo que hace, y tiene una audiencia de millones de personas que siguen sus mentiras.

    Veremos, pero de momento, prefiero dar un margen de confianza, aunque el historial de la institución que dirige no invite a ello.

  • Selito

    Repito comentario del Desco de hace dos días:

    ‘El Papa habla, parte de la Iglesia calla y algunos otorgan’

    La entrevista del Papa ha dejado fría a la parte de la Iglesia española más beligerante en redes y medios de comunicación.
    Algunas de las caras visibles del catolicismo en España, como Juan Manuel de Prada, han mostrado ya su decepción por las palabras del Pontífice.
    Los católicos de base no disimulan su entusiasmo
    http://www.eldiario.es/sociedad/Iglesia-espanola-calla-entrevista-Papa_0_177432541.html

    … Y si los bien pensantes del pais andan mohinos y enfurruñaos, por algo será…

    Bien cierto es que hasta que tanta palabra no se convierta en acto no vamos a saber si es pose o verdadera voluntad de cambio, pero lo cierto es que hasta la fecha no había habido ni siquiera palabra por parte d elos previso. O si, palabras de continuismo o peor.
    Esperemos que la cosa sea de verdad y no esté haciendo el Papa un Rajoy… 🙂

  • xoxe

    A “los religiosos” habría que marcarlos para evitar que nuestros pobres hijos se contaminen de tan perversas creencias, de su ignorancia y de su mal ejemplo. Y no me refiero a lo que tenemos que sufrir sólo con oír la palabra Religión. Menos mal que siempre nos queda el sentido del humor para sobrellevarlo que si no, pobres de nosotros.

  • antonin

    sinceramente este articulo tiene desinformacion en ciertas partes y agresividad en otra, el papa no cambio desde que estuvo aca en argentina sigue siendo exactamente la misma persona, averigue antes de omitir algun comentario, segundo esa parte de pedazo de maricon , despectivo no va!!! no sea duro , yp soy gay y se que soy mejor persona que cualquier hetero y creo en dios que me hace menos persona que ud? o por otro lado la persona que ud describe como pedazo de maricon no merece nuestra ayuda , pero bue en este mundo cualquiera puede opinar

  • María Lambruschini

    Muy “tendencioso” artículo y además muy alejado del verdadero mensaje que el Papa Francisco no da… Es por esto, entre otras cosas, que él siempre humildemente nos pide: “Recen por mí”.
    Es pueril dar a entender que un niño de doce (12) años (1° de la ESO) decide no asistir a clase de religión debido a que no está de acuerdo con “gestos y manifestaciones” de nuestro queridísimo Papa, chicos de esa edad toman tal decisión por comodidad, por dejarse llevar por la corriente y/o por falta de orientación religiosa en su familia (primera educadora en la FE).
    Es evidente que en el mundo entero, desde que sumió Francisco se observa un aumento impresionante de personas que han vuelto a la FE, a formar parte de nuestra Iglesia… y esto es un verdadero MILAGRO!!

  • María Lambruschini

    Muy “tendencioso” artículo y además muy alejado del verdadero mensaje que en todo momento el Papa Francisco nos da… Es por esto, entre otras cosas, que él siempre humildemente nos pide: “Recen por mí”.
    Es pueril pretender dar a entender que un niño de doce (12) años (1° de la ESO) decide no asistir a clase de religión debido a que no está de acuerdo con gestos y manifestaciones de nuestro queridísimo Papa; chicos de esa edad toman esa decisión por comodidad, por dejarse llevar por la corriente y/o seguramente por ausencia de orientación religiosa en su familia (primera educadora en la FE).
    Es evidente que, en el MUNDO ENTERO, desde que asumió Francisco, se observa un aumento impresionante de personas que vuelven a la FE, a querer formar parte de la Iglesia… y esto es un verdadero MILAGRO…!!!

  • Albéniz

    Resulta evidente, querida Maria Lamborghini, que el niño de 12 años no toma unilateralmente la decisión. ¡Su familia está de acuerdo con que no asista a Religión! Así las cosas, tienes toda la razón del mundo: “esto es un verdadero MILAGRO!!”

  • Lorenzo Discreto

    Bueno, es verdad que la columna es floja y tendenciosa. Pero el papa no sólo habla -aunque hablar es una de la cosas por las que le pagan, como escribir o dar misas- sino actúa. No instalarse en los apartamentos destinados a los papas fue una primera medida que indicaba cambios. (También se ha interpretado como una medida política de autoprotección. Dentro de las habitaciones papales, rodeado de “cuervos”, cualquier taza de té o café es sospechosa.) Destituir a Bertone como jefe de gobierno vaticano fue otra acción. Nombrar a continuación a un venezolano para su puesto, otro gesto político signficativo. Querer reformar la Curia como ha anunciado es un discurso que anticipa una acción. Tal vez sea nombrar a una mujer cardenal -creo que un cardenal no tiene que ser cura obligatoriamente-. O tal vez otra medida, puede que más de una. En España veremos qué decisiones impulsa. Pero los berridos del columnista Prada son claros y sintomáticos de que hay gente muy muy poderosa de la iglesia en Madrid… que está incomodísima con Francisco. Un análisis serio de su papado se empezará a hacer en un par de años, si dura el Pontífice. Pero, hombre, si pedíamos reformas en la iglesia, y viene alguien que dice querer reformas y se pone a ello, y asusta a los malos, no lo descalifiquemos sin más. Encima con escaso conocimiento…

  • juanjo

    Me parece que en los asuntos del Cristianismo la cosa es tan simple como Buenos días:

    Mientras la cosa se fundamente en supersticiones tan absurdas como un dios muerto en la cruz, su secuente resurrección, el parto de una moza virgen, que además pare un Dios, en un Herodes matador de niños, un mueerto en Jerusalén al que entierran en Santiago, papas infalibles en materia de fe y costumbres, vírgenes que se aparecen a pastores, muertos que curan enfermos y otras gamberradas por el estilo ¿qué más da que el papa (al fin y al cabo el hechicero mayor) sea de un modo u otro?.

    Lo que falla son los anteojos.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend