El rey pasmado

8
mensaje_Navidad_rey_Juan Carlos
El rey, durante su discurso de Navidad del pasado día 24. / Ballesteros (Efe)

Como gato panza arriba, el rey Juan Carlos se defendió de la realidad y se aferró a su sillón. Con uñas y dientes, con frases huecas, con metáforas baratas, con compromisos absurdos, como si la corrupción política y monárquica le pillasen por sorpresa, de sopetón. Como si fuera cosa de otros.  Pasmado ante la situación que vivimos, en su discurso de Navidad el rey cazador aseguró asumir "las exigencias de ejemplaridad y transparencia que exige la sociedad". Invocó "el espíritu de la Transición", pidió "la actualización de los acuerdos de convivencia", y se atrevió a hablar de moral y de compromiso ético. Un poco tarde, ¿no le parece, majestad? El padre de la primera desimputada de España se acordó de los ciudadanos que lo están pasando mal con la crisis, y que encuentran apoyo en la familia. Qué terrenal y afectuoso, ¿verdad? Nos recordó en qué gran país vivimos, y apeló al esfuerzo colectivo: "juntos podemos". Pero lo cierto es que, tópicos aparte, parecía que tenía la cabeza en otras cosas. Quién sabe si en alguna inminente reforma de su flamante pabellón de caza.

"La sociedad reclama un profundo cambio de actitud", dijo Juan Carlos mientras acomodaba su trasero en la butaca. No se entera de nada. Lo que la sociedad reclama es, en primer lugar, autocrítica. Dar ejemplo. Menos palabrería y más responsabilidad. Mano dura, verdadera actitud de líder. Porque para creer en un verdadero cambio de actitud, en el famoso compromiso ético, sería necesario afinar la puntería: los responsables de la crisis son estos, los ladrones aquellos, y los corruptos esos que se esconden tras la unidad de España. Pero me temo que Juan Carlos no está dispuesto a señalar a sus colegas, a sus socios, a su hija y a su yerno. Los cambios de los que habla son tan profundos que deberían ir mucho más allá de la simple actitud: implican importantes relevos generacionales y políticos. Olvide de una vez la Transición, salga de la burbuja, pise el suelo y reconozca que son usted y los suyos quienes están poniendo nuestra democracia contra las cuerdas.

Publicidad

Sí, usted y los suyos. "Debemos mejorar la calidad democrática", insiste Carlos Floriano, portavoz del Partido Popular encargado de valorar el discurso del Rey. Mejorar la calidad democrática, propone Floriano solo unas horas después de que sepamos que en la sede de su partido borraron los correos del extesorero Lapuerta y del exgerente Páez. Mejorar la calidad democrática, sugiere Floriano apenas un día después de que su partido premie a Gabriel Cañellas, el expresidente balear que dimitió por el llamado "caso Soler".

Y a todo esto, ¿Qué fue del PSOE? "Un discurso comprometido, cercano y realista", dijo la portavoz de los que se autodenominan socialistas, feliz con la palabrería del rey pasmado.

8 Comments
  1. Carlos G says

    «reconozca que son usted y los suyos quienes están poniendo nuestra democracia contra las cuerdas». Tengo que venir aquí, a Albéniz, para poder escucharlo. Mientras, en las televisiones de masas, gastan horas y horas en analizar las palabras del rey. Unas palabras artificiales, que alguien le escribió, llenas de tópicos -como siempre-, buenos deseos para disfrazar las malas obras, y otras intrascendencias. Así estamos, dedicando horas y horas a hablar de chorradas.

  2. qq says

    Lo mejor de la tele de ayer fue ese momento en el que, en la casa familiar, mi padre veía plácidamente las noticias y, al aparecer la crónica sobre el mensaje del monarca, quitó el sonido, me miró con esa expresión suya tan estoicamente castellana y me dijo algo así como “no me quiero enterar de lo que dijo el gilipollas este”. Glorioso, para la posteridad.

  3. Selito says

    Pfffff…. Es cansino hasta comentarlo. Me parece que el conocido y escueto ‘dime de lo que presumes y te diré de qué careces’ resume bastante acertadamente a los majestades, florianos, ex-socialistas y demás miembors de la Corte.
    Porque no nos engañemos: Lo que tenemos no es un Parlamento del pueblo. Lo que tenemos es una Corte como la d elos reyes totalitarios de antaño, con su intrigas, su spuñaladas traperas, sus pelotas, sus babosos, sus aspirantes, sus reverencias, sus excelencia y su puta madre en bragas de esparto

  4. Lukas says

    Sed buenos y ejemplares, que yo haré lo que me de la gana, gilipipollones de los cojones, que para eso la Justicia se administra en mi nombre, capullos

  5. Carlos G says

    «El veterinario jefe del zoológico cree que la sencillez y la cercanía de las palabras del monarca calaron profundamente en los corazones de los simios y les proporcionaron una dosis brutal de optimismo, confianza y seguridad.»

    Jajaja, estos de rokambol se superan.

    http://rokambol.com/el-discurso-del-rey-entusiasmo-la-jaula-de-los-monos-del-zoo-de-barcelona/

  6. Albéniz says

    El Mensaje del Rey repite mínimo histórico de audiencia: Pierde 4 puntos y casi medio millón de espectadores respecto al de 2012
    http://www.vertele.com/noticias/el-mensaje-del-rey-repite-minimo-historico-de-audiencia/

  7. chinorrin says

    Las palabras, si no se acompañan de los hechos ! no sirven de nada ! y desde luego los que ha mostrado hasta hoy la realeza, no son hechos ejemplares para «sus súbditos » cierto es, que acompañan a los del Gobierno

Leave A Reply

Your email address will not be published.