Formación y educación

7
De izquierda a derecha, Alberto Ruiz-Gallardón, Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, en el Congreso. / Efe
De izquierda a derecha, Alberto Ruiz-Gallardón, Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy, en el Congreso. / Efe

El Partido Popular valenciano financió ilegalmente las campañas electorales de 2007 y 2008 mediante la trama Gürtel. Así lo dice el informe definitivo que la Agencia Tributaria ha entregado al Tribunal Superior de Justicia de Valencia. Más claro, imposible. Pagos en B, facturas falsas, donaciones prohibidas por la ley electoral... Un estercolero, con destacados políticos realizando “una actividad de colaboración necesaria en la comisión de los delitos de defraudación tributaria”.

La noticia aparece en todos los periódicos, y no pasa nada. Me refiero por ejemplo a una rueda de prensa de Mariano Rajoy, presidente del partido corrupto en cuestión. Chitón. Nadie ofrece explicaciones, como nadie parece exigirlas. Como nadie parece pedir la dimisión de Alberto Ruiz Gallardón, un ministro de Justicia que ha mentido: “Este Gobierno no ha concedido un solo indulto en casos de corrupción”, dijo, ignorando que su ministerio ha concedido en estos dos años al menos media docena de indultos a cargos públicos o funcionarios municipales condenados por delitos de malversación de fondos o prevaricación urbanística.

No pasa nada. El ministro miente, pero luego rebusca en el diccionario, desanda lo andado, dice que donde dijo digo quiso decir Diego, y asegura que se refería solo al enriquecimiento de políticos. Los ciudadanos callan, no abuchean a Gallardón por la calle, por mentiroso, ni a los políticos valencianos, por colaboradores necesarios con la corrupción rampante. ¿Se está perdiendo el sentido crítico? ¿La ausencia de criterio es sinónimo de ausencia de democracia?

Todo es cuestión de formación, que es una forma de educación. ¿Y qué sucede en España con la formación-educación? Pues que nos la están robando. De la misma forma en que UGT saqueó presuntamente los fondos públicos andaluces destinados a formación, en Madrid la patronal y las asociaciones empresariales están implicadas en la estafa de un mínimo de 15 millones de euros a la Comunidad de Madrid (4,5) y al Ministerio de Empleo (11). La CEIM pagaba a sus directivos con el dinero de ayudas públicas para cursos de formación.

La jugada es redonda: un pueblo menos formado es un pueblo menos exigente. Los empresarios se frotan las manos, puesto que a su labor de destrucción profesional se ha sumado el Gobierno del PP dispuesto a realizar una poda intelectual: en los últimos tres años las universidades han perdido 1.400 millones de euros, con unos presupuestos que han caído un 13,7% desde 2010. En la Unión Europea se destina de media el 1,26% del PIB a la educación superior, cifra que en España es de solo el 0,86%.

Destruir la educación, aniquilar la universidad, robar el dinero de la formación... No hay mejor manera de garantizar la supervivencia de la corrupción, del paro y la miseria, de las diferencias sociales, de los políticos podridos y los empresarios ladrones.


loading...

7 Comments
  1. Mecacholo says

    Nos mean y dicen que llueve.

  2. luigi says

    Me pregunto yo:
    ¿Y para qué demonios queremos estar formados? Para reponer productos en el Carrefour, para saber sellar la papeleta del paro o para fumar plácidamente los lunes al sol no creo que haga falta estudiar nada.
    Que estudien ellos.

  3. UncleGabardine says

    En efecto, en este país para llegar a ser alguien no hace falta tener educación. Es más, si la tienes es un lastre que te obliga a marcharte a otro lugar. Lo único que hace falta es ser un sinvergüenza. Ahí sí que tenemos nicho de mercado.

  4. Albert says

    Jefe, se te olvida la mejor parte. Sí, se destruye la Educación pública, que sólo acceda el que pueda pagar. Sí. Pero se apoya y financia con dinero público, con descaro, la estructura proselitista y adoctrinadora de la iglesia católica. Tanto a sus centros de élite privados, como los centros «concertados» pensados para la plebe.
    Ignorantes, lanares y temerosos de, dios, ja, de sus representantes en la Tierra.

  5. Selito says

    Y pensar que por la mitad de la mitad de esto en casi cualquier otro sitio que se autoproclame como ‘democrático’ habría cido ya hasta el apuntador…

    No se, habrá que esperar a pillar a alguien tirándose a un niño o con el cuchillo chorreante de sangre o con los sesos empotrados en el capo de el coche o con una docena de cadáveres enterrados en el patio para que a alguno de estos les pase algo y/o para que el personal despierte, porque con menos de eso
    ¡que ganas tengo del madrid-barsa del sabado, tú…!

  6. juanjo says

    Los secuaces del Rajoy no dejan de machacarnos con tal idea: Nada de formación, nada de espíritu critico, nada de filosofía y mucho menos de Educación para la ciudadanía y Derechos humanos… Matemáticas, ingles y el tradicional lavado de cerebro.

    Otra lumbrera de la riata pepera, Carmen Martínez Castro, muy significativaemnte, Secretaria de Estado para la Comunicación, lo decía incluso mejor: «Dejemos al Estado la obligación de enseñar matemáticas e historia y que cada familia pueda transmitir a sus hijos sus personalísimos valores. Para lo demás nos llega el Código Penal» (ABC, 15/6/2006).
    ….
    Y cada cual con su oficio, al chorizo le indultamos sus delitos y le otorgamos concesiones y el (o la) cerebro cuadriculado a información.
    ….
    Que los ladrones somos gente honrada.
    ..
    El ministro de justicia tiene derecho a mentir y a hacer lo que le salga de los cojones (Pa eso es ministro.
    Y del Rajoy)
    ..
    Y que se joda el que no pueda.

Leave A Reply

Your email address will not be published.