Nuestra partitura es la solidaridad

1

 Francisco Sosa Wagner *

Sosa_Wagner_UPyDRespetado/a lector/a:

En la víspera de la cita electoral de este 25 de mayo, me tomo la libertad de escribirle para animarle a que se acerque a las urnas y exprese democráticamente su elección para el gobierno de la Unión Europea. Probablemente mi nombre no le suene ya que pertenezco a un partido político joven, excluido de la presencia constante en los medios de comunicación.

Publicidad

He sido diputado en el Parlamento Europeo durante estos últimos cinco años y mi labor ha estado siempre enraizada en mi profunda convicción de que la existencia de una Europa unida es la aventura más relevante, desde el punto de vista social, en la que es posible participar. Europa es un espacio de convivencia común de más de 500 millones de personas, un lugar donde se presentan oportunidades para tejer con éxito nuestro bienestar y superar los retos que encaramos.

Desde nuestra candidatura, abogamos por una “mejor Europa”. Solo nuestra unión nos permite disponer de instrumentos aptos para conformar la realidad, pues dividida, Europa no cuenta; juntos, los europeos tenemos la posibilidad de llegar a ser uno de los más originales motores del nuevo gobierno de la mundialización y, además, proteger en este territorio con especial solvencia libertades, derechos fundamentales y bienestar de ciudadanos y trabajadores.

La solidaridad es el eje de nuestras propuestas: para superar la brecha entre una Europa de acreedores y otra de deudores, para acabar con las injusticia de los paraísos fiscales, para modelar una Europa social que asegure los derechos de los trabajadores y albergue un plan de empleo para los jóvenes y la personas mayores, para lograr una integración digna de las personas que vienen a nuestro continente a buscar trabajo. Solidaridad también para atender especialmente las situaciones de pobreza y precariedad y garantizar a todos suministros básicos como son los del agua, la luz y la calefacción,  nuestra partitura es la solidaridad. También una Europa que sepa proteger su patrimonio natural y aprovechar sus recursos naturales para generar una energía limpia.

Me presento ante usted como un jurista cualificado por mi condición de catedrático de Universidad y autor de muchos libros tanto jurídicos como históricos y de ensayo. Concibo pues mi dedicación a la política dentro de Unión Progreso y Democracia como un compromiso noble con su programa y, en especial, con la defensa de una España unida.

Con el fin de poder pelear por estos objetivos me atrevo a pedir su voto para la candidatura que encabezo de Unión Progreso y Democracia.

(*) Francisco Sosa Wagner es cabeza de lista de UPyD al Parlamento Europeo.
Programa electoral de UPyD (PDF)
1 Comment
  1. Al borde says

    Soy un desterrado oficioso por decisión de las fuerzas reaccionarias de este país. Alguna que otra vez publican mis aguijones. El ostracismo y el ninguneo están administrados habilidosamente por tales fuerzas.
    Entonces, los disidentes y marginados intelectuales,nos ubicamos en la impotencia y en el silencio impuesto por los poderosos «mass media».. Porque somos pocos y dispersos, desgraciadamente . Así, las ocasiones incómodas y los picotazos que pueden dañar el Sistema los regurgita éste a beneficio de inventario.
    Resultado: que nuestras opiniones, por muy osadoa y arriscadas que parezcan, los absorbe sin problemas esta sociedad; en la que se mezclan ingenuos, idealistas e indómitos luchadores por la Libertad y la Justicia.
    Utópicos de profesión pero apenas incómodos para el Sistema. Y cuanto voceamos en el
    ágora resultan pataleos infantiles para el Poder. Una gota en el océano del conformismo, del sálvese quién pueda …del ya vendrán «tiempos mejores»(?); o sea,»sine die».
    Nuestro derrredor, no se siente ,pues, comprometido con nuestro ideario;y el asunto del contrapoder es una esperanza hueca en un mundo donde siempre,digo siempre,la sociedad por clases ha tenido sus rigores y reglas secularmente inmutables, inaccesibles para los indómitos de raza y los bravos de vocación tardía.
    Con estos mimbres, los conatos de cambio real, de democracia efectiva ( donde las plusvalías obtenidas han de ser para todos; una sociedad libre,justa e igualitaria (no igualitarista) sin predominio de los mercados ni de los grandes y opacos gurús de la politica mundial,. No hay crisis de valores; hay valores que permiten las crisis cíclicas; o sea, que todo cambie para que todo siga igual. El dominio impune de las oligarquías de todo tipo; el auge de los opios sociales (derroche, fútbol, TV, cultura banal..) donde no funcionan los valores solidarios sino una apariencia de solidaridad que se cuela por las rendijas de las ONGs y las caridades puntuales; patria insomne de mañosos y sumisos cómplices de urnas trileras,etc.

Leave A Reply

Your email address will not be published.