Ganar Madrid. Ganarlo todo

8

Hugo Martínez Abarca *

Hugo-Martínez-AbarcaEn las últimas semanas el país parece asistir a grandes convulsiones institucionales. La abdicación de Juan Carlos, el terremoto electoral del 25M… muestran que la posibilidad de cambios muy profundos es real. Que el PP introduzca ahora un debate inexistente para blindar gobiernos a minorías mayoritarias evidencia que no es sólo el optimismo de la voluntad, sino que nuestra esperanza es también su miedo. Que ambos, nuestra esperanza y su miedo, son realistas.

La aparición del movimiento por una candidatura para las municipales en Barcelona personalizado por Ada Colau e impulsado, apoyado y trabajado por una gran amplitud de movimientos sociales y organizaciones políticas ha sido el detonante de una ilusión que ya se ha concretado en nutridos encuentros embrionarios en L´Hospitalet, Valladolid, Zaragoza… y Madrid.

No es extraño que prenda en estos momentos ese entusiasmo: además de la evidencia de que ahora es posible, unas elecciones municipales facilitan el encuentro (incluso en ciudades como Madrid nos conocemos todos y por tanto es más fácil identificar las posibilidades y las dificultades) y existe una muy razonable sensación de que es ahora o nunca: el ciclo electoral de 2015 (municipales, autonómicas y generales) dará lugar al cambio democrático o a la consolidación del bloque de saqueo.

Es evidente la importancia crucial de Madrid. No sólo de la capital, también de la Comunidad y de sus municipios. Ya antes de las elecciones europeas las encuestas situaban a Madrid en la posibilidad de un terremoto político. Incluso asumiendo el conservador mapa político previo a las europeas, las encuestas situaban al PP lejísimos de la mayoría absoluta y con una Izquierda Unida prácticamente empatada con el PSOE. Insisto: tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad, protagonistas ambos del saqueo, la corrupción, los recortes sociales y democráticos, las privatizaciones, los regalos a amiguetes… y la profunda incompetencia.

Las europeas sacudieron ese tablero poniéndonos a todos frente a un espejo que nos muestra nuestras potencialidades y nuestros defectos pero también ante la responsabilidad histórica de unos retos que nadie puede esquivar y que no permiten mucha tardanza. Mientras hacemos camino hacia el encuentro todos (cada organización política, cada movimiento: todos) tenemos que hacer los deberes para afrontar al tiempo histórico.

En el conjunto de Izquierda Unida el reciente Consejo Político Federal supone el inicio de una interiorización de cambios sustantivos que se concretan también en nuevos protagonismos y discursos, un camino en el que habrá que profundizar con convicción. Queda trecho pero la declaración de intenciones es obvia: sabemos hacia dónde hay que corregir el rumbo.

¿Y Madrid? En Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid, una federación tradicionalmente conflictiva, se han dado pasos rápidos hacia una normalización y adecuación al momento histórico que nos ponen en disposición de poner la organización como uno de los motores del cambio real, un cambio que de producirse no sólo supondrá la transformación radical de una región protagonista de las políticas que han hundido a todo el país sino, incluso egoístamente, el fortalecimiento de los movimientos y organizaciones que formen parte del cambio, también de IU-CM. Ponernos al servicio de nuestro pueblo, del fin del saqueo a la mayoría social, es también un servicio a nuestra organización que sin duda saldrá más fuerte en caso de afrontar con tino este reto histórico.

Este sábado IU-CM afronta una de las reuniones más importantes de su historia reciente. Felizmente, por una vez, no se trata de ver qué facción gana a la otra sino que hay una vocación amplísimamente compartida de que el Consejo Político Regional que se reúne el sábado ponga a IU-CM los deberes necesarios para impulsar y formar parte del cambio de Madrid, algo imprescindible para el cambio en el conjunto del país. IU-CM no apostará por dinámicas de suma de siglas, negociación de listas e intentar sacar un puñadito de diputados y concejales más que otras veces. Es la hora de un órdago a la grande y para ello existe un amplio consenso en IU-CM: toca encontrarse con otros sin que nadie fagocite a nadie con un único objetivo, cambiar Madrid, recuperarlo para quienes vivimos en Madrid y poner para ello todas las herramientas necesarias, esto es, una gran participación en la elaboración de un programa de gobierno rupturista y realista (a diferencia del imposible continuismo) y candidaturas plurales e ilusionantes generadas desde la participación y la decisión de cuantos apuesten por el cambio en Madrid que, a nadie se le escapa, puede suponer un puñetazo en la mesa que lo cambie todo.

Incluso a los más escépticos con las lógicas internas de las organizaciones políticas me atrevería a pedirles una lectura desapasionada de los debates que este fin de semana tendremos en IU-CM.

Decía un viejo revolucionario francés que “las naciones sólo tienen un momento para volverse libres; es aquel en que todos los poderes antiguos están suspendidos: pasado ese momento, si se da al despotismo el tiempo para recobrarse, los gritos de los buenos ciudadanos son denunciados como actos de sedición, la libertad desaparece y la servidumbre permanece. Se quiere que perdamos este momento precioso, se quiere abatir la energía del pueblo”. Parecería escrito pensando en lo que tenemos delante: este momento para librarnos de los saqueadores que se han aliado para robárnoslo todo. Si dejamos pasar 2015, quién sabe si nos veremos en otra. Si dejamos que abatan la energía del pueblo se recuperarán las fuerzas del saqueo. Ahora o nunca. Ganemos Madrid, ganémoslo todo.

(*) Hugo Martínez Abarca es miembro del Consejo Político Federal de Izquierda Unida y autor del blog Quien mucho abarca.
8 Comments
  1. pep says

    No hay que «ganar» nada. Lo que hay que hacer es delegar algunas decisiones y votar otras. Y poner al frente a gente cualificada, aplicando economías científicas, políticas científicas, etc.

  2. juan says

    Ojalá Hugo, porque hay que ser generosos y optimistas. Toda la suerte a pesar de la opinión de muchos en la calle: que ha tenido que venir Podemos para traer empoderamiento, energía y juventud haciendo en unos meses lo que no ha hecho IU en años y obligándola a ponerse las pilas. Y otros, al borde del agotamiento que supone estar siempre en el sector crítico de algo, al borde de cambiarse de vagón, que mucha intención y luego el rollo viejuno interesado de siempre. Así que mucha suerte, fuerza y ojalá suceda ese cambio. Más la vale a IU. No hay que ser muy listo para pensar que si no lo hace tiene los días contados.

  3. gormenghast says

    buff otro que el souffle trosko se le ha indigestado….mira que a mi me parece que lo del coletas va a reproducir aquel otro tsunami nasciturus como el de la NPA y el camarada Besancenot en la France…
    aunque con notables diferencias se aprecia un eje similar: nuevo partido con las verdades del barquero liderado por pipiolo con cara de buen chico y verbo florido
    resultado , 0,7% de votos en las ultimas elecciones y el carterito desaparecido..
    y digo yo que IU , que entre PCE e IU suman mas de 100 años de historia , no debería de dejarse arrastrar por esta histeria de quinceañeras sino aplicar estrategia y politica con la maxima finessa
    Podemos es un bluff que durara no mas de año y medio y si no al tiempo
    vamos a apostar el capital politico centenario , de miles de heroes anonimos, experiencias de gestion y oposicion, proyectos ilusionantes , voces que clamaban en el desiero contra el genocidio neoliberal etc etc por seguir a un flautista de hamelin con coleta cuyo maximo logro va a ser posibilitar un comodo triunfo del pp en las proximas elecciones generales …

    PD quien dijo que unas europeas y unas municipales tienen algo que ver ??? a fecha d ehoy y dado que en madrid no dan pa mas PP y UPYD sumaran mayoria absoluta en ambos capital y CCAA…y vds en la luna de valencia como d ecostumbre

  4. Verbarte says

    Hay que probar nuevas fórmulas y dejar de lado los añejos sabores del duopolio. http://wp.me/p2v1L3-xv

  5. Rosa says

    Sí que da la impresión de que se está saliendo un poco de la apatía y abulia general y que se está rejuveneciendo (y cualificando) el panorama político.
    Además de preparados, buenos comunicadores y majetes, parece que se llevan bien entre ellos, lo que da otro aire al muermazo de nuestros «clásicos».

Leave A Reply

Your email address will not be published.