El límite está en lo público

16
Hermann Terctsch, en una imagen de archivo. / Efe
Hermann Terctsch, en una imagen de archivo. / Efe

El periodista Hermann Tertsch dice que Podemos, en estos momentos la tercera fuerza política de este país, “matará a gente”. Y lo dice en un programa de Telemadrid, la televisión pública madrileña: “Si pueden matar gratis a gente, y podrán si están en el poder, lo harán”. No es la primera vez que el hombre que salió herido tras enfrentarse a un taburete del pub Toni 2, al que confundió con el Gran Wyoming, utiliza términos criminales para dirigirse al partido de Pablo Iglésias y Juan Carlos Monedero: “Si tuvieran que matar, los líderes de Podemos matarían igual que ETA”, dijo el pasado 24 de junio en el programa “Rojo y negro” de la emisora Radio 4G.

Tertsch es la imagen del deterioro. Periodístico, intelectual y físico. Resulta digno de lástima, sin duda. Pero quizá también de algún correctivo que frene una verborrea violenta y provocadora que tiene como único fin generar el suficiente odio, crear tanto enfrentamiento, como para que alguna tertulia de radio o televisión solicite nuevamente sus irascibles servicios. Seamos sinceros: no estamos ante un peligro público. Tertsch calumnia de manera consciente, y un tanto patética, para no caer en el olvido, para tener un sueldecillo, para sobrevivir. Opiniones tan radicales y burdas como éstas no calan en la sociedad, resultan irrelevantes, solo sirven para alimentar debates en Menéame. Y para llenar la nevera del periodista acabado con productos de saldo: los sueldos de los opinadores radicales ya no son lo que eran.

Publicidad

El problema del periodismo alimenticio radical, con Tertsch como abanderado, no solo es la subida de colesterol que produce una monótona dieta de chóped y mortadela. El problema real está en la financiación de esos embutidos. ¿Paga un empresario que quiere jugar a dos bandas, tele progre y tele facha, por aquello de dividir las inversiones? Allá el con su conciencia. ¿Pagan los obispos, como cuando traspasan directamente el dinero del cestillo a la cuenta de 13TV? En este caso, allá la conciencia de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta. Otra cosa es Telemadrid, una televisión pública que, pese a estar dirigida personalmente por Ignacio González, debería conservar un mínimo de dignidad, de profesionalidad y de orgullo: está financiada con los impuestos de unos ciudadanos, los madrileños, que en ningún caso deberían costear los regüeldos de Hermann Tertsch, que jamás tendrían que sufragar a quienes incitan a la violencia y el odio, que nunca deberían ser cómplices de semejante esperpento. Parece obvio, ¿no es cierto? Pues vea el vídeo y después me cuenta...

Podemos asesinará a gente si llega al poder. / MuyAficionado (Youtube)

El límite no está en la decrepitud, la insensatez o los delirios del periodista que, pobre, trata de sobrevivir. El límite no está en la opinión, por irracional o improcedente que parezca. El límite está en pagar toda esa basura con dinero público.

16 Comments
  1. Selito says

    Hermannsito no es más que un troll de tertulia televisiva, como los que merodean por inet, pero encima, cobrando del erario público.
    Es decir, le pagan para que trolee.
    Bien, si es un empresario privado, que pague trolles, orcos o goblins. Que lo pague un ente público… pues lo mismo, esto es Essspaña, sesientencoño….

    Para mi el problema es que si hay que escuchar o leer a un troll por lo emnos que merezca la pena: Que demuestre inteligencia, mala leche, ingenio, que te recuerde al gran villano de una buena historia de villanos.
    Pero que encima den pena, o risa o te aburran o verguenza ajena….
    Y es que para todo hay que saber y Hermannsito no es un troll. ES un tontroll… Abundan mucho, sobre todo ultimamente….

    Para esto, prefiero leer/escuchar al Sostres. Al menos te entran ganas de ciscarte en to sus castas… Nunca mejor dicho lo de castas…

  2. Y más says

    Cuesta encajar la libertad de opinión. Pero hay que hacerlo. Y matizar; por mucho que Tersch caiga mal.

  3. oxan says

    ¿Cómo que «allá la conciencia de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta»? Esa casilla nos quita a los españoles de un dinero que nos pertenece, los impuestos del contribuyente, que elige destinarlos a su religión, por lo que TODOS estamos sufragando a los Obispos y sus medios de comunicación y manipulación, no sólo los que marcan la casilla, puesto que lo que destinan es un dinero que ya no les pertenece a ellos, sino a todos.

  4. pol says

    efectivamente Tertsch es patético, una ruina de persona, la negatividad hecha realidad,…
    Pena de personaje.

  5. Agron says

    «Cuesta encajar la libertad de opinión. Pero hay que hacerlo. Y matizar; por mucho que Tersch caiga mal.»

    Claro, sobretodo porque a este señor le dejan decir lo que quiera, mientras que a cantantes de Rap los meten en provisional por unas letras… claro claro, ya tal…

  6. Piedra says

    Señor Albeniz, por respeto a la profesión no llame usted periodistas a unos cuetes mangarrobos. Gracias.

  7. hispalense says

    Libertad de expresión siempre, lo que separa este derecho a opiniones calumniosas, ofensivas o injuriosas es la ley que debe recaer sobre individuos que traspasan la líneas rojas de respeto y honorabilidad

  8. xavier says

    A ese pedazo de mierdas hay que cerrarle la boca

  9. Cuidadin says

    A la gente que dice que les pegarian un tiro en la cabeza y cosas asi: Decir eso es un error. Opiniones asi son las que alimentan a elementos como Tersch, Aguirre, Flor-y-ano, y demás ralea. ¿Que dan asco? Totalmente de acuerdo. ¿Que estan comprometidos con intereses espurios y resultan nocivos? También de acuerdo. Pero soltar este tipo de «perlas» es precisamente lo que el cada vez más acojonado Statu Quo devora y utiliza luego como base para afirmar gilipolleces como lo de que Podemos matará si tiene ocasión. No sigáis el juego a estos elementos. Responded con inteligencia, con datos, y sobre todo: con dignidad. Todo lo demás lo unico que hace es favorecer a la casta.
    Un saludo a todos.

  10. Zasca says

    Lo que me extraña es que Podemos no haya emprendido acciones judiciales contra un claro delito de injurias y calumnias. Imputar intenciones genocidas a más de un millón de personas no es ninguna broma.

  11. Exiliado says

    ¿Chóped y mortadela? Perdón, pero me parece insultante que en un país con la situación social y laboral de terror e indefensión de España hablemos de «saldo» para referirnos a la situación de PRIVILEGIO que tiene alguien como él. A Tertsch sus coces mediáticas para conseguir el terrón de azúcar y la pasadita por el lomo del amo le salen más que rentables económicamente. No le dará para un Bentley y chalet en El Viso, faltaría más, pero pensar en la cantidad de dinero público que recibe es repulsivo. Que no tenga miedo el juntaletras, que en la agenda de Podemos nadie ha hablado de ley seca, que a lo mejor era lo que le angustiaba, porque en esas si que podía verse morir en plazo corto este impresentable al que han tenido que ayudar a pasar más de una vez los torniquetes de entrada a TM por la tajada.

  12. FELICISIMO says

    dejarlo al pobre periodista que ya tiene bastante con sus problemas ,, el mejor desprecio es no hacer aprecio

  13. juanjo says

    Pobre hombre. Y pobre telemadrid que le nutre y alimenta.
    Pues evidente que el señor Tertsch anda tan disparatado, tan salido de madres que necesita con urgencia un punzante bebedizo

  14. necatalavena says

    Solo le faltaba decir que con franco esto no hubiera pasado.Y aqui si que le dariamos la razon

Leave A Reply

Your email address will not be published.