Pedro el visible

4
Pedro_Sánchez_Jorge_Javier_Vázquez
Jorge Javier Vázquez atiende la llamada de Pedro Sánchez durante el programa 'Sálvame'. / telecinco.es

“El problema de los populismos son las
soluciones falsas”.
Pedro Sánchez.

La charla telefónica entre Pedro Sánchez y Jorge Javier Vázquez, (voy a dejar de votaros por ese toro maltratado en un pueblo socialista / no te preocupes que yo acabo con la tortura a los animales / bueno, entonces no te preocupes tú que seguiré votando PSOE), fue la noticia nacional de la pasada semana. “Convulsión política, periodística, mediática y en las redes sociales tras la llamada de Pedro Sánchez a Sálvame”, se podía leer en algún medio de comunicación.

En las tertulias de los programas matinales más cutres, como el de Ana Rosa Quintana (Telecinco) o el de Susanna Griso (Antena 3), los periodistas de los grandes medios han criticado la intervención de Pedro Sánchez en “Sálvame” (Telecinco). Sí, ha leído usted bien: periodistas de medios teóricamente prestigiosos, que arañan un sobresueldo escarbando en la telebasura, no soportan que el líder socialista les robe cuatro minutos de gloria. Es el nivel. De la política y del periodismo.

Convulsión política, periodística, mediática y en las redes sociales. Sí, ha leído usted bien. Todo eso por una llamada telefónica de un político bisoño a un programa mugriento. ¿Debió o no hacer la llamada? Es decir, ¿Hizo bien en rebajarse a intervenir en un espacio rastrero como “Sálvame”, en buscar unos votos buceando en las asaduras de la televisión? Dicen que el nuevo equipo asesor del líder socialista "quiere tele".

“La obsesión por la visibilidad puede llevar a la banalización de la política”, nos recuerda el catedrático de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona Manuel Cruz. Pero quizá ese no sea el más importante de los problemas. Puede que el verdadero problema siga siendo el de siempre: políticos con un nivel bajo, que carecen de talento y que, además, no acaban de decir la verdad. ¿Recuerda el contenido de esa llamada? Pedro Sánchez se comprometió a impulsar, en medio de las críticas generadas por la celebración del Toro de la Vega en Tordesillas (pueblo gobernado por el PSOE), una ley contra el maltrato animal. Lo hizo en Telecinco, el miércoles 17 de septiembre, ante 1.840.000 espectadores. Pues solo un día después, en una entrevista en la Cadena COPE, el mismo Pedro Sánchez asegura que en caso de llegar al Gobierno no prohibirá las corridas de toros.

Dice Sánchez que el problema del populismo son las soluciones falsas. Y tiene razón. Lo que no sabe es que habla de sí mismo. Del Pedro Sánchez que hoy promete no pactar con Podemos “ni antes ni durante ni después", y mañana está dispuesto a pactar con el PP si es por el bien de los españoles. La urgencia en la búsqueda de seguidores, de votos, te lleva a recorrer senderos espinosos, a telefonear a medios oscuros como boca de lobo. ¿Una necesidad en estos tiempos prime times? “Nunca hemos estado más comunicados ni más solos”, escribe Luis Mateo Díez en “La soledad de los perdidos”.

4 Comments
  1. qq says

    Lo que dije el otro día: el misterioso caso de Pedro Sánchez, el único hombre que consiguió dilapidar su prestigio incluso antes de habérselo ganado.

    Pobre del PSOE si este es su mensaje de renovación. De ideas, ni hablamos, para variar.

  2. Verbarte says

    Si el PP presiente una caída electoral y teme el fruto surgido del vientre de la calle, haría bien en incorporar a sus listas a personajes de un PSOE que parece haber entrado en la menopausia ideológica y se muestra incapaz de engendrar ilusiones. A muchos de ellos les haría ilusión para salir de la embarazosa situación que vive el bipartidismo. http://wp.me/p2v1L3-zP

Leave A Reply

Your email address will not be published.