El macho como accidente

18
Montaje de imágenes de la agresión a una joven en Barcelona que sus autores colgaron después en la red. / Efe
Montaje de imágenes de la agresión a una joven en Barcelona que sus autores colgaron después en la red. / Efe

El machismo y el sexismo, hijos predilectos de la ignorancia, están en el viento. En el estadio Benito Villamarín se escucharon hace solo unos días, durante un partido del Betis, una serie de cánticos en defensa de un jugador de este equipo, Rubén Castro, acusado de maltratar a su ex pareja: “No fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”, ladraban desde la grada sur los ultras del equipo andaluz. Los repugnantes insultos abrieron los informativos. El Comité Nacional Antiviolencia se reunió en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD) y propuso el cierre parcial del estadio. La inmensa mayoría de los seguidores blanquiverdes se sintió profundamente avergonzada.

Un puñado de energúmenos es capaz de abochornar a todo un país. El grupo se apodera del individuo, pensarán algunos, y le convierte en una bestia. La culpa es de la masa, pero no siempre: el pasado martes se entregó en una comisaría de Talavera de la Reina el joven de 24 años que, unos días antes, había agredido de manera salvaje a una mujer en la avenida Diagonal de Barcelona. El talaverano pateó por detrás, con enorme violencia y mientras sus amigos grababan la agresión en vídeo [ver abajo], el tobillo de una chica, que cayó estrepitosamente al suelo. “Había bebido. Ha hecho una tontería como usted podía haber hecho, como cualquiera que se tome dos copas de más”, dijo el padre del energúmeno en un intento por justificar su vandalismo.

Publicidad

Para estremecerse ante la intolerancia humana, ese arrebato de irracionalidad fruto de la ausencia de formación, no es necesario escuchar los exabruptos de unos ultras radicales o ver en Youtube las fechorías de un cafre borracho. Basta con poner la televisión y presenciar uno de los debates en los que un periodista, por ejemplo Alfonso Rojo, se burla del peso y el tamaño de mujeres con las que comparte plató. El pasado mes de abril el director de Periodista Digital llamó “gordita” en La Sexta a Ada Colau, la portavoz de la PAH. Hace solo unos días llamó “gorda” a Beatriz Talegón, política socialista, en la televisión pública de Castilla La Mancha.

El machismo y el sexismo van más allá de la ignorancia, trascienden a la ausencia de preparación, están por encima de estudios, sutilezas y posiciones sociales. Que un periodista sea un necio no es motivo de asombro, evidentemente, pero que un intelectual doctorado en filosofía se deje llevar por su fobia homófoba en las páginas de opinión de un diario progresista resulta, cuando menos, desalentador. Tanto como los cánticos del Villamarín o las coces del talaverano. “Un partido revolucionario que usa como música de fondo a la Sarita Montiel del separatismo catalán no puede llegar muy lejos”, escribe Félix de Azúa en El País del pasado tres de marzo. Cuando habla de “la Sarita Montiel del separatismo catalán” se refiere al cantante Lluis Llach, a quien nombra en el párrafo anterior.

Ultras futboleros, borrachos pendencieros, periodistas vocingleros… y escritores licenciados en filosofía y letras que manifiestan sus prejuicios sexistas, sus miserias homófobas, su misoginia, de distintas maneras. Agresiones verbales, físicas e intelectuales que nos recuerdan lo enferma que está nuestra sociedad. Y nos invitan a reflexionar sobre las palabras del escritor francés Remy de Gourmont: “El macho es un accidente, con la hembra hubiera bastado”.

Vídeo de la agresión a una joven en Barcelona. / gorapapo TV (YouTube)
18 Comments
  1. Croquetiforme says

    ¿Por qué se relaciona la agresión de Barcelona con sexismo o machismo? En los últimos años se ha puesto de moda grabar ese tipo de agresiones (hasta cierto punto, claro). La mayoría tiene a hombres como objetivos y con golpes mucho más contundentes, en muchos casos puñetazos directos que les dejan fuera de combate tras una aparatosa caída. Creo que es convenient ir dejando a un lado esta retórica tan tópica y políticamente correcta que divide a hombres y mujeres en especies en constante guerra e irreconciliables, ya que una visión así, en el fondo, poco hace por la igualdad, puesto que parte de algo así como una «teoría de la conspiración».

    Lo mismo ocurre con los casos de Alfonso Rojo o la afición bética. En el primer caso tenemo a un tipo que vive del alarido maleducado en todas su vertientes, no sólo hacia las mujeres, sino hacia casi cualquier bicho viviente. En el otro extraemos una conclusión de machismo de una muestra como otras de violencia de una hinchada, violencia que normalmente tiene como objetos a hombres con mucha más virulencia, llegando a los insultos directos constantes o la agresión física.

    Sin embargo, el discurso obligado feminista extrae una parte del todo para que las conclusiones que se iban a a dar de todas formas coincidan con los prejuicios.

    Y de esa manera se ve machismo y sexismo hasta en la sopa cuando se trata de fenómenos muy distintos: violencia en el fútbol (el 99’9 % dirigida a hombres), un tertuliano sin educación y bastante disparatado, y un fenómeno meme de internet de carácter violento.

    Sin embargo terminamos con que «el macho es un accidente» para recibir el aplauso habitual gracias a los lugares comunes insostenibles.

  2. qq says

    Estaría bien dejar de hablar de machos, y comenzar a hablar de hombres. Hombres que se mejoren y se reivindiquen como tales a base de respetar no solo a las mujeres, sino también a los demás hombres, y que en base a ello lleven con orgullo esta condición.

  3. Selito says

    Vaya también el padre. Cuando yo me he tomado dos copas de más a lo más que he llegado es a ponerme yo mismo en peligro haciendo alguna gilipollez de juventud, pero no atentar contra la integridad de nadie. Lo mismo no es por cuestión de copas si no d elo que se lleva dentro: El que es un hipodeputa con dos copas sólo demuestra lo que sereno esconde. Los que sólo somos gilipollas, con dos copas lo dejamos bien claro, pero sin perjudicar a terceros.
    Lástima que en el último momento no se le fuera el tobillo de apoyo y acabará el muy imbecil en urgencias con una escayola….

  4. toni says

    Añadir al final la cita de Remy de Gourmont: “El macho es un accidente, con la hembra hubiera bastado” me parece que encaja más o menos en una categoría entre lo de la Sarita y lo de Luís Rojo.

  5. CHATA says

    GRACIAS

  6. inteligibilidad says

    Croquetiforme, ¿de verdad que no ves el profundo machismo en “No fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”? Luego están esos hombres que se sienten ofendidos en todo su ser (¿por qué?) cuando se habla de sexismo y de machismo, como si fueran cosas inventadas… patológico, diría yo…

  7. Albéniz says

    De la Riva, conocido por sus exabruptos machistas, el último pronunciado el verano pasado, cuando aseguró que le daba «reparo entrar en un ascensor con una mujer», será candidato a la alcaldía de Valladolid pese a estar procesado.
    http://politica.elpais.com/politica/2015/03/04/actualidad/1425494758_579877.html

  8. koala82 says

    ¿Va en serio eso de calificar a El País de progresista?

  9. Albéniz says

    No, Koala. Por cierto, mucho cuidado amigo…
    «Las autoridades australianas sacrifican a 700 koalas por «problemas de superpoblación»»
    http://www.20minutos.es/noticia/2394169/0/australia-sacrifica/700-koalas/problemas-superpoblacion/

  10. Albéniz says

    Las mujeres españolas cobran un 17% menos que los hombres
    http://www.publico.es/economia/brecha-salarial-hombres-y-mujeres.html

  11. Croquetiforme says

    Las mujeres españolas no cobran un 17% menos que los hombres, Albéniz. Es un promedio resultante de la comparación de todos los trabajos, no quiere decir que se cobre menos por el desempeño del mismo trabajo.

    La llamada brecha salarial parte de una tergiversación estadística. La parte que desnivela la balanza e influye en que el porcentaje de promedio femenino sea menor está en las grandes empresas, es decir, en las mujeres con puestos privilegiados.

    ¿Por qué sucede esto? Al estar en puestos privilegiados y poder optar por coger más bajas para cuidad a los hijos o incluso cesar su actividad laboral un tiempo (habitualmente estarán emparejadas con otro privilegiado) se descuelgan del trabajo más tiempo.

    Esa opción personal, que es además muy afortunada, resulta digerida por el feminismo institucional para regurgitarla con la forma de perjuicio global, ahondando en el habitual victimismo que a nada conduce y que sí me parece realmente ofensivo para las mujeres. O al menos debería serlo.

  12. Albéniz says

    Croquetiforme: Las mujeres en España ganan un 17% menos que los hombres a pesar de tener mayor capital humano, según se desprende del último estudio presentado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre la ‘Brecha salarial de género y Brecha salarial por maternidad’, en el marco del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo 8 de marzo.
    http://www.europapress.es/economia/laboral-00346/noticia-economia-mujeres-espana-ganan-17-menos-hombres-pesar-estar-mas-preparadas-oit-20150306110038.html

  13. Croquetiforme says

    Ya te he explicado lo que ocurre con el promedio. No es en el mismo trabajo, sino que se desnivela por arriba y por privilegios, no por algo malo. Esas estadísticas son un meme tergiversado.

  14. Croquetiforme says

    Aquí, en el excelente blog Malaprensa, que debería ser lectura obligada de periodistas, se explica muy bien:

    http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-1-las-cuentas.html

    http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-2-no-es-por-el.html

    A esto hay que añadir, que la propia UGT, en su estudio presentado este año, reconoce que esa brecha aumenta en la parte de arriba que te he comentado. Directamente así, declarado a los medios. Sólo que a pesar de eso no se descabalgan de la propaganda habitual, del meme tergiversado que se ha hecho sólido en el imaginario colectivo.

  15. josu says

    El machismo en nuestra sociedad es algo residual y perteneciente al pasado, lo que no quita para que en determinadas profesiones o ambientes o individuos siga habiendo un tufo marcadamente machista.
    Todos estos casos tienen en común el perfil de sus protagonistas: personajes de encefalograma plano. Los responsables deben de tomar medidas ejemplarizantes: el agresor que pague lo que ha hecho; el sr. Rojo que deje de aparecer en la tv de todos; al Betis que le cierren el estadio y al sr. Azúa que le escondan la pluma… El machismo está en aquellos que consienten esto, que dan pábulo a estos personajes y no en el españolito de a pié, que no es más que un sufridor de tanta imbecilidad.

  16. ya ya says

    FElix de Azú «intelectual», si como Hitler.

  17. Croquetiforme says

    ¿Qué tiene que ver Félix de Azúa con todo este asunto? Por cierto, que no sólo es un buen novelista y sobresaliente articulista, sino que sus obras sobre arte son monumentales. Tal cual. No sé qué tipo de prejuicios hay que tener para colocarlo junto a Alfonso Rojo, es «atonishante».

Leave A Reply

Your email address will not be published.