Conejitas y universitarios

2
Matanza_Universidad_Garissa_Kenya
Un hombre lee un periódico en Garissa (Kenia), el pasado día 3, con la noticia en portada del ataque perpetrado el día anterior contra la Universidad de esta ciudad. / Dai Kurokawa (Efe)

El prestigioso diario El País publicó el pasado jueves a todo trapo, media página impar, una noticia sensacional: la mansión Playboy de Los Angeles tuvo túneles secretos que conectaban el garito de las conejitas con las residencias de algunos actores de Hollywood. Concretamente con las casas de “Mr. J. Nicholson, Mr. W. Beatty, Mr. K. Douglas y Mr. J. Caan”. La información, firmada por una redactora del diario e ilustrada con copias de los planos y una fotografía de Hugh Hefner, fundador y redactor jefe de la revista Playboy, rodeado de hermosas lagomorfas, terminaba asegurando que “ni Hefner ni ninguno de los actores mencionados en los planos han querido comentar nada acerca del descubrimiento”.

Publicidad

La noticia sobre los túneles conejeros de la mansión Playboy fue desmentida poco después en la web: se trataba de una broma del dueño de la revista con motivo del April Fools, el día de los inocentes norteamericano. Solo un día después el diario de PRISA publicaba, con aproximadamente el mismo tamaño que la información sobre la mansión  conejera californiana, la noticia sobre el ataque a la Universidad de Garissa, en Kenia, que causó 147 muertos. Media página par. 147 estudiantes asesinados en un ataque de la milicia islamista somalí de Al Shabab.

Publicidad

Cada lector es un mundo. Con su propio criterio, su particular escala de valores, su forma personal de evaluar la información. Los medios de comunicación tienen su propio criterio, su particular escala de valores, y su forma personal de evaluar la información, pero entre sus obligaciones se encuentra poner en valor las noticias, apostar por temas importantes (con interés global, más allá de la proximidad o la curiosidad local), seleccionar las informaciones con grandeza, ofrecer a sus lectores una visión amplia y precisa del planeta y sus acontecimientos. No limitarse a dar al lector aquello que éste solicita, no dejarse arrastrar por la liviandad y la comercialidad.

Los casi 150 muertos en Kenia, estudiantes universitarios ajusticiados durante un asalto que se prolongó durante doce horas, apenas ha ocupado espacio en los medios de comunicación. En los mismos medios que llevan una semana abrumando a sus lectores con los más minuciosos detalles de un accidente de avión en el que murieron, curiosamente, 150 personas. La gran diferencia es que estas últimas eran blancas. ¿Imagina el asalto a una universidad europea o norteamericana con 150 estudiantes asesinados?

Los túneles falsos de la mansión Playboy ocuparon el mismo espacio en el papel que la masacre de decenas de estudiantes en una universidad keniata. Conejitas y universitarios unidos por la ausencia de criterio en unos medios que se desmoronan.

2 Comments
  1. Lucía Formación says

    Qué tal compañeros, Una pasada buen contenido Excelente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.