Teatralidad desproporcionada

Imagen de la presentación que hizo la periodista  en RTVM del contagio por ébola de la auxiliar.... / Captura de YouTube
Imagen de la presentación que hizo la periodista Yolanda Guirado en los informativos de Castilla-La Mancha TV del contagio por ébola de la auxiliar de enfermería Teresa Romero. / Captura de YouTube

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) asegura que Yolanda Guirado, subdirectora de informativos de Castilla-La Mancha TV y presentadora del programa No nos moverán, vulneró la ética “por su desproporcionada teatralidad” al informar sobre Teresa Romero, la auxiliar de enfermería infectada de ébola. Guirado vulnera en dos apartados el principio 4 del Código Deontológico: el b, referido al tratamiento informativo “de asuntos en que medien elementos de dolor o aflicción, y el c, que refuerza “la intimidad en el caso de personas ingresadas en centros sanitarios”.

La historia comenzó hace ocho meses, cuando Yolanda Guirado, periodista con ínfulas de actriz, se calzó unos guantes azules similares a los utilizados por el personal sanitario y presentó el informativo arremetiendo contra Teresa Romero: “¿un simple gesto o un error? Hasta los más grandes, hasta los más valientes, cometen fallos”, dijo en tono sarcástico mirando a cámara, tocándose el rostro con los guantes, escenificando el supuesto momento del contagio. ¿Un informativo o una comedia? O un espectáculo de títeres.

Publicidad

En cualquier caso una actuación meritoria, seguramente más apropiada para el Festival de Teatro de Mérida que se celebra estos días que para abrir un telediario de una televisión pública. Lástima que el guión interpretado por la periodista afecte al honor, la intimidad y la imagen de la auxiliar entonces gravemente enferma. La Federación de Periodistas de España lo tiene muy claro: esa información “se pudo facilitar a la audiencia de forma más cautelosa, más formal y considerada y más profesional, con menos teatralidad e intención y más rigor informativo”.

¿Más profesional y cautelosa? ¿Más considerada y menos teatral? ¿Mayor rigor informativo? Piden ustedes demasiado a Castilla-La Mancha TV, una cadena pública convertida en altavoz promocional del Partido Popular. Teatralidad desproporcionada. Tele Cospedal.

La Federación de Periodistas de España ha hecho su trabajo. Pero un poco tarde. Ocho meses después de que la impresentable periodista faltase al respeto a la heroica auxiliar. Solo unos días después de que Cospedal perdiese, por muy poco, la presidencia de Castilla La Mancha. De la misma forma que la justicia lenta no es justicia, los rapapolvos a destiempo son menos eficaces: Castilla-La Mancha TV fue un arma promocional al servicio del PP, financiada por todos los ciudadanos, hasta el mismo día de la urnas.

El partido en el Gobierno no quiere flecos sueltos. Ni siquiera admite rapapolvos a destiempo. Por eso desde ayer, 1 de julio de 2015, está en vigor la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como Ley Mordaza. Porque está comprobado que con las televisiones no basta para controlar a la población, para ganar unas elecciones…

RTVCM Castilla-La Mancha