Pellejo

1
Rajoy_Garcia_Albiol
Rajoy y García Albiol se abrazan durante un acto de apoyo al candidato del PP a las catalanas, celebrado ayer miércoles en Casteldefels (Barcelona). / Alejandro García (Efe)

Un buen día, cuando ya había comenzado el principio del fin del PP, los ideólogos del partido reunidos en un vídeo conmovedor recordaron que el populacho tenía piel. No como la suya, tostada en los mejores yates, humedecida en las más privadas calas y mimada por cosméticos exclusivos y carísimas cremas noruegas. La piel de la plebe es cuero áspero, cuarteado por el viento y el sol. Una de esas pieles a la intemperie que, como la de Azarías en 'Los santos inocentes', se pueden hidratar incluso con los propios orines. Pero es piel, a fin de cuentas.

“Nos ha faltado darle un poco de piel a las cifras”, dijo Floriano desde el sofá ante la mirada sobrecogedora de Rajoy y Cospedal. “Seguro”, sentenció esta última acariciándose su cutis de melocotón. Piel. ¿Dónde conseguimos piel fresca antes de las elecciones? se preguntaron los líderes de un partido despellejado por la corrupción. Seguían buscando y buscando cuando un buen día, mientras pensaban en Cataluña, primera cita importante, fracaso inevitable si confiaban su suerte en una Alicia Sánchez-Camacho desollada por su propia inutilidad, vieron la luz: Xavier García Albiol, ex alcalde de Badalona. Un tipo resplandeciente, impecable, auténtico porte PP, traje sin corbata, pelo húmedo y sonrisa deslumbrante. ¿Piel? Gruesa, tersa, recia, tamborilera, insensible… Es nuestro hombre.

Xavier García Albiol, flamante nuevo candidato del PP a las elecciones catalanas, gasta más bien pellejo. “Han venido a ser delincuentes”, dijo de los gitanos rumanos, a los que llamó “plaga”. Editó en 2010 unos folletos con fotos de estos inmigrantes y la frase “¿Tu barrio es seguro?”. Inmigrantes a los que, en general y desde su puesto como alcalde de Badalona, quiso restringir las ayudas: “Es de justicia que quien lleva años pagando impuestos acceda a las ayudas por delante de quien acaba de llegar”. Y la guinda: “Les haré la vida imposible (a los sin papeles) hasta que se vayan”.

Frases contundentes, sin duda impresentables, pronunciadas por un político en activo que, lejos de dimitir entre abucheos, aspira a tener un papel importante en Cataluña. Es más, gracias a esas ideas ha sido elegido por Mariano Rajoy para tener un papel importante en Cataluña. ¿Qué pensará el bueno de Zapata, lapidado por sus chistes de mal gusto cuando veía la política desde la barrera? Rajoy, como no podía ser de otra manera, lo tiene claro: asegura sentirse "orgulloso" del candidato Albiol, de su candidato, "porque tiene las ideas muy claras".

Tiene buena pinta este Albiol, para qué vamos a engañarnos. Un xenófobo en la lista electoral rival es el mejor fichaje que Artur Mas podría hacer de cara a las urnas, por encima incluso de Guardiola e incluso del mismísimo Messi. Un ultra de piel escamosa, barrera contra las agresiones de la chusma y las adversidades climáticas externas, parece ser justo lo que necesita el PP para recuperar peso político en Cataluña. No dejan de sorprendernos. Quizá sean corruptos de la peor calaña, además de hipócritas y mentirosos, de acuerdo, pero reconozcamos que son listos como demonios.

1 Comment
  1. Fidel Pichincha says

    Hello, mucho valor en este post Me gusta infinito. Gracias 1000

Leave A Reply

Your email address will not be published.