Ya no hay justicia

1
josefa_hernandez
Josefa Hernández, la mujer canaria que ingresó en prisión por no derribar una vivienda construida en un espacio protegido, el Parque Rural de Betancuria. / Carlos de Sáa (Efe)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, superó el pasado martes su repelús a los medios de comunicación y se puso delante de las cámaras para ofrecer, en persona, en directo y con una enorme sonrisa de satisfacción, una gran noticia: El Consejo de Ministros concederá mañana viernes el indulto a Josefa Hernández, la vecina de Fuerteventura que permanece en la cárcel de Tahíche (Lanzarote) por negarse a derribar la vivienda que había construido hace una década en terreno protegido del Parque Rural de Betancuria, en la que vivía con sus dos hijos y tres nietos menores de edad. Y la indultarán, ahí es nada, sin necesidad de que la abuela de 62 años se reúna con el ministro de Interior. A pelo. Para que luego digan que a los del PP les falta piel…

Una vez superado el miedo escénico Mariano Rajoy se vino arriba y ofreció incluso la solución al problema. El presidente dijo que sería “bueno e imprescindible” que el Gobierno canario pudiera resolver el asunto de la vivienda y poner una nueva a disposición de la familia de Josefa. La viceconsejera de Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias, Isabel Mena, reaccionó de inmediato y garantizó que la familia de Josefa Hernández "no quedará en situación de desamparo". A falta de una oferta concreta, me voy a tomar la libertad de sugerirles a ambos, presidente y viceconsejera, la solución definitiva al problema: alojen a Josefa y su familia en el hotel Sandos Papagayo Beach Resort de Playa Blanca, un complejo de cuatro estrellas en la playa de Afe que limita con el Monumento Natural de Los Ajaches, en Lanzarote. O sin salir de esta isla, en el hotel Las Costas, en la playa de Los Pocillos. O en el Club Hotel Riu Oliva Beach Resort, o el RIU Palace Tres Islas, ambos en Fuerteventura. En ellos Josefá se sentirá como en casa: Son algunos de los hoteles canarios construidos en zonas protegidas o que inclumplen la Ley de Costas.

“Ya no hay justicia”, sentencia apesadumbrado, y esposado, un militar veterano de Irak, experto en interrogatorios, cuando es detenido por el FBI tras torturar a un hombre para tratar de arrancarle una confesión de asesinato. No es el mundo real. Es una serie mediocre, “Secretos y mentiras”, que ha comenzado a emitir este verano Telecinco. La frase es definitiva. Sirve tanto para un sangriento patriota enloquecido como para una adorable abuela desahuciada. ¿Qué fue de la justicia? “El Gobierno de la expresidenta Esperanza Aguirre despilfarró 105 millones de euros en la que iba a ser la ciudad judicial más grande del mundo, tal como ella pregonó en 2007 al poner la primera piedra”, decía el pasado día 24 el diario El País. Solo un día después el mismo periódico informaba de que "el Gobierno regional del PP usó la sociedad que desarrollaba el complejo, de capital 100% público, para contratar informes inservibles”. Como el documento "Informe sobre el estado de la justicia"que tiene 392 páginas y costó 60.000 euros pese a tratarse de estadísticas que pueden consultarse en Internet de forma gratuita.

Las palabras del torturador televisivo resuenan en mi cabeza, “Ya no hay justicia”, fundiéndose con las de Esperanza Aguirre defendiendo su proyecto en La Sexta“¿Que la Ciudad de la Justicia está llena de madrigueras de conejos? Normal. Al llegar la crisis ya no se podían seguir las obras sin coste para el contribuyente”, dice la expresidenta en el último episodio de su decadencia, de su suicidio político. “Ya no hay justicia”, insiste la voz en off. Si hubiera, bien legal, conmutativa o poética, Aguirre llevaría años fuera de la política. 

P.D.

Injusticia. Eso es lo que considera Esperanza Aguirre que se está haciendo con ella. Falta de justicia. ¿Las razones que esgrime? De peso: Por primera vez en la historia se ha investigado el despilfarro y la corrupción en gobiernos anteriores, como se está haciendo ahora con los suyos y los de Ignacio González. "Esto no ha ocurrido nunca", asegura compungida Aguirre. "Cuando Felipe González llegó al Ejecutivo con una mayoría impresionante no se le ocurrió investigar lo que habían hecho los Gobiernos de la UCD. Cuando Aznar sustituyó a González tampoco se le ocurrió. Tampoco cuando Zapatero sustituyó a Aznar, ni a Rajoy cuando relevó a Zapatero". Es decir, que para Aguirre el problema no es el despilfarro o la corrupción, sino investigarlos.

1 Comment
  1. pdealbeniz says

    La Audiencia de Las Palmas ha revocado este jueves el auto de la juez que ordenó el ingreso en prisión de Josefa Hernández, la vecina de Fuerteventura condenada a seis meses por construir su casa en un espacio protegido, y ha decretado su inmediata puesta en libertad, según ha informado a Efe su defensa.
    http://www.elmundo.es/espana/2015/08/27/55df23fbe2704e424a8b4578.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.