Es la educación, zoquetes

Rajoy_El_Mundo_foro_efe
Mariano Rajoy durante su intervención en el foro del diario El Mundo, 'Una España necesaria'. / Javier Lizón (Efe)

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy, estrella el pasado miércoles del foro “La España necesaria” organizado por el diario El Mundo, hizo el clásico discurso prudente y lo aliñó con grandes mentiras. Un ejemplo: “He atendido siempre las iniciativas parlamentarias que se me hicieron”, aseguró un Rajoy que no solo ha estado ausente en el 85% de las jornadas de votación del Congreso, sino que ha rechazado hasta en 105 ocasiones las peticiones de comparecencias presentadas por partidos rivales.

Publicidad

Es decir, que el presidente del Gobierno de la democracia que más veces ha rechazado comparecer en el Congreso de los Diputados presume de haber “atendido siempre las iniciativas parlamentarias” que se le hicieron. Y lo hace en un foro organizado por un periódico, con la sala repleta de periodistas. Y no pasa nada. Aplausos.

¿Cómo es posible semejante sumisión, tan brutal falta de espíritu crítico, una ausencia de profesionalidad tan patética y una ignorancia tan supina? Muy fácil: el Partido Popular trabaja con empeño y sabiduría la cantera de la ignorancia. Un país de ignorantes es la mejor garantía de futuro para un gobierno ultraconservador, ineficaz y corrupto. Un país preparado, culto, inquieto, atrevido, ambicioso y crítico jamás votaría de nuevo a un Gobierno como el de Rajoy. Por eso este curso estudiar Medicina o Derecho resulta casi un 20% y un 22%, respectivamente, más caro que cuando el PP llegó al Gobierno. Y los másters han subido, de media, un 64%. Embrutece y vencerás: el último barómetro del CIS de la legislatura otorga al PP la victoria electoral el próximo 20-D con un 29,1% de los votos.

La política universitaria del Gobierno de Rajoy en esta legislatura se puede considerar una víctima colateral de la crisis económica. Otra forma de verlo es como un atentado terrorista, una bomba de tiempo que afectará al futuro profesional e intelectual de toda una generación. Rajoy dice que gracias al esfuerzo de los ciudadanos organizado por el Gobierno, los recortes, “nuestra economía se ha flexibilizado, se ha diversificado y ha ganado mucha competitividad. No dice que desde que está al frente del Gobierno hay menos personas ocupadas, menos contratos indefinidos, más contratos temporales, más parados mayores de 50 años, más parados de larga duración, menor tasa de actividad… Y mayor desigualdad entre comunidades autónomas en los precios de grados universitarios y másteres.

“No hace falta que estudien tus hijos, ya lo hacen los nuestros”, decía un pijo trajeado y sonriente, Martini en mano, en una de las viñetas más crueles y demoledoras de El Roto. Pues eso mismo. Es la educación, zoquetes. Todo es educación.