TVE y sus términos audiovisuales

5
Bertin_Osborne_Arturo_Fernandez_TVE
Bertín Osborne entrevista a Arturo Fernández durante su programa en TVE. / rtve.es

En un post no muy lejano comentábamos la situación que atraviesa actualmente una TVE, la televisión pública, liderada a nivel ideológico y de audiencias por un Bertín Osborne que ha convertido la selección de invitados a su programa en toda una declaración de intenciones: Carmen Martínez-Bordiú, Carlos Herrera, los Morancos, Jesulín de Ubrique, Adolfo Suárez Illana, Mariló Montero… Anoche el protagonista de 'En tu casa o en la mía', programa estrella de La 1, fue un artista de discutible nivel y espesa alocución que se presentó ante Osborne y los telespectadores en batín: Arturo Fernández. Sí, el actor de “chatina”, el galán ultraconservador que aprovecha cualquier ocasión para elogiar, como nos recuerda orgullosa la Fundación Francisco Franco, la España de la dictadura: “Mi generación ha pasado la Guerra Civil, la posguerra, la Guerra Mundial y la posguerra mundial. Nos cayeron todos los palos por todos los sitios, pero hemos sido la generación más feliz que ha existido. Hasta ahora, no hubo otra más feliz que la nuestra. Cuando tuvimos 20 años levantamos España”.

La figura de Bertín Osborne como bandera de la nueva TVE crece al mismo ritmo que mengua la calidad de sus invitados. A más caspa, más audiencia. A mayor sesgo conservador, superior prestigio. La máquina embrutecedora está perfectamente engrasada. Caretas fuera: con Osborne al frente del entretenimiento y un jefe de informativos como dios y Rajoy mandan, TVE ha encontrado la estabilidad que necesita toda televisión pública que se precie. Ahora solo queda ver de dónde sacamos la perras para pagar la juerga.

“Nos gustaría patrocinar todo en RTVE menos los informativos”, asegura Enrique Alejo, director general corporativo de la televisión pública. El hombre de Montoro en la televisión pública sin publicidad lo tiene clarísimo: los informativos ya tienen dueño. Es decir, no están en el mercado. Ni se compran ni se venden. Los informativos de TVE son la joya de la corona, la gallina de los huevos de oro, la madre de todas las fuentes de manipulación. Perdón, de información. Y pertenecen al Partido Popular. A seis semanas de unas elecciones generales, los informativos de la televisión pública son justo lo que necesita un gobierno en entredicho para sobrevivir.

Bertín Osborne y Arturo Fernández, droga dura, narcotizan a los telespectadores. Cuando estos se encuentran adormecidos, babeantes, intelectualmente ralentizados, llega Ana Blanco y les cuenta que Rajoy está frenando con proporcionalidad y firmeza el desafío independentista catalán. Propaganda enviada, mensaje recibido, éxito absoluto de la campaña. “No me importa pedirle más dinero a Hacienda si es para ser relevantes para la sociedad española”, afirma muy serio el director general corporativo de TVE. La sociedad nos paga para devolverles en términos audiovisuales lo que nos da con sus impuestos”, sentencia, sin duda creyendo que seguimos bajo los efectos de los alucinógenos.

¿Bertín Osborne y Arturo Fernández son todo lo que el Estado puede devolver a la sociedad después de lo que pagamos con nuestros impuestos? Habrá que plantearse la rebeldía. O la sedición. O incluso una huida digna.


loading...

5 Comments
  1. qq says

    Lo de TVE va más allá de la indignidad y la caradura. Increíble e inaceptable en cualquier país que pretenda tener un mínimo de garantías democráticas.

  2. jovecyl says

    Triste, despectivo e hiriente al sentido común de los españoles. A esta altura del siglo XXI es que siga una Televisión pública, ofreciendo programas nauseabundos financiados con el dinero de -todos- . Este programa dirigido por Bertín Osborne, franquista de lo más, que no tiene empacho en presentar, semana tras semana, a una caterva de personajillos; casi todos ellos ultraconservadores y que manifiestan sin sonrojo la añoranza del caducado régimen franquista; por mayor vergüenza que pudiera provocar a la Dirección política-social de TVE. Esperemos, que en la próxima y cercana legislatura se cambie el sentido trasnochado de otra época y defuncionen estos programas nocivos para la democracia y el sentido común. Pensando en un próximo gobierno de algún signo más progresista. Esta TV, es lo que se puede definir como antisistema adormecedora y tendente a la exclusión de los ciudadanos hacia los medios de difusión. Cuanta más pandereta y pasodoble, menos interés por los problemas sociales del país. Es lo que pretenden estos dirigentes!

  3. listillo español says

    jaja, tve….no solo ella, a mi me llama la atencion la tendencia a endiosar a decidores que hay por ahi de la prensa llamada libre, colgados todo el dia en el plato de cuatro y sexta al servicio de rajoy y esta asquerosa españa con el tema unico catalan, y siempre metiendo mierda, donde caen como moscas todos los abrazados por miedo al elector cenutrio muy españistani. parece que el boe sigue su curso y a la chita callando y sin nadie que afine el ventilador nos siguen jodiendo los peperos, mientras solo oimos hablar, aparte de cataluña, de gruesos temas y cotilleos….medioambiente, globalizaciones, migraciones, confluencias, y el tampon de la maruchi de aguirre. anda ya.

  4. Inteligibilidad says

    «Habrá que plantearse la rebeldía. O la sedición. O incluso una huida digna»… ¡ay! quién fuera catalán…

  5. javier mateo says

    Realmente es programa de Osbore es de uma calidad que abochorna a cualquier persona com um poco de cultura. A donde estamos llegando….!

Leave A Reply

Your email address will not be published.