El futuro del clima, en buenas manos

1
clima_rajoy_cumbre
Mariano Rajoy durante su intervención en la Cumbre del Clima celebrada en París. / Efe

¿El cambio climático? Tampoco
lo podemos convertir en el gran
problema mundial
Mariano
Rajoy
, 22 de octubre de2007.

Se ha celebrado en París una cumbre sobre el cambio climático en la que han participado 195 países. Seguro que usted se ha enterado: el presidente del gobierno Mariano Rajoy asistió el día de la inauguración, y la noticia abrió todos los telediarios. Luego la información fue aflojando… Pues resulta que en tan importante reunión se ha llegado a un acuerdo, entre lágrimas y vítores, para luchar contra el calentamiento global. Un acuerdo calificado de 'histórico': El pacto pone techo a las emisiones de gases de efecto invernadero, para que el aumento de temperatura media a finales de siglo no supere los 1,5 grados. Y establece un sistema de financiación para conseguir 100.000 millones de dólares anuales, dinero para ayudar a que los países con menos recursos puedan adaptarse a los efectos del cambio climático y reduzcan sus emisiones.

Publicidad

Todo el mundo se muestra muy optimista. Normal. Motivos no nos faltan. La esperanza y la ilusión me embargan cuando recuerdo cómo el presidente de este país bromeaba hace apenas 8 años con las ocurrencias de su primo meteorólogo, hablaba de la imposibilidad de hacer predicciones climatológicas, y restaba importancia al cambio climático. “¿Cómo alguien puede decir lo que va a pasar en el mundo dentro de 300 años?”, dijo entonces el más ilustre de nuestros negacionistas, Mariano Rajoy, confirmando su condición de estadista visionario. También me siento eufórico con el compromiso medioambiental de esta Europa seria, fiable y responsable que aprovecha cualquier ocasión para dar muestra de su carácter solidario: sólo 190 refugiados de los 160.000 prometidos por la UE han sido reubicados. Y la guinda: dos personas son asesinados cada semana por defender la naturaleza, según el informe "¿Cuántos más?" publicado por la ONG Global Witness.

No se puede ser pesimista de ninguna manera. Piense que nuestro Gobierno, el que ha firmado con una sonrisa el compromiso de la Cumbre del Clima de París, es el mismo que dificulta a sus ciudadanos el autoconsumo energético, que pone impuestos al sol, que juega a las puertas giratorias con las compañías eléctricas. El Gobierno español ha matado a la energía solar… España juega ahora en la liga anti-solar e intenta influir negativamente en la Unión Europea”, asegura el director ejecutivo de SolarPower Europe, James Watson. España da la espalda al sol: el Gobierno de Rajoy dificulta el autoconsumo energético preparando borradores de un Real Decreto para gravar a quienes produzcan energía o utilicen baterías como la de Tesla, y al tiempo dejar de retribuir a los particulares que viertan su excedente a la red. Justo lo que ha pedido a gritos la cumbre de París. “Si queremos hacer frente al cambio climático y acabar con las emisiones de CO2 en el sector energético, la solar tiene que convertirse en la principal fuente de generación de electricidad”, sentenció en la capital francesa Bruce Douglas, el presidente del nuevo Consejo Global Solar.

Confiemos plenamente en el PP, partido a todas luces comprometido con el medio ambiente y la conservación de la naturaleza. Y si nos fallan los de Bárcenas, que sería muy raro, no hay por qué preocuparse. Ahí tenemos al resto de partidos, atentos a cualquier desafío medioambiental. Lástima que no lo consideren en sus discursos, en sus mítines o en sus debates televisivos. Que lo hayan ignorado en esta intensa y amplia campaña electoral: no he escuchado ni una sola vez a un candidato de los seis principales partidos políticos hablar de medio ambiente. Bueno, sí, una. Albert Rivera mostraba su versatilidad ayer mismo ante Pepa Bueno en la Cadena SER: "Apoyaremos las energías renovables, por supuesto. Y las nucleares".

El acuerdo global que permitirá combatir la crisis del clima, y abandonar gradualmente el modo de sociedad actual basado en el petróleo es una realidad. La Conferencia de las Partes (COP) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC) ha sido un éxito. Solo por curiosidad malsana, soy un antisistema resentido al que hay que explicar las cosas varias veces, estaré atento para ver qué medidas toma quien dentro de unos días gobierne España, país que afronta el problema climático en muy buena posición: la pobreza energética ha aumentado un 69% en los últimos cuatro años. El ministro José Manuel Soria podría ser el hombre adecuado para liderar el proceso. También tiene buena pinta el socialista Miguel Sebastián, ¿No es cierto? Cambiar el fracasado modelo energético y adaptarnos a las exigencias del famoso acuerdo por el clima está en manos de individuos como estos. Podemos estar tranquilos.

1 Comment
  1. Albéniz says

    El PP es el único partido que está a favor del ‘fracking’, del almacén nuclear y del ‘impuesto al sol’ http://www.publico.es/politica/pp-fracking-almacen-nuclear-impuesto.html

Leave A Reply

Your email address will not be published.