La resistencia

1
Pedro Sánchez, aún secretario general del Partido Socialista, durante el Comité Federal. / Sergio Barrenechea (Efe)
Pedro Sánchez, secretario general del Partido Socialista, durante el Comité Federal. / Sergio Barrenechea (Efe)

Cuando pierda todas las partidas / cuando cueste mantenerme en pie / cuando el diablo pase la factura / o si alguna vez me fallas tu / Resistiré / para seguir viviendo / soportaré los golpes y jamás me rendiré / aunque los vientos de la vida soplen fuerte / soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie/ Resistiré”. Resistiré, Dúo Dinámico.

Publicidad

“Los barones con más poder forzarán el Congreso del PSOE si Sánchez se resiste”, titulaba este diario ayer mismo abriendo su portada. El País utilizaba el mismo término en la apertura de su sección de política nacional, titulando a todo trapo a cuatro columnas: “Pedro Sánchez resiste el nuevo pulso de sus barones para elegir nuevo líder”. El envite de los jefes territoriales socialistas parece tener la fuerza de una melé de los All Blacks: exigen la celebración inmediata de un congreso del partido para elegir nuevo líder. Sánchez aguanta como gato panza arriba, ante la mirada inyectada en sangre de un Tomás Gómez que huele la sangre y ve llegar el día de la venganza. Detrás de Gómez, mascullando algo en su oreja, está Antonio Miguel Carmona, el político con aspecto de apoderado de banderilleros. Aún más atrás, los maquiavélicos carcamales socialistas conspiran desde las sombras, sin dar la cara, sin poner en juego sus dotes y privilegios. La sultana Susana Díaz exhibe sonrisa equina mientras se frota las manitas como un ratón. Patxi López, secretario de Acción Política y Ciudadanía del PSOE, considera que todo es mentira, que no hay una crisis de liderazgo en su partido, y cree "lamentable el espectáculo público" que están ofreciendo los socialistas.

Ante semejante desbarajuste, lo razonable es acudir a la prensa, esa reserva espiritual del sentido común donde encontrar análisis político de calidad. Francisco Marhuenda, director de La Razón y tertuliano de cabecera de La Sexta, resume sabiamente ante las cámaras la situación en el partido fundado por el Pablo Iglesias sin coleta: “Lo del PSOE es la mayor fumada de porros de la historia”.

¿Resistirá Pedro Sánchez? Quién sabe. La resistencia ya no es lo que era. Leí los titulares sobre el líder socialista, a la hora de escribir estas líneas, poco después de terminar Jan Karski. El hombre que descubrió el holocausto” (Norma editorial), un cómic que resume la vida de un miembro del estado polaco que operó en la clandestinidad durante la Segunda Guerra Mundial, donde sirvió de enlace entre el Gobierno polaco en el exilio y la resistencia interior. Un héroe: Karski entró en el gueto judío de Varsovia, contempló el horror nazi en directo y viajó hasta Estados Unidos para contar al presidente Roosevelt la verdad del Holocausto. En su clásico “Historia de un estado clandestino” (Acantilado) cuenta con todo detalle aquella grandiosa aventura de supervivencia.

La resistencia es un concepto que ha evolucionado. Una vez fue sinónimo de valor, de grandeza y osadía, de generosidad e indomabilidad, de compromiso con unos valores. Hoy la mediocridad es la principal característica de resistententes e intrigantes, de quienes se aferran al poder y de quienes tratan de conseguirlo, de quienes han convertido la política en un juego de intereses personales. Sólo y exclusivamente personales.

1 Comment
  1. pixueto says

    Muy buen comentario, de forma el relato en un «comic» hace una semblanza muy real de lo que es hoy el Partido Socialdemocrata Español, (yo lo defino siempre asi ). Me parece muy real.

Leave A Reply

Your email address will not be published.