La televisión en España es una basura

8
Imagen de una tienda de venta de electrodomésticos. / Efe
Imagen de la zona de las televisiones en una tienda de venta de electrodomésticos. / Efe

La televisión en España es una basura. Para el ciudadano-telespectador, claro. Para el empresario privado es una mina de oro. Y para el ejecutivo de las cadenas públicas, un excelente lugar de transición donde hacer amigos y experimentos, y engordar el currículo antes de dar el salto a proyectos más rentables.

La televisión en España es una basura porque los políticos y sus asesores han diseñado un sistema que deja las cadenas privadas en manos de dos grandes empresas: Atresmedia (Antena 3, La Sexta, Neox, Nova y Mega) y Mediaset (Telecinco, Cuatro, FDF, Divinity, Energy y Boing). Un duopolio que en 2015 se ha quedado con el 58% de la audiencia y ha recibido el 86% de la inversión publicitaria. Un cártel que acapara el poder televisivo; que maneja a su antojo el mercado; que desprecia la competencia; que se burla de las legislaciones destinadas a la protección de los telespectadores; que se chotea de la regulación de los tiempos máximos de publicidad; que se descojona, en resumen, de la Ley de Televisión Privada que regula la gestión indirecta del servicio público esencial de la televisión, cuya titularidad corresponde al Estado español.

La televisión en España es una basura porque no ofrece servicio público de calidad. El éxito del duopolio privado, que es el éxito de empresarios relacionados con los grupos políticos que forman el bipartidismo, la casta, coincide con el hundimiento de la televisión pública. En 2015, la primera cadena de TVE ha obtenido los peores resultados de audiencia de sus sesenta años de historia: 9,8%, hundiéndose por debajo de la barrera psicológica del 10%. Y unos informativos que han perdido el liderazgo, con espacios de referencia como los telediarios o Informe Semanal, y que se han convertido en el hazmerreir de la profesión periodística. Sin credibilidad, sin calidad, sin audiencia. Simples altavoces gubernamentales, órganos de desinformación.

La televisión en España es una basura porque así lo quieren aquellos que han diseñado el modelo actual, que no son otros que quienes acaparan el poder, político y económico, quienes han convertido el electrodoméstico en un gran negocio y en un arma de manipulación masiva.

La televisión generalista en España es una basura, y por eso cada año aumenta el consumo de televisión de pago: un 18,8% de la audiencia total en 2015. Quizá por eso, porque la televisión en España es una basura, se ha producido una gran noticia: aumenta por primera vez en mucho tiempo el número de librerías: Según datos provisionales de la Conferencia Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL), en 2015 se censaron en España 3.895 librerías, 245 más que el año anterior.


loading...

8 Comments
  1. canela fina says

    bueno, a parte de la verborrea gruesa y falta de rigor, por no utilizar el mismo estilo del escribidor, recordar que las dos estrellas, la sexta y cuatro han permitido dar muchísima visibilidad a podemos, y tb ciudadanos, y que la tve ha caído en picado desde la eliminación por parte del pp de la norma de zapatero psoe de los 2/3.
    Tampoco es exclusivo de las televisiones, la prensa escrita y de internet es sectaria y tendenciosa al máximo también, cuasi basura, necesario ver todo para tener el criterio lo mas limpio posible.

  2. santaklaus says

    A lo mejor es por eso por lo que ya no veo la TV. Ni un día. Ni un minuto. Y qué a gusto se vive, oye. La mierda que se la coman los comemierdas.

  3. Piedra says

    Que la basura les alimente a esos cabrones. No veo televisión: me entristece y me impide discurrir. ¡Al peo!

  4. Desde Lel -El Pinos- (Alicante) says

    Que razón tiene el escribiente de este artículo.
    El problema ya no tiene arreglo, por la famosa Ley de Televisión Privada que regula la gestión indirecta del producto. Más cuando, para poder tener una emisora de televisión, tienes que conseguir una licencia como si de un Taxi se tratase, ojo con mucho respeto para los taxistas. Tampoco ha de ser tan fácil como la licencia de caza, pero que sean siempre los mismos los que lo tienen todo, hace pensar mal. Por no hablar de las emisoras de Radio, ¿quien las tiene? los mismos que las televisiones o las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Adoctrinamiento, lástima que tengamos una neonata democracia que todavía está en la incubadora.

  5. ROBERTO says

    …SI AL PUEBLO LO HACEMOS INCULTO E IGNORANTE ,,,SERA MAS FÁCIL DE ENGAÑAR ,,tele5,,,POR EJEMPLO …QUIEN TIENE LA INFORMACIÓN TIENE EL PODER ,,,la prensa dice : (tele5 la cadena mas mas vista 2015) …

Leave A Reply

Your email address will not be published.